El ejército liberiano se prepara para proteger al personal de salud

01 diciembre 2015
El ejército liberiano se prepara para proteger al personal de salud
Liberia. Monrovia, barracas militares Edward Binzah Kesselly. Sesión de capacitación de las Fuerzas Armadas de Liberia, organizadas con el apoyo del CICR, acerca de la conducción de operaciones de búsqueda e intervenciones en puntos de control. 01.06.2015 CC BY-NC-ND/CICR/Yamila Castro

Las fuerzas armadas de Liberia incorporaron recientemente recomendaciones de "Asistencia de salud en peligro" en su manual de entrenamiento militar, con ayuda del CICR. El manual consta ahora de un capítulo completo sobre "Asistencia de salud en peligro", donde se establecen orientaciones dirigidas a los soldados liberianos para que realicen las operaciones militares preservando el acceso de las personas a la asistencia de salud.

Tal como indica la costumbre militar, el día comienza muy temprano para unos 20 oficiales de las fuerzas armadas liberianas reunidos en el Centro de Entrenamiento Barclay, en su cuartel general de Monrovia. Los oficiales tienen una misión que cumplir: elaborar nuevas directrices que fortalezcan las normas existentes y faciliten la labor del personal médico y militar.

Uno de los oficiales, el capitán Golafale, explica de qué se trata: "Las operaciones militares y la asistencia de salud están en relación estrecha. A veces, decimos que los médicos y los enfermeros son nuestros mejores amigos. Cuando realizamos operaciones, sabemos que tenemos que protegerlos y respetarlos porque seguramente tendremos heridos en las operaciones. Esta relación es muy importante".

Nester Urey, asesor jurídico del CICR, agrega: "Lo que hoy hagamos en el taller sin duda repercutirá en las generaciones futuras."

"Todo jefe militar que tenga que conducir un ataque cerca de una instalación médica debe saber de qué forma puede garantizar la seguridad del personal médico y los pacientes que allí se encuentren. Debe realizar una evaluación. Después de hacerla, sabrá qué nivel de fuerza utilizar", continúa el capitán Golafale.

"Antes de lanzar una operación, todos, desde los soldados rasos hasta los más altos jefes, deben conocer no solo el objetivo de la misión, sino también sus derechos y responsabilidades. El DIH establece que el personal de salud debe ser autorizado a evacuar a las víctimas, tanto civiles como combatientes, de la zona de conflicto", añade.

Liberia. The Armed Forces of Liberia learn about HCiD as part of their training in international humanitarian law. CC BY-NC-ND / ICRC

El taller finalizó después de dos jornadas de debates intensos. No tardó en dar frutos. Solo unos meses después, algunas cuestiones de "Asistencia de salud en peligro" fueron incluidas en el capítulo 13 del "Manual de entrenamiento sobre derecho de los conflictos armados de las Fuerzas Armadas Liberianas".

El capítulo explica los procedimientos relativos a las precauciones que deben tomarse al conducir un ataque, las evacuaciones por tierra, las operaciones de registro en instalaciones de salud y otras situaciones en las que el personal y las instalaciones de salud, las ambulancias, los barcos y las aeronaves están protegidos por el DIH. Se analizan, además, las posibles consecuencias de la acción militar en el personal médico y sus pacientes, en circunstancias diversas. Por otro lado, se brindan recomendaciones para que el entrenamiento garantice el respeto del derecho y la protección del personal de salud, los heridos y los enfermos durante las operaciones militares.

El capitán Tarplah, jefe de Asuntos Públicos, expresa: "Es muy importante elaborar directrices operacionales sobre cómo interactuar con el personal de salud para permitir la protección de las instalaciones y el personal de salud, los pacientes y quienes los visitan. Nuestra intención no es causarles daño, sino conducir operaciones en condiciones de seguridad difíciles".

Explica, asimismo, que los civiles resultan afectados y, por lo tanto, se los debe informar mejor: "Estas directrices redundan en interés de todos. Si el acceso a la asistencia de salud durante las crisis es seguro en Liberia, la población no tendrá temor de acudir al hospital. Es importante que la población civil no solo conozca el derecho, sino que sienta que la protege".

El taller de Monrovia se basó en los resultados de las consultas sobre "Asistencia de salud en peligro" realizadas en Sídney en 2013. En esa ocasión, 27 expertos de todo el mundo analizaron prácticas operacionales militares que podrían mejorar la protección de la asistencia de salud en situaciones de conflicto armado.

Los resultados se presentan como recomendaciones prácticas y medidas aplicables localmente dirigidas a las fuerzas armadas estatales en la publicación "Promoción de prácticas operacionales militares que mejoren la seguridad del acceso a la asistencia de salud y de la prestación de servicios médicos".

Estas prácticas deberían adoptarse al planificar y conducir operaciones militares a fin de evitar que tengan impacto negativo en la prestación de asistencia de salud en los conflictos armados. Las fuerzas armadas pueden incorporarlas en órdenes militares, reglas de enfrentamiento, procedimientos operativos estándar, manuales de entrenamiento y otros instrumentos.