Página archivada:puede contener información desactualizada

Angola: casi treinta años ayudando a las víctimas de las minas

10-07-2008 Comunicado de prensa 08/122

Luanda/Ginebra (CICR) – El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha puesto el programa de rehabilitación física en favor de las víctimas de las minas en Angola al cuidado del Ministerio de Salud, después de prestar apoyo, durante casi 30 años, a los centros de rehabilitación de Luanda, Huambo y Kuito.

La competencia del personal y la calidad del equipamiento han alcanzado un alto nivel y corresponde ahora a las autoridades angoleñas mantener a largo plazo la buena calidad de los servicios en favor de las víctimas de las minas, sin ayuda del CICR.

De 1975 a 2002, miles de personas civiles y militares murieron o resultaron heridas a causa del uso masivo de las minas antipersonal y de la extrema violencia del conflicto armado en Angola. En 2004 había, según el Ministerio de Salud, unos 80.000 amputados en el país a causa de las minas terrestres, entre los cuales mucho niños y mujeres. El país sufrirá por largo tiempo las trágicas consecuencias de las minas terrestres. Landmine Monitor señala que, en 2006, hubo 134 accidentes relacionados con las minas. En los tres primeros meses de 2007, se registraron 21 accidentes.

" Además de prestar una ayuda directa a las víctimas de las minas, nuestra principal empeño desde que terminó la guerra fue dotar a Angola de instrumentos modernos y de personal capacitado " , dice Maryse Limoner, jefa de la delegación del CICR en Luanda. " Esto ha incrementado la capacidad de producir aparatos y dispositivos ortopédicos en el país y garantizar su mantenimiento, así como de dar a las personas la rehabilitación física que necesitan. Nos complace hoy pasar la plena responsabilidad del programa a las autoridades angoleñas. El mayor desafío ahora es que las personas que necesitan ayuda tengan acceso a la asistencia, pues parte de la asistencia del CICR era facilitar el transporte de ida y vuelta al centro. "

Durante los 29 años de cooperación con el Ministerio de Salud de Angola, el CICR gastó unos 42 millones de francos suizos en capacitación y en suministro de equipamiento a los tres centros de rehabilitación física, lo que hizo posible producir casi 32.000 miembros artificiales, 724 ortosis y unos 38.500 pares de muletas. Además, distribuyó más de 900 sillas de ruedas. En tres décadas, miles de angoleños se han beneficiado del programa del CICR.

Tan pronto como se concluyó el acuerdo de paz en 2002, Angola inició los trámites necesarios para la firma y la ratificación de la Convención de Ottawa relativa a la prohibición de las minas antipersonal. Angola es Estado Parte en esta Convención desde enero de 2003.

  Para más información:  

  Maryse Limoner, CICR, Luanda, tel.: +244 924 06 85 23  

  Anna Schaaf, CICR, Ginebra, tel.: +41 22 730 2271 ó +41 70 217 32 17  

     

  Véase también :  

 
"Angola: colección de fotografías"