Níger: nueva afluencia de refugiados que han huido de la violencia en Nigeria

02 octubre 2014
Níger: nueva afluencia de refugiados que han huido de la violencia en Nigeria
Comuna de Diffa, Níger. Colaboradores del CICR y voluntarios de la Cruz Roja de Níger explican a los beneficiarios cómo se realizará la distribución. CC BY-NC-ND / CICR / A. Oumarou

El conflicto que tiene lugar en el nordeste de Nigeria continúa afectando la región de Diffa, en el extremo este de Níger. A lo largo de las últimas semanas, miles de personas que han huido de los recientes enfrentamientos entre el ejército nigeriano y grupos armados se han dirigido a Diffa, en busca de seguridad.

“Se trata del movimiento de población más importante que se ha producido en los últimos meses”, dijo Loukas Petridis, jefe de la delegación del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en Níger. La población, integrada mayormente por mujeres y niños, ha huido de las localidades de Bama, Baga, Doron Baga y Kaya Kura, donde el ejército nigeriano y grupos armados se han enfrentado recientemente. “Esas personas carecen prácticamente de todo y dependen por completo de la solidaridad de las comunidades que las acogen y de la ayuda de los organismos humanitarios”, explica el señor Petridis.

Socorros de urgencia para desplazados y residentes

Los desplazados viven en Diffa en condiciones muy precarias. “Les saquearon o incendiaron todas sus pertenencias, incluidas sus viviendas, cuando se produjeron los ataques”, señala Marc Fumeaux, experto en seguridad económica del CICR.

En Diffa, algunas personas han tenido que instalarse en refugios improvisados (de lona o de paja), en las afueras de la ciudad. Los más afortunados se encuentran en casa de familias de acogida, que tienen dificultades para asegurar su propia subsistencia. “Necesitan con urgencia víveres y artículos de primera necesidad”, añade Marc Fumeaux, preocupado también por la situación de la población residente que acoge a los desplazados.

Comuna de Diffa, Níger. Colaboradores del CICR y voluntarios de la Cruz Roja de Níger explican a los beneficiarios cómo se realizará la distribución. CC BY-NC-ND / CICR / A. Oumarou

A fin de satisfacer las necesidades urgentes de ayuda humanitaria de los desplazados y de aliviar a las familias residentes vulnerables, el CICR y la Cruz Roja de Níger acaban de distribuir víveres para más de 2.000 personas (274 familias desplazadas y 65 familias residentes vulnerables) en Diffa. Además, 203 familias recibieron surtidos de artículos de primera necesidad (mantas, lonas alquitranadas, mosquiteros, esterillas, ropa y utensilios de cocina).

Asistencia a los desplazados en las islas del lago Chad

Numerosos desplazados se han refugiado también en las islas del lago Chad. En estas islas  normalmente se instalan pescadores estacionales y comerciantes, pero la población ahora se decuplicado a raíz de la afluencia de desplazados que han huido de los combates. “La población desplazada y la población residente tienen un acceso muy limitado al agua potable, a la infraestructura sanitaria y a la atención médica. Al subir las aguas, el acceso a las islas es un verdadero reto logístico, y la inseguridad impide la llegada de numerosos organismos humanitarios”, explica Yssouf Koné, jefe de la subdelegación del CICR en Diffa.

Desde el mes de mayo, el CICR y la Cruz Roja de Níger han podido distribuir víveres para unas 3.516 personas en las islas de Koita Mota, Gadira, Karamga y Tumbun Boka. “Uno de nuestros equipos está ahora en el terreno para efectuar nuevas evaluaciones”, precisa el señor Koné.

Acceso al agua y a los servicios de salud

En la localidad de N’guba, a 80 km de Diffa, el CICR acaba de finalizar la rehabilitación de un pozo de gran capacidad que permitirá abastecer de agua a unas 12.000 personas en las comunas de Bosso, Tumur y Nguba. “El acceso al agua es una cuestión vital en esta región. Sin acceso al agua potable, los pobladores no tienen más opción que beber agua de los estanques, lo que implica graves riesgos para la salud”, indica Tiémoko Ouattara, especialista en agua del CICR. Desde que comenzó la crisis en mayo de 2013, el CICR perforó 13 nuevos pozos equipados de bombas manuales, construyó un nuevo pozo de hormigón y rehabilitó otros nueve pozos de hormigón para facilitar el acceso al agua en favor de los desplazados y los residentes de los departamentos de Diffa, Bosso y Mainé Soroa. Además, en Bulangu Yaku, a 12 km de Diffa, se rehabilitó una pequeña toma de agua potable equipada con dos fuentes y un bebedero para los animales.

Comuna de Diffa, Níger. Una familia desplazada recibe alimentos y artículos de primera necesidad. CC BY-NC-ND / CICR / A. Oumarou

En el centro hospitalario regional de Diffa, el CICR procedió a cuatro donaciones de medicamentos y material médico. En Bosso, donde se concentran numerosos desplazados, se estableció una asociación con el centro de salud integrado local. Una primera donación de medicamentos y material médico permite al centro atender mejor a los enfermos y los heridos de la población desplazada y de la población residente.

Comuna de Diffa, Níger. Personas desplazadas dejan el centro de distribución llevando consigo alimentos y otros artículos de supervivencia. CC BY-NC-ND / CICR / A. Oumarou

El CICR está sumamente preocupado por la afluencia de refugiados a la región de Diffa. “Los riesgos de un deterioro de la seguridad en el nordeste de Nigeria son preocupantes, podrían dar lugar a una afluencia mayor de personas, sobre todo hacia Níger.

En cooperación con los demás componentes del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, nos preparamos para hacer frente a una situación humanitaria incluso más difícil en la región de Diffa”, explicó Loukas Petridis, jefe de la delegación del CICR en Níger.

Para más información:
Oumarou Daddy Rabiou, CICR, Niamey, tel.: +227 96 66 99 12
Jean-Yves Clémenzo, CICR, Ginebra, tel.: +41 22 730 22 71 ó +41 79 217 32 17