Israel y el territorio palestino ocupado: la destrucción de viviendas prevista es ilegal

17 octubre 2015

Jerusalén-Ginebra (CICR) ─ El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) insta al Gobierno israelí a que cese de inmediato los planes de destrucción punitiva de seis viviendas particulares en Cisjordania. Estas viviendas pertenecen a familias de palestinos acusados de infracciones penales y, según el CICR, esas demoliciones constituirían un castigo colectivo.

"Las familias y las comunidades no deben ser castigadas ni responsabilizadas por actos que no cometieron personalmente. Si se procede a esta próxima serie de demoliciones, según lo previsto, ello solo hará cundir el clima de miedo y venganza que predomina en la actualidad, lo que sería contraproducente", señaló Jacques de Maio, jefe de la delegación del CICR en Israel y los territorios ocupados.

Tras el anuncio del Gobierno israelí, las fuerzas de seguridad israelíes han iniciado el proceso de demoliciones punitivas, las cuales serían inminentes.

"En estas circunstancias, destrucciones de este tipo o la práctica de inundar las viviendas con cemento representan un castigo colectivo, lo que está prohibido por el derecho internacional humanitario", precisó el señor de Maio. "Exhortamos a las autoridades a que revoquen esas órdenes y abandonen esta política."

Para más información:
Krista Armstrong, CICR, Jerusalén, tel.: +972 52 601 91 50
Nadia Dibsy, CICR, Jerusalén, tel.: +972 52 601 91 48
Dibeh Fakhr, CICR, Ginebra, tel.: +41 22 730 37 23 o +41 79 447 37 26