El brote de cólera en Yemen

A pesar de ser una enfermedad completamente tratable, miles de personas han muerto por el brote de cólera desatado en Yemen en 2017. El sistema de salud está diezmado por años de guerra implacable, los insumos y la atención médica son escasos, al igual que el acceso al agua potable y al saneamiento.

Sanaá, Hospital 22 de Mayo. La afluencia de pacientes de cólera supera las capacidades de la institución. CC BY-NC-ND / CICR / T. Toure

Sanaá, Hospital 22 de Mayo. La afluencia de pacientes de cólera supera las capacidades de la institución. CC BY-NC-ND / CICR / T. Toure

En diciembre pasado, el brote de cólera en Yemen alcanzó el hito del millón de infectados. A pesar de ser una enfermedad completamente tratable, miles de personas han muerto por esta razón, en un país en el que los insumos y la atención médica son escasos, al igual que el acceso al agua potable.

La guerra en Yemen ha diezmado por completo el sistema de salud. Más de la mitad de las personas tienen poco acceso a la atención básica de salud, y menos del 45% de los hospitales funcionan y el personal de salud no da abasto para atender las necesidades. Además del cólera, otras enfermedades contagiosas como la difteria comenzaron a propagarse en el país.

Más del 80% de la población de Yemen carece de alimentos, combustible, agua potable y acceso a servicios de salud, lo que la torna particularmente vulnerable ante enfermedades que en otros lugares del mundo se curan o están erradicadas.

El 5 de mayo de 2017, el Ministerio de Salud y Población de Saná declaró el estado de emergencia raíz del brote de cólera que estalló a fines de abril. A partir de allí, las cifras de afectados se incrementaron de manera exponencial.

"En teoría, es fácil prevenir el cólera: hay que lavarse bien las manos, beber agua potable y consumir alimentos hervidos o cocinados. Pero en Yemen, el agua potable es un lujo."

Johannes Bruwer, jefe adjunto de la delegación del CICR en Yemen

La acción del CICR ante el cólera en Yemen

En respuesta a esta epidemia sin precedentes, el CICR envía insumos médicos esenciales, como fluidos intravenosos, sales de rehidratación oral, antibióticos y pastillas de cloro. El personal de salud y los ingenieros del CICR prestan servicios a una veintena de centros de atención de casos de cólera en todo el país.

Aeropuerto de Saná. Personal del CICR recibe 58 toneladas de suministros médicos como respuesta de emergencia para combatir el brote de cólera.CC BY-NC-ND / CICR / R. El Hage

Aeropuerto de Saná. Personal del CICR recibe 58 toneladas de suministros médicos como respuesta de emergencia para combatir el brote de cólera.CC BY-NC-ND / CICR / R. El Hage