Visitas de familiares: una necesidad emocional

02 mayo 2017

Las visitas de familiares a las personas privadas de libertad son de vital importancia en el plano emocional, tanto para estas como para aquellos. El caso de los palestinos recluidos en lugares de detención israelíes no es la excepción.

Desde 1968, el CICR dirige y administra un programa de visitas de familiares que permite a los habitantes de la franja de Gaza, Cisjordania, Jerusalén y el Golán ocupado visitar a sus familiares recluidos en lugares de detención israelíes.

Israel detiene a palestinos dentro de su territorio, pero no en el territorio ocupado, tal como establece el derecho de la ocupación. Por eso, los familiares que desean visitar a una persona detenida tienen que obtener autorizaciones especiales, soportar largas esperas para cruzar terminales y puestos de control, y emprender largos viajes para encontrarse con sus seres queridos.

Esta galería de fotografías muestra a algunos familiares de detenidos palestinos que han participado en el programa de visitas de familiares que dirige el CICR.

Suscríbase a nuestro boletín