Colombia, vivir en medio del conflicto: Episodio 4 - La llamada más cara del mundo

Los episodios se estrenarán individualmente cada 15 días y se podrán leer en nuestra página web.

18 mayo 2021
Colombia, vivir en medio del conflicto: Episodio 4 - La llamada más cara del mundo

Buscar señal para llamar por celular o enviar un mensaje no parece peligroso, pero en zonas afectadas por el conflicto armado sí puede serlo. Con solo 17 años, Katherine depende de dos prótesis para moverse. Ella había escuchado hablar de los artefactos explosivos, pero nunca creyó que alguien pudiera dejar uno tan cerca de su casa.

Transcripción:

[Katherine]: Mi nombre es Katherine, tengo 24 años, vivo en el municipio de Puerto Asís. Soy ama de casa, tengo un niño de un año y, ahora, por el virus me mantengo todo el día en mi casa.

[Deysa Rayo]: La vida de Katherine cambió drásticamente hace 7 años cuando un artefacto explosivo le quitó sus piernas. Por eso, hoy depende de dos prótesis para moverse.

[Katherine]: Ocurrió un 20 de enero del 2013, en la vereda la Almea, me encontraba en la finca de mi mamá, y allá no hay señal en todas partes, entonces tocaba salir a coger señal como a 200 metros de la casa...

[Deysa Rayo]: Y ahí estaba el artefacto explosivo. Exactamente en el lugar donde se podían realizar llamadas y recibir mensajes por el celular.

[Katherine]: Yo estaba cogiendo señal y pues habían puesto la mina donde uno cogía señal exactamente, y pues me paré encima de unos palitos...

[Deysa Rayo]: Bienvenidos a "Colombia: vivir en medio del conflicto". Soy Deysa Rayo y los estaré acompañando en este espacio creado por el Comité Internacional de la Cruz Roja para compartir las historias que están detrás de las estadísticas, historias de personas que, como Katherine, se enfrentan a la adversidad, se levantan, trabajan y hoy quieren compartir sus experiencias para evitar que más colombianos sufran accidentes similares.

[Deysa Rayo]: Antes de empezar advertimos que este episodio puede contener descripciones sensibles, que no son aptas para todo público.

[Deysa Rayo]: Volvamos a 2013, cuando Katherine pisó la mina antipersonal.

Ella recuerda que en ese momento no sintió dolor. Se sentía asustada, estaba en shock y aturdida por el ruido.

Las consecuencias fueron muy graves, como lo han sido para las 962 personas que de 2018 a 2020 fueron víctimas de accidentes por artefactos explosivos, de acuerdo con el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Ana María Hernández, coordinadora de la Unidad de Contaminación por Armas del CICR en Colombia, explica cómo estos eventos traumáticos afectan la vida de las personas.

[Ana María Hernández]: Los accidentes por artefactos explosivos transforman de manera definitiva la vida de las personas, quedan con unas consecuencias de carácter físico y psicológico. Las personas normalmente que sobreviven requieren de una atención de manera definitiva durante toda su vida y esto no solamente impacta la vida de esas víctimas sino también la de sus familiares. Por eso, hay que ver todo lo que está detrás de las cifras, no es solamente un número, sino ver la historia de estas personas y cómo tratan de sobrellevar el accidente y todo lo que eso conlleva.

[Deysa Rayo]: Las cifras nos ayudan a entender la dimensión del problema, pero lo que no nos muestran los números es que detrás hay historias como la de Katherine; hay familias sufriendo, hay sueños, proyectos y vidas que cambian...

[Katherine]: En ese momento, que pisé la mina, escuché una explosión, bastante grande el ruido, y pues quedé consciente, pero a la vez por el ruido, como aturdida ¿no? No intenté ni levantarme ni nada, solo al rato llegó mi mamá y mis hermanos, y comenzaron a llorar todos. Entonces yo me preguntaba que qué había pasado y nadie me decía nada.

[Deysa Rayo]: Antes del accidente, Katherine había escuchado hablar de los artefactos explosivos, pero nunca creyó que alguien pudiera dejar uno tan cerca de su casa.

[Katherine]: Nunca habían dicho que las iban a colocar por acá cerca ni nada, entonces mi reacción al momento en que yo escuché la explosión fue mover las piernas, porque pues yo ya había escuchado que las minas, que lo que le afectaba a uno eran las piernas, los brazos. Y yo moví las piernas y yo sentía que movía las piernas en el instante del accidente, entonces yo dije "no, no me pasó nada" pero no intenté pararme. Pero dicen que lo que yo hice se llama "miembro fantasma" ... que a pesar de que uno no tiene los pies, los siente.

[Deysa Rayo]: Después de esto, el padrastro de Katherine llegó para auxiliarla...

[Katherine]: Y cuando él me cargó, pues yo me miré que me faltaban las piernas y pues en ese momento quedé en shock. No me salían lágrimas, nada... Cerré los ojos y ya... no quería mirarme.

[Deysa Rayo]: La historia de Katherine no debería repetirse, pero la realidad es que en zonas de conflicto hay varios lugares en los que aún es probable que haya artefactos explosivos.

Por ejemplo, debemos evitar lugares donde se han presentado combates o han transitado actores armados, infraestructuras como puentes, oleoductos, acueductos, torres eléctricas y sus alrededores son zonas de riesgo, es decir, lugares donde es más probable encontrar artefactos explosivos.

Otras zonas donde pueden encontrarse estos artefactos son las fuentes de agua y pozos, así como donde hay mucha sombra por los árboles. También en zonas de extracción minera, lugares donde se han presentado desplazamientos, confinamientos o restricciones de movilidad. Las casas o sitios abandonados a la orilla de los ríos también son zonas de riesgo.

Una recomendación importante: si usted no sabe si una zona es segura o no, es mejor que piense que NO es segura, y siga estas recomendaciones que da Katherine:

[Katherine]: Si vamos a un lugar desconocido o han dicho que van a colocar minas o hay de pronto señales de que hay minas, debemos caminar por caminos, no salirnos del sendero, no recoger objetos que de pronto estén por ahí botados.

[Deysa Rayo]: Los artefactos explosivos sin estallar o que estén abandonados siguen dejando muchas víctimas. Las recomendaciones de Katherine son vitales para que estos accidentes no sigan ocurriendo.

[Deysa Rayo]: En los últimos años el Comité Internacional de la Cruz Roja ha identificado un aumento preocupante en el número de eventos por artefactos explosivos.

La presencia de artefactos explosivos genera consecuencias humanitarias directamente en la población civil, que está protegida por las normas de la guerra.

El CICR asiste a las personas víctimas de artefactos explosivos y apoya a las comunidades para que elaboren sus planes de contingencia, teniendo en cuenta sus propios mecanismos de respuesta con el fin de prevenir accidentes por artefactos explosivos.

Gracias por escucharnos. Soy Deysa Rayo y este es el podcast "Colombia: vivir en medio del conflicto".

Agradecemos a Katherine por compartirnos su historia. La reportería y el guion son de Juliana Abdala y Laura Vélez, y la producción es de Akorde Podcast.

Gracias por escucharnos. Hasta la próxima.

 ← VOLVER A LA PÁGINA DEL CICR EN COLOMBIA