Yemen: se necesita una pausa humanitaria inmediata de 24 horas para aportar ayuda médica

04 abril 2015

Saná/Ginebra – El CICR está alarmado por la grave situación humanitaria en Yemen y pide una inmediata pausa humanitaria. Todas las rutas aéreas, terrestres y marítimas deben abrirse sin demora durante al menos 24 horas para permitir que la ayuda llegue a las personas que han quedado aisladas después de más de una semana de intensos bombardeos aéreos y violentos enfrentamientos en todo el país.

Pese a los enormes esfuerzos desplegados y a los reiterados contactos efectuados la semana pasada con todas las partes en el conflicto, aún no ha sido posible hacer llegar al país los insumos médicos y el personal de salud que se necesitan con suma urgencia.

"Necesitamos con urgencia un cese inmediato de las hostilidades para permitir que las familias en las zonas más afectadas, como Adén, se aventuren a salir para obtener alimentos y agua o atención médica", dijo Robert Mardini, jefe de Actividades Operacionales del CICR en Oriente Próximo y Oriente Medio. "Debe permitirse que nuestros suministros de socorro y nuestro personal de cirugía ingresen al país y lleguen en condiciones seguras a los lugares más afectados, a fin de prestar ayuda. De otro modo, para decirlo con todas las letras, el número de muertos será aún mayor. La probabilidad de que los heridos sobrevivan depende de que entremos en acción en horas, no en días".

Los hospitales y clínicas que atienden a los numerosos heridos que proceden de todas partes de Yemen están agotando sus reservas de medicamentos y equipos vitales. En muchas zonas del país, la población también sufre escasez de combustibles y de agua, mientras que las reservas de alimentos se están acabando con rapidez. Todos los días, hay decenas de personas muertas o heridas. Las calles de Adén están sembradas de cadáveres y la gente teme salir de sus casas.

Más de 49 toneladas de medicamentos y materiales quirúrgicos que se necesitan con urgencia, suficientes para tratar entre 2.000 y 3.000 personas, están listas para ser transportadas a Yemen por barco y avión, cuando se obtenga la autorización. El CICR también está preparado para despachar carpas, generadores eléctricos y suministros para reparar la red de abastecimiento de agua, que ha sufrido daños. Un equipo de cirugía formado por cuatro personas se halla en Yibuti, a la espera de partir a la ciudad portuaria de Adén, en el sur de Yemen.

Cedric Schweizer, que encabeza el equipo de más de 300 personas que el CICR tiene en Yemen, dijo que se debe permitir que los equipos médicos y los socorristas trabajen en condiciones seguras: "Intentan trasladar a los heridos a los hospitales y retirar los cadáveres de las calles de Adén, sobre todo para que los familiares puedan despedir a sus seres queridos y sepultarlos de manera adecuada".

Desgraciadamente, tres voluntarios de la Media Luna Roja de Yemen perdieron la vida en ataques deliberados, mientras acudían en ayuda de personas que habían sido heridas durante los enfrentamientos. Debe ponerse fin de inmediato a este ciclo mortífero.

La población de Yemen ha soportado años de conflicto, sequía e inseguridad. Esto ha socavado su resistencia y ha dejado a las personas en una situación particularmente vulnerable a las consecuencias humanas, económicas y ambientales de este nuevo recrudecimiento de las hostilidades. Su situación se ha tornado insoportable y deben recibir los socorros sin más demoras.

De conformidad con el derecho internacional humanitario, se debe permitir que la asistencia humanitaria llegue hasta las personas que la necesitan. Las fuerzas armadas y los grupos armados no deben obstaculizar deliberadamente la entrega de socorros. Incluso las personas que se hallan bajo el control de los grupos de oposición tienen derecho a recibir los alimentos y medicamentos vitales para su supervivencia

El derecho internacional humanitario también impone a las partes en un conflicto la obligación de respetar la neutralidad de la misión médica y de permitir el paso seguro del personal de salud. Este ordenamiento jurídico también les exige permitir que los civiles que desean salir de una zona de conflicto lo hagan en condiciones de seguridad.

Además de su respuesta de emergencia, desplegada en la primera semana desde que comenzaron los ataques aéreos, el CICR ha distribuido insumos médicos a los hospitales en la provincia central de Shabwah, y colchones y mantas a hospitales situados en Taiz y Saná. Tres centros de ortopedia y rehabilitación física apoyados por el CICR en Saná, Taiz y Mukalla están preparados para proseguir su labor a largo plazo.

Para más información:
Marie Claire Feghali, CICR, Saná, tel.: +967 71 194 4343, tel. satelital: +8821621116248
Sitara Jabeen, CICR, Ginebra, tel.: +41 22 730 24 78# ó +41 79 536 92 31#

Suscríbase a nuestro boletín