Siria: se incrementa la ayuda, en medio de intensos enfrentamientos en la provincia de Alepo

10 febrero 2016

A medida que se deteriora la situación humanitaria en el norte de Siria, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha declarado que incrementará el volumen de la ayuda destinada a las personas atrapadas en la última oleada de violencia.

Se estima que, debido a la reciente intensificación de las hostilidades, se han desplazado unas 50.000 personas, principalmente en zonas del norte de la provincia de Alepo. Algunas rutas de suministro que se utilizaban para transportar socorros han sido cortadas.

El CICR trabaja en estrecha coordinación con la Media Luna Roja Árabe Siria (MLRAS), que ha distribuido gran parte de los nuevos socorros, con inclusión de alimentos y agua.

"Los enfrentamientos someten a los civiles a una presión enorme. Las temperaturas son extremadamente bajas y, sin una provisión adecuada de alimentos, agua y alojamiento, las personas desplazadas tratan de sobrevivir en condiciones sumamente precarias", dijo Marianne Gasser, jefa de la delegación del CICR en Siria, que se halla en Alepo.

Durante los últimos días, se distribuyeron alimentos para 10.000 familias. Asimismo, se han enviado tanques de agua a una zona situada al norte de Alepo, adonde han llegado unas 10.000 personas desplazadas. En los próximos días, se proporcionará más asistencia, en particular, en la forma de medicamentos.

La intensificación de las hostilidades también ha afectado considerablemente a los habitantes de la ciudad de Alepo, donde el sistema de suministro de agua ha dejado de funcionar. Ahora, la población depende de más de 100 puntos de agua instalados por el CICR, la MLRAS y las autoridades locales de abastecimiento de agua. Por otra parte, la población sufre también la escasez generalizada de combustible y de energía eléctrica.

"El panorama es extremadamente difícil para decenas de miles de personas, debido al recrudecimiento de la violencia. Para muchos, la situación ya era muy grave antes de este último estallido de violencia", dijo la señora Gasser.

"A causa de las hostilidades, resulta difícil acceder a muchos lugares. Sin embargo, en colaboración con la MLRAS y con las autoridades y grupos locales, seguiremos haciendo todo lo posible para proporcionar más ayuda en los próximos días".

Para más información:
Rafiullah Qureishi, CICR, Damasco, tel. móvil: +963 993 70 08 47
Dibeh Fakhr, CICR, Ginebra, tel.: +41 22 730 37 23 or +41 79 447 37 26 Twitter: @DFakhrICRC