Las mujeres hablan con mujeres: testimonios de trabajadoras humanitarias del CICR en medio de crisis y conflictos

19 agosto 2019
  • El Día Mundial de la Asistencia Humanitaria 2019 honra especialmente a las trabajadoras humanitarias.
  • CICR: es necesario brindar mejor protección a las mujeres en la guerra.
  • ONU: las crisis humanitarias afectan en forma desproporcionada a las mujeres.
    La ONU calcula que el 83% de la población yemení desplazada son mujeres y niños.
    Sudán del Sur: mujeres afectadas por violencia sexual sistémica

 

GINEBRA – El Día Mundial de la Asistencia Humanitaria (lunes 19 de agosto) honra a las trabajadoras humanitarias que sirven y apoyan a las comunidades afectadas en zonas de conflicto en todo el mundo. 

Su labor es particularmente importante en los lugares y los conflictos donde las mujeres y los niños son afectados en forma desproporcionada, ya sea porque pierden su hogar o su familia o porque sufren la amenaza o la realidad de la violencia sexual. Las trabajadoras humanitarias brindan acceso vital a esas personas y comunidades.

En Yemen, por ejemplo, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) calcula que un 83% de las personas que se han desplazado en el interior del país o que han regresado a este son mujeres y niños. Las mujeres embarazadas y lactantes son especialmente vulnerables en tiempo de conflicto: se calcula que hay tres millones de mujeres y jóvenes en edad fértil que necesitan apoyo en Yemen. Según cifras de la ONU, un millón cien mil mujeres embarazadas padecen desnutrición a raíz de los reiterados periodos de escasez de alimentos.

En Sudán del Sur, donde los enfrentamientos han tenido consecuencias para millones de personas, las mujeres y los niños son los más afectados. En 2018, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) atendió en sus hospitales a 121 menores de quince años de edad y a 125 mujeres con heridas de arma. Las mujeres y los niños representaron el 30% de los pacientes que llegaron con heridas de arma a instalaciones de salud que reciben apoyo del CICR.

El CICR reconoce que, así como las mujeres no siempre son víctimas, los hombres también son vulnerables y, en algunas situaciones, lo son desproporcionadamente. La mayoría de las víctimas de desaparición forzada son hombres, por lo que madres, esposas y hermanas quedan a la espera de respuestas que les permitan dar un cierre a lo acontecido. Los hombres tienen mayores probabilidades de morir en los conflictos, por lo que las mujeres quedan como jefas de hogar, con una familia que mantener y niños que criar. En nuestra respuesta humanitaria, la prioridad es hallar formas de empoderar a las mujeres y minimizar los riesgos que afrontan.

Algo es muy claro: todos -mujeres, hombres, niñas, niños- merecen recibir protección y ayuda en tiempo de conflicto armado, y quienes responden y trabajan junto a ellos también merecen reconocimiento y protección en virtud del derecho internacional. A continuación, algunos testimonios.

#MujeresHumanitarias

YEMEN: "Para comprender lo que están atravesando las familias, hay que tener la capacidad de sentarse y hablar con las mujeres."

La enfermera irlandesa Avril Patterson ha pasado la última década en zonas de conflicto y situaciones de emergencia, desde Liberia hasta Afganistán o Siria, donde pasó cuatro años. Se instaló en Yemen el año pasado, precisamente en Saná, la ciudad capital, para conducir el programa de salud que lleva adelante el Comité Internacional de la Cruz Roja.

Nota para editores y productores: Pueden solicitar videos de las actividades del CICR en Yemen y Siria y fotografías de Avril en el terreno. Aquí encontrarán más información sobre las actividades del CICR en Yemen.

SUDÁN DEL SUR: "A veces, los pacientes dicen qué bueno y qué raro es que los atienda una cirujana."

Nadia Rudneck es una médica brasileña que está realizando su primera misión con el CICR. Se especializó en atención de traumatismos y urgencias porque quería ser médica humanitaria. Trabaja en el hospital militar de Yuba, en Sudán del Sur, donde es la única cirujana mujer. Está disponible para brindar entrevistas en portugués y en inglés.

Nota para editores y productores: Pueden solicitar videos de Nadia trabajando en el terreno y de las actividades del CICR en Sudán del Sur. Aquí encontrarán más información sobre las actividades del CICR en Sudán del Sur.

GEORGIA: "He podido ver que el hecho de ser mujer abre puertas. La gente quería venir a hablarme, confiaban en mí."

Valeska Martínez es antropóloga forense y trabaja con el CICR en Georgia. Es oriunda de Chile y comenzó su carrera en Perú, antes de trabajar en lugares como Somalilandia, Mauritania, El Salvador, Ecuador y Brasil. Está asentada en Sukhumi, donde se ocupa, junto con un equipo integrado principalmente por mujeres, de casos de personas dadas por desaparecidas en el conflicto de la década de 1990. Valeska está disponible para entrevistas en inglés o en español.

Nota para editores y productores: Pueden solicitar videos de las actividades del CICR en Georgia y fotografías de Valeska en el terreno. Aquí encontrarán más información sobre las actividades del CICR en relación con las personas desaparecidas.

GINEBRA: "Siempre he sentido que, en el terreno, ser mujer es una gran ventaja."

Patricia Danzi es directora de las actividades del CICR en África. Supervisa todas las actividades de la institución en ese continente. Tiene a su cargo a 7.000 empleadas y empleados. Patricia fue atleta olímpica y trabaja para el CICR desde 1996. Ha cumplido diversas funciones en el terreno y ahora trabaja desde Ginebra. Está disponible para entrevistas en francés, inglés, español o alemán.

Nota para editores y productores:

Pueden solicitar videos de las actividades del CICR en países africanos.

Para concertar entrevistas o solicitar más información, por favor comunicarse con adminpress@icrc.org, tel.: + 41 22 730 34 43.