Declaración del CICR sobre una empleada secuestrada en Yemen

11 agosto 2016

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) desea confirmar que el vídeo que actualmente circula en los medios de comunicación muestra, efectivamente, a su empleada Nourane Houas. Nourane fue secuestrada camino a su trabajo en Saná, Yemen, el 1 de diciembre de 2015.

Imploramos a sus secuestradores que la liberen sana y salva. Estamos en contacto permanente con los familiares de Nourane y con las autoridades competentes, dentro y fuera de Yemen.

El CICR no quiere especular sobre la identidad de los secuestradores ni hacer ningún otro comentario sobre el vídeo. Hacemos todo lo que está a nuestro alcance para lograr el regreso de Nourane a salvo, y no ayudaría que nos refiriéramos a los detalles públicamente.

El CICR también pide a los medios de comunicación y al público que eviten seguir difundiendo el vídeo, por respeto y consideración a Nourane y a sus familiares. Una vez más, instamos a los secuestradores de Nourane a que muestren compasión y respeto por la dignidad humana, común a todos nosotros, y que liberen a Nourane sana y salva.