Nicaragua: ofrece CICR capacitación en manejo de cadáveres en situaciones de desastres y epidemias

Nicaragua: ofrece CICR capacitación en manejo de cadáveres en situaciones de desastres y epidemias

Managua. Expertos de la delegación regional del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para México y América Central ofrecieron el “Seminario Virtual sobre el Manejo Forense de Fallecidos en Situaciones de Desastres y Epidemias” con participación de miembros del Ministerio de Relaciones Exteriores, de la Policía Nacional, del Sistema Penitenciario, del Instituto de Medicina Legal y de la Cruz Roja Nicaragüense.
Comunicado de prensa 23 abril 2020 México Nicaragua

El coordinador regional forense de México y América Central del CICR, Andrés Rodríguez Zorro, compartió la experiencia del CICR sobre procedimientos que facilitan la identificación de personas fallecidas, como también sobre la recuperación y transporte de cadáveres, la disposición digna de los cuerpos, el manejo del estrés y autocuidado, entre otros.

"Si el personal sanitario o los primeros respondientes utilizan de forma adecuada el equipo de protección personal y se siguen los lineamientos, se puede dar un trato profesional y digno a los cuerpos. Esto responde a las necesidades de las familias que están pasando por un momento doloroso por la pérdida de su ser querido", dijo Andrés Rodríguez Zorro.

Para este curso, que tuvo el apoyo y coordinación de la Misión del CICR en Nicaragua, la Lic. Ana Carolina Picado, Secretaria Nacional y Responsable de programas de Apoyo Psicosocial de la Cruz Roja Nicaragüense, brindó su experticia impartiendo una sesión sobre la importancia de brindar apoyo psicosocial a los primeros respondientes al igual que a los familiares de víctimas.

Por parte de Nicaragua participaron integrantes del Instituto de Medicina Legal de la Corte Suprema de Justicia, de la Policía Nacional, del Sistema Penitenciario Nacional y del Ministerio de Relaciones Exteriores.

El CICR es una organización independiente y neutral que se esfuerza por prestar protección y asistencia humanitarias a las víctimas de los conflictos armados y de otras situaciones de violencia. Toma medidas para responder a las emergencias y promueve, al mismo tiempo, el respeto del derecho internacional humanitario y su aplicación en la legislación nacional.