• Enviar
  • Imprimir

La seguridad y protección de los periodistas y sus colaboradores, y el derecho internacional humanitario y la labor periodística

22-11-2007 Entrevista

El derecho internacional humanitario (DIH) establece la obligación de respetar a los periodistas civiles asignados a conflictos armados y protegerlos contra cualquier forma de ataque intencional. El DIH concede a los periodistas civiles la misma protección que a las personas civiles, siempre que no participen directamente en las hostilidades.

Entrevista con Antonella Notari, jefa del proyecto del CICR sobre la protección conferida por el DIH a los periodistas que realizan misiones profesionales en conflictos armados. 

(En el presente artículo, el término " periodistas " se refiere a los periodistas y a sus colaboradores).

 
Seguridad y protección de los periodistas  

 

  ¿Qué disposiciones contiene el DIH sobre la protección de los periodistas que realizan la cobertura de conflictos armados?  

     

Según el artículo 79 del Protocolo adicional I a los Convenios de Ginebra de 1949, 

los periodistas que realicen misiones profesionales peligrosas en las zonas de conflicto armado serán considerados personas civiles (...);

serán protegidos como tales de conformidad con los Convenios y el presente Protocolo, a condición de que se abstengan de todo acto que afecte a su estatuto de persona civil (...).

En la norma 34 del capítulo 10 del estudio sobre el derecho internacional humanitario consuetudinario realizado por el CICR en 2005, se establece que " los periodistas civiles que realicen misiones profesionales en zonas de conflicto armado serán respetados y protegidos, siempre que no participen directamente en las hostilidades " , y se observa que " la práctica de los Estados establece esta regla como una norma de derecho internacional consuetudinario aplicable tanto en los conflic tos armados internacionales como en los no internacionales " .

En todos los conflictos armados, el DIH prohíbe explícitamente los siguientes actos contra personas que no participan o que han dejado de participar activamente en las hostilidades: los atentados contra la vida y la integridad corporal, especialmente el homicidio en todas sus formas, las mutilaciones, los tratos crueles, la tortura y los suplicios, la toma de rehenes, los atentados contra la dignidad personal, especialmente los tratos humillantes y degradantes, las condenas dictadas y las ejecuciones sin previo juicio ante un tribunal legítimamente constituido, con garantías judiciales reconocidas como indispensables por los pueblos civilizados. Véase el artículo 3 común a los Convenios de Ginebra.

  ¿Qué puede hacer el CICR para proteger a los periodistas durante los conflictos armados?  

     

La LÍNEA DIRECTA del CICR es un servicio destinado a los periodistas que se encuentran en problemas durante un conflicto armado. Los periodistas, los medios de comunicación que los emplean o los familiares pueden alertar al CICR y solicitar ayuda cuando un periodista ha desaparecido, o ha sido herido, muerto o detenido.

Algunos de los servicios de protección que el CICR puede prestar a los periodistas son los siguientes: en el marco de las visitas que el CICR hace a personas detenidas, averiguar si se ha notificado una detención o captura; siempre que sea posible, proporcionar de inmediato información sobre el paradero de un periodista buscado a sus familiares, al medio de comunicación que lo emplea y a la respectiva asociación profesional; restablecer el contacto entre el periodista y sus familiares; realizar la búsqueda activa de periodistas desaparecidos; recuperar y trasladar o repatriar restos mortales, y tr asladar a periodistas heridos. 

Este servicio es puramente humanitario. El CICR presta ayuda a los periodistas con la mayor rapidez posible si ello se encuentra dentro de sus posibilidades y ámbito de acción. Los pedidos de ayuda pueden presentarse a través de la LÍNEA DIRECTA del CICR (las 24 horas al día, todos los días), llamando al teléfono +411 79 217 32 85, o en la oficina más cercana del CICR. 

Como promotores del DIH ante las autoridades civiles y militares, los actores no estatales en conflictos armados y otras partes, el CICR procura dar a conocer y hacer respetar las normas que protegen a los periodistas y a las personas civiles en general.

Además, cooperamos con iniciativas de otras organizaciones que contribuyen a la seguridad de los periodistas, por ejemplo las sociedades nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, el Instituto Internacional para la Seguridad de la Prensa, Reporteros sin Fronteras, la UNESCO y otras.

  ¿Qué pueden hacer por los periodistas las sociedades nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja?  

Las sociedades nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja que cuentan con experiencia en formación en primeros auxilios pueden organizar cursos especiales para periodistas en los países de origen de éstos, a fin de mejorar su preparación, su conocimiento de los riesgos y su capacidad de afrontar una emergencia sanitaria. Estas aptitudes pueden ser útiles para periodistas que cumplen misiones en situaciones de desastre natural, conflicto armado y otros tipos de violencia.

Las sociedades nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja cuyas actividades incluyen la difusión del DIH pueden mejorar el conocimiento de la protección que ese ordenamiento jurídico confiere a los periodistas.

  ¿Por qué el CICR se preocupa en este momento por la suerte que corren los periodistas en los conflictos armados?  

     

Hace tiempo que el CICR actúa en favor de los periodistas; la LÍNEA DIRECTA del CICR existe desde 1985. Sin embargo, los crecientes ataques contra los periodistas en los conflictos armados y en otras situaciones de violencia nos han inducido a estudiar otras formas de contribuir a la seguridad y la protección de los periodistas. Es muy alarmante observar que, tal como sucede para los civiles en general, la seguridad de los periodistas en los conflictos armados se deteriora cada vez más. Además, el hecho de silenciar a los periodistas o asustarlos para que se vayan de las zonas de crisis priva al público de información sobre las crisis en el mundo, a la que debería poder acceder. A nuestro modo, deseamos destacar la importancia de la labor periodística para nosotros y para las personas que ayudamos en el terreno, y realizar acciones concretas en el plano humanitario para ayudar a morigerar la violencia contra los periodistas.

