Liberia: higiene para comunidades más saludables y felices

21-10-2013 Reportaje

La Cruz Roja de Liberia, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y el CICR construyen letrinas e imparten formación a los voluntarios para mejorar los hábitos de saneamiento en sus comunidades, ya que estas actividades contribuyen al desarrollo.

Nikpachilu es una pequeña aldea de 20 familias en el condado de Maryland, enclavada entre una plantación de hevea, el bosque y los campos de mandioca.

En 2011, la Cruz Roja de Liberia y el CICR evaluaron las prácticas de higiene en las zonas remotas, incluyendo Nikpachilu. Los resultados fueron contundentes: había que mejorar la higiene y el saneamiento.

Cambio de hábitos

“Las comunidades más remotas no tenían agua potable”, dice Mary Freeman, responsable de higiene de la Cruz Roja de Liberia. “Desconocían los hábitos de higiene básicos, como  lavarse las manos después de usar la letrina o poner los utensilios de cocina en una repisa en lugar del piso. Las personas usaban los campos y los bosques para baños y sanitarios”. El saneamiento deficiente era la principal causa de enfermedades transmitidas por el agua.

La situación exigía más que tan sólo pozos y bombas de agua y letrinas. Era necesario cambiar los hábitos de higiene y la manera de pensar de las comunidades.

“En pos de la eficiencia y para lograr que todos pudieran adquirir buenos hábitos de higiene, impartimos formación a varios voluntarios de cada comunidad para que enseñaran y motivaran a las familias”, explica Marie. “También convencimos a las personas de que instalaran estantes o alacenas para los utensilios de cocina, se deshicieran adecuadamente de los restos de comida, utilizaran apropiadamente los pozos y también de que usaran las letrinas existentes y construyeran otras si fuera posible, en lugar de hacer sus necesidades al aire libre”.

Promotores de higiene voluntarios

Victor es un agricultor joven y dinámico de Nikpachilu, que recibió formación como promotor de higiene voluntario. El equipo del CICR y de la Cruz Roja de Liberia ha seguido de cerca su trabajo. Dos años más tarde, Victor sigue promoviendo la higiene en su comunidad. Durante una reciente visita, compartió con orgullo los avances logrados.

“Al principio, teníamos que repetir una y otra vez las mismas instrucciones de higiene. Casi tuvimos que obligar a las familias a guardar correctamente los utensilios de cocina, a deshacerse apropiadamente de los restos de comida y a lavarse las manos antes de tocar los alimentos”, cuenta Victor. “A medida que pasaba el tiempo, se dieron cuenta de que algunas enfermedades eran cada vez menos frecuentes, sus hijos se volvían más saludables y la comunidad gastaba menos en atención médica”.

Progreso real

Durante nuestra visita, comprobamos que había pequeños recipientes de agua junto a cada letrina, que en cada casa había una repisa de bambú para los utensilios de cocina y que las familias utilizaban las letrinas y los baños de la comunidad. Incluso vimos una letrina y un baño construidos por una familia en forma privada.

“Ir al bosque se hacía difícil para mi esposa, con nuestros hijos pequeños. Después de ver las instalaciones construidas por la Cruz Roja y conversar con los equipos de salud del CICR, decidí construir una letrina y un baño para mi familia”, dice el granjero Steven Moore.

La aldea está lejos, y la Cruz Roja de Liberia carece de recursos y de transporte apropiado, de modo que sus equipos ahora visitan Nikpachilu sólo dos veces al año. Victor continúa sus tareas como promotor de salud voluntario. “A medida que los niños crecen, necesitan adoptar estos hábitos nuevos”, explica. También seguirá supervisando el funcionamiento de la bomba manual de la aldea, la única fuente de agua potable para las 20 familias de Nikpachilu.

Fotos

Nikpachilu es una pequeña aldea de 20 familias en el condado de Maryland, enclavada entre una plantación de hevea, el bosque y los campos de mandioca. 

