Colombia

7.600
personas, en su su mayoría campesinos que habitan zonas afectadas por el conflicto y la violencia, mejoraron la producción de alimentos.
64.000
detenidos se beneficiaron del trabajo del CICR en las prisiones.
13.600
habitantes de zonas afectadas por artefactos explosivos aprendieron a evitar accidentes.
17.100
personas tienen mejores condiciones sanitarias, acceso al agua e infraestructura comunitaria.
770
víctimas del conflicto y la violencia recibieron apoyo psicosocial y psicológico.
11.900
personas con discapacidad mejoraron sus condiciones de vida en centros de rehabilitación física, por medio de prótesis, sillas de ruedas u otros aparatos ortopédicos, además de apoyo profesional.

Suscríbase a nuestro boletín