Tratado sobre Comercio de Armas será ley, pero siguen preocupando las transferencias

24 septiembre 2014
Tratado sobre Comercio de Armas será ley, pero siguen preocupando las transferencias

Ginebra (CICR) – Más de 50 Estados ya han ratificado el Tratado sobre el Comercio de Armas que reglamenta las transferencias internacionales de armas convencionales, lo que significa que entrará en vigor dentro de tres meses. Para los millones de personas en el mundo que todos los días sufren los horrores y las calamidades de los conflictos armados, este tratado internacional representa un paso esencial hacia la reducción del sufrimiento humano.

"Si se lo aplica de buena fe y de forma consecuente, el tratado evitará que las armas terminen en manos de quienes pueden llegar a emplearlas para cometer crímenes de guerra o violaciones graves del derecho de los derechos humanos", dijo Peter Maurer, presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR). "De este modo, ayudará a proteger la vida, la salud y el bienestar de millones de personas en el mundo. El CICR insta a todos los Estados a comprometerse con estos objetivos adhiriéndose al tratado lo antes posible".

Los controles inadecuados de la disponibilidad de armas convencionales facilitan las violaciones del derecho internacional humanitario y ponen en peligro la asistencia médica y humanitaria. En virtud del Tratado sobre el Comercio de Armas, las decisiones sobre transferencias de armas quedan sujetas a consideraciones humanitarias y se imponen controles estrictos al suministro de armas.

"Más armas sólo empeoran las cosas. Hoy, mientras las armas siguen afluyendo a zonas donde se desarrollan conflictos brutales, recordamos a todos los Estados exportadores de armas que deben abstenerse de transferir armas a partes beligerantes que manifiestamente perpetran crímenes de guerra o cuando existe el riesgo sustancial de que lo hagan", señaló el señor Maurer.

Esta prohibición se fundamenta en la obligación de los Estados partes en los Convenios de Ginebra de respetar y hacer respetar el derecho internacional humanitario.

El Tratado sobre el Comercio de Armas, adoptado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en abril de 2013, es la primera respuesta mundial a los sufrimientos humanos causados por la amplia disponibilidad y el uso indebido de toda una serie de armas convencionales, desde las armas pequeñas y las municiones a los tanques de guerra, aviones de combate y buques de guerra.

Para más información:
Ewan Watson, CICR, Ginebra, tel.: +41 22 730 33 45 ó +41 79 244 64 70

Suscríbase a nuestro boletín