  ¿Cuál es la opinión del CICR acerca del proyecto de tratado internacional sobre la protección de los periodistas en conflictos armados y otros ámbitos?  

     

En nuestra opinión, es muy urgente e importante lograr que los Estados divulguen y hagan respetar estrictamente las disposiciones jurídicas existentes que protegen a los periodistas (véase más arriba). Si se alcanza el consenso en torno a la elaboración de nueva legislación internacional, estamos dispuestos a acompañar el proceso en la medida de nuestras posibilidades y en el marco de nuestro cometido. Todas las medidas que sirvan para reforzar las normas existentes serán bienvenidas .

  ¿Qué hay que hacer para mejorar la seguridad y la protección de los periodistas en los conflictos armados y otros ámbitos?  

Hay que apoyar y hacer respetar las leyes que protegen a los periodistas contra los ataques. Consideramos que todos los actores que participan en conflictos armados deben estar informados sobre esas normas y las responsabilidades que les incumben, en particular los miembros de las fuerzas armadas y de seguridad y los actores no estatales.

Los periodistas deben estar preparados para afrontar los peligros de los conflictos armados y de otras situaciones de violencia a través de la formación y de otros medios de asesoramiento y apoyo. Deben contar con el respaldo de los medios de comunicación que los emplean. Dichas condiciones deben aplicarse tanto a los periodistas que ocupan cargos permanentes como a los independientes.

Las organizaciones dedicadas a la protección de los periodistas han formulado otras recomendaciones en relación con las medidas que habría que adoptar a fin de mejorar la seguridad de dichos profesionales; véase, por ejemplo, el informe sobre la encuesta mundial del Instituto Internacional para la Seguridad de la Prensa (INSI), de marzo de 2007.

 
El derecho internacional humanitario y la labor periodística 

 

  ¿Por qué los periodistas deberían conocer el DIH cuando realizan la cobertura de conflictos armados?  

     

En los conflictos armados contemporáneos, que se respete o se infrinja el DIH es parte importante de la historia. Las violaciones de las leyes suelen ser una causa importante de las cr isis humanitarias y políticas. El hecho de quebrantar las leyes puede afectar el éxito de la misión de los combatientes. La probabilidad de que las personas acusadas de crímenes de guerra sean llevadas a juicio es cada vez mayor, y es importante comprender los antecedentes jurídicos de esos procesos cuando se escribe sobre ellos.

El hecho de comprender lo que significan ciertas acciones y sucesos desde el punto de vista del DIH permitirá mejorar la calidad de los reportajes de guerra. Ayudará a los periodistas a formular preguntas pertinentes, observar los hechos desde ángulos interesantes, investigar la historia detrás de la historia y alimentar el debate sobre los derechos y obligaciones de los actores que intervienen en el terreno y en otros ámbitos.

La labor periodística de calidad, enfocada desde la perspectiva del DIH, puede hacer una diferencia. Puede influir en la formulación de las políticas, en la toma de decisiones y en el comportamiento. En otras palabras, puede fortalecer la voluntad de respetar la ley, combatir la impunidad y proteger a las personas civiles.

  ¿Dónde pueden obtener los periodistas información sobre el DIH? ¿Con qué recursos cuentan?   

     

En algunos países, los periodistas pueden asistir a los cursos de formación que ofrecen las universidades o las asociaciones profesionales. Algunas sociedades nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja organizan talleres u otras sesiones informativas sobre el DIH, destinadas a periodistas. El CICR también organiza ese tipo de sesiones en varios países, a menudo en colaboración con otros socios.

 

    Puede encontrarse material informativo en los sitios Web de las organizaciones dedicadas a cuestiones relacionadas con el DIH o que ponen a disposición de los periodistas recursos relacionados con los conflictos armados, como www.crimesofwar.org. El sitio Web del CICR es consultado muy a menudo por autoridades normativas y por profesionales que abordan cuestiones relativas al DIH en sus respectivos ámbitos laborales.
 

En muchos países, puede solicitarse la colaboración de expertos para que proporcionen información y opiniones sobre cuestiones relativas al DIH, por ejemplo los asesores jurídicos de las sociedades nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja o del CICR, profesores o investigadores, expertos gubernamentales, expertos de ONG reconocidas y muchos más.

Asimismo, el CICR y los miembros del Proyecto sobre crímenes de guerra están elaborando una herramienta digital que se utilizará en los talleres sobre DIH destinados a los medios de comunicación, que se comenzará a utilizar en 2008 y estará en idioma inglés.

  ¿Cuál es, según el DIH, la forma en que los medios de comunicación deben tratar ciertos temas relacionados con los conflictos armados, en particular los relativos a los prisioneros de guerra y las personas civiles?  

     

En el artículo 13 del III Convenio de Ginebra y en el artículo 27 del IV Convenio de Ginebra se dispone que los prisioneros de guerra deberán ser protegidos en todo tiempo, especialmente contra todo acto de violencia o de intimidación, contra los insultos y la curiosidad pública. Esto significa que, al publicar imágenes de prisioneros de guerra o de civiles, los medios de comunicación deben respetar la dignidad y la seguridad de esas personas.