Nikpachilu, condado de Maryland, Liberia.
Nikpachilu es una pequeña aldea de 20 familias en el condado de Maryland, enclavada entre una plantación de hevea, el bosque y los campos de mandioca.
© CICR / P. Yazdi / v-p-lr-e-00579

Steven Moore, el primer residente de Nikpachilu en construir sus letrinas y baño propios. 

Nikpachilu, condado de Maryland, Liberia.
Steven Moore, el primer residente de Nikpachilu en construir sus letrinas y baño propios. “Ir al bosque se hacía difícil para mi esposa, con nuestros hijos pequeños... Decidí construir una letrina y un baño para mi familia”.
© CICR / P. Yazdi / v-p-lr-e-00581

Steven y Jestina Moore en su cocina. La repisa para utensilios y artículos del hogar ayuda a mantener los alimentos sin gérmenes. 

Nikpachilu, condado de Maryland, Liberia.
Steven y Jestina Moore en su cocina. La repisa para utensilios y artículos del hogar ayuda a mantener los alimentos sin gérmenes.
© CICR / P. Yazdi / v-p-lr-e-00574

Unos simples postes de bambú junto a las letrinas son una forma práctica de almacenar agua para lavarse las manos. 

Nikpachilu, condado de Maryland, Liberia.
Unos simples postes de bambú junto a las letrinas son una forma práctica de almacenar agua para lavarse las manos.
© CICR / P. Yazdi / v-p-lr-e-00575

Marie Freeman, responsable de higiene de la Cruz Roja de Liberia y Victor, un residente de Nikpachilu que recibió formación para promover la higiene en su comunidad, junto a una de las repisas que mantienen los utensilios de cocina lejos del piso y de la suciedad. 

Nikpachilu, condado de Maryland, Liberia.
Marie Freeman, responsable de higiene de la Cruz Roja de Liberia y Victor, un residente de Nikpachilu que recibió formación para promover la higiene en su comunidad, junto a una de las repisas que mantienen los utensilios de cocina lejos del piso y de la suciedad.
© CICR / P. Yazdi / v-p-lr-e-00576

Durante nuestra visita, nos dimos cuenta de que había pequeños recipientes de agua junto a cada letrina, que en cada casa había una repisa para los utensilios de cocina y que las familias utilizaban las letrinas comunales y baños. 

Nikpachilu, condado de Maryland, Liberia.
Durante nuestra visita, nos dimos cuenta de que había pequeños recipientes de agua junto a cada letrina, que en cada casa había una repisa para los utensilios de cocina y que las familias utilizaban las letrinas comunales y baños.
© ICRC / P. Yazdi / v-p-lr-e-00577

One of the latrines build by the International Federation of Red Cross and Red Crescent Societies, the ICRC and the Liberian Red Cross in 2012. 

Nikpachilu, Maryland County, Liberia.
One of the latrines build by the International Federation of Red Cross and Red Crescent Societies, the ICRC and the Liberian Red Cross in 2012. Each latrine is used by four families.
© ICRC / P. Yazdi / v-p-lr-e-00578

Colocar los utensilios de cocina en una repisa y no directamente sobre el piso es una mejora. 

Nikpachilu, condado de Maryland, Liberia.
Colocar los utensilios de cocina en una repisa y no directamente sobre el piso es una mejora.
© CICR / P. Yazdi

Victor recibió formación como promotor de higiene voluntario y el equipo del CICR y de la Cruz Roja de Liberia ha seguido de cerca su trabajo. Dos años más tarde, Victor sigue promoviendo la higiene en su comunidad y, durante una reciente visita, compartió con orgullo los avances logrados. 

Nikpachilu, condado de Maryland, Liberia.
Victor recibió formación como promotor de higiene voluntario y el equipo del CICR y de la Cruz Roja de Liberia ha seguido de cerca su trabajo. Dos años más tarde, Victor sigue promoviendo la higiene en su comunidad y, durante una reciente visita, compartió con orgullo los avances logrados.
© CICR / P. Yazdi / v-p-lr-e-00580

Secciones relacionadas