La Asamblea General de la ONU debe centrarse en las personas más vulnerables atrapadas en medio de los conflictos

15 septiembre 2017
La Asamblea General de la ONU debe centrarse en las personas más vulnerables atrapadas en medio de los conflictos

Nueva York (CICR) – Al llegar a Nueva York, para la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el presidente del CICR, Peter Maurer, afirmó:

"Esta Asamblea General se reúne en un momento crítico, con conflictos más numerosos y complejos en todo el mundo. En los últimos seis meses, he visitado algunos de los conflictos más brutales y prolongados. Hace cuatro semanas, estuve en Sudán del Sur. Poco antes había estado en Yemen, y antes de eso, en Siria, Myanmar y Ucrania. En cada una de esas visitas, estuve con las personas que más sufren. El propósito de mi presencia aquí esta semana es justamente la urgencia de aliviar el sufrimiento de esas personas."

El tema del debate general de la Asamblea General de la ONU de este año es "Centrarse en las personas: por la paz y una vida digna para todos en un planeta sostenible". Durante el debate general, los líderes mundiales se dirigirán a la Asamblea General y participarán en reuniones de alto nivel sobre las cuestiones mundiales más urgentes. El CICR es miembro observador de las Naciones Unidas y participa en la semana de alto nivel de la Asamblea General de la ONU. El presidente Maurer participará en debates cruciales sobre Siria, Irak, Yemen, República Centroafricana, y sobre prevención de la hambruna.

Además, pronunciará un discurso en la ceremonia de firma del Tratado sobre la prohibición de las armas nucleares.

"La decisión de ´centrarse en las personas´ es la decisión correcta", dijo el señor Maurer. "En mis recientes viajes, he podido ver con claridad que "centrarse en las personas" significa, en la práctica, centrarse en las personas vulnerables que están atrapadas en medio de conflictos letales. Lo cual exige prestar atención a cuestiones de prevención críticas. Si no abordamos estas cuestiones, los civiles seguirán pagando el precio, y habrá más ataques contra instalaciones de salud y más trabajadores humanitarios muertos; los países arrasados por las guerras seguirán siendo una amenaza contra la estabilidad y la seguridad tanto regional como internacional."

El CICR es una organización humanitaria independiente, que está en la línea del frente y se esfuerza por prevenir el sufrimiento mediante la promoción y el fortalecimiento del derecho humanitario y los principios humanitarios universales. En ese sentido, el CICR tiene con la ONU un objetivo común: prevenir el sufrimiento humano.

"El secretario general de la ONU hace hincapié en una nueva forma de trabajar que reconoce lo que el CICR ve en el terreno, en las zonas de conflicto", añadió el señor Maurer sobre la relación con las Naciones Unidas y los principios del derecho internacional humanitario. "La naturaleza de los conflictos prolongados significa que debemos prestar asistencia vital inmediata y, al mismo tiempo, mantener los servicios esenciales a largo plazo. El incumplimiento de las leyes de la guerra es una afrenta contra nuestra humanidad y una amenaza a la vida."

"Los líderes reunidos aquí esta semana tienen el poder de lograr que el derecho internacional humanitario sea respetado y aplicado. Así sea en la conducción de las hostilidades o en la circulación de armas, las partes beligerantes y quienes las apoyan deben esforzarse más para respetar las leyes de la guerra. La acción humanitaria no debe ser rehén de fines políticos ni tampoco ser definida por modelos operacionales que no reflejen la realidad actual. Debemos sostener nuevas relaciones con los civiles necesitados y hallar nuevas formas de financiar ese apoyo. Es hora de que todos cumplamos nuestra promesa y apoyemos a los más vulnerables."

Para más información:

Diana Santana, CICR, Nueva York, tel.: +1 (212)-599-6021

Suscríbase a nuestro boletín