Nepal: los familiares de personas desaparecidas reciben apoyo psicosocial

29-08-2012 Entrevista

El conflicto interno en Nepal duró diez años y finalizó en 2006. Sin embargo, más de mil personas siguen desaparecidas. En 2010, el CICR inició un programa llamado "Hateymalo", que significa "unamos nuestras manos". El programa Hateymalo ayuda a los familiares de personas desaparecidas a afrontar la ambigüedad de su pérdida prestándoles apoyo psicológico, sociocultural, económico y jurídico/administrativo. Yubaraj Adhikari, responsable del proyecto, explica los objetivos del programa.

¿Qué es el apoyo psicosocial?

Mediante el apoyo psicosocial, se ayuda a los sobrevivientes de un desastre o de una crisis a que reanuden su vida normal. Este tipo de apoyo hace hincapié en la conexión entre nuestras necesidades psicológicas relacionadas con nuestras experiencias (nuestros pensamientos, emociones y comportamientos), por un lado, y por otro, en nuestra experiencia social (nuestras relaciones, la interacción con los demás, la integración en la comunidad, la tradición y la cultura).

¿Por qué era importante poner en práctica este programa en Nepal?

No había otras organizaciones que intentaran aliviar el sufrimiento psicológico y social que experimentan los familiares de las personas desaparecidas. El CICR sabe que sus necesidades son muy complejas, porque hemos trabajado en este ámbito, no sólo en Nepal sino en todo el mundo.

¿Cómo se aplica el programa y cuáles son sus perspectivas?

Ayudar a las familias en un contexto sociocultural diverso no es tarea fácil. Estamos implementando el programa Hateymalo en cooperación con varias ONG locales familiarizadas con la situación. Su función es, principalmente, facilitar las actividades. A su vez, las diferentes actividades se orientan a aliviar el sufrimiento psicológico, las dificultades económicas, la estigmatización y la discriminación, y a ayudar a estas personas a superar los obstáculos administrativos y jurídicos que afrontan.

Además, las organizaciones asociadas han establecido una red solidaria y comparten sus recursos. Gracias a esta red, hasta ahora han obtenido apoyo más de 700 familias de personas desaparecidas en 16 distritos, y el CICR tiene previsto ampliar el programa para abarcar otros 25 distritos en 2013 y así alcanzar a 550 familias más.

¿Qué es una red solidaria y por qué es necesaria?

Los familiares de las personas desaparecidas afrontan una serie de problemas muy diversos que los afectan desde el punto de vista social y cultural, económico, jurídico, psicológico y otros. Ninguna organización puede, por sí sola, abarcar todos estos temas, por más recursos que tenga. La única forma de ayudar eficazmente a estas familias es canalizar los recursos de varios organismos. Sobre esta base, Hateymalo ha establecido una amplia red de organismos locales y nacionales para apoyar a estas familias.

La red solidaria está formada por Heifer International, el Fondo de Empleo Helvetas, el proyecto CTEVT – Aptitudes para el Empleo, el Centro de Salud Mental y Orientación Psicosocial, el Hospital de Salud Mental, Lagankhel (Katmandú) y Sahakarmi Samaj (Banke).

Fotos

Yubaraj Adhikari 

Yubaraj Adhikari
© CICR

Mahadevpuri-5, distrito de Banke, Nepal. Un grupo de apoyo familiar analiza las actividades junto con colaboradores del CICR. El programa Hateymalo incluye grupos de apoyo formados por esposas y madres de personas desaparecidas, que se reúnen cada dos semanas para compartir sus sentimientos y experiencias. 

Mahadevpuri-5, distrito de Banke, Nepal. Un grupo de apoyo familiar analiza las actividades junto con colaboradores del CICR. El programa Hateymalo incluye grupos de apoyo formados por esposas y madres de personas desaparecidas, que se reúnen cada dos semanas para compartir sus sentimientos y experiencias.
© CICR / N. Shrestha / v-p-np-e-00245

Rajhena, distrito de Banke, Nepal. Sylvie Thoral, jefa de la delegación del CICR, recibe un cuadro que le entregan los acompañantes y miembros de un grupo de apoyo, durante la ceremoniade inauguración de un Chautari (lugar de descanso) que los familiares de personas desaparecidas erigieron en memoria de sus seres queridos. 

Rajhena, distrito de Banke, Nepal. Sylvie Thoral, jefa de la delegación del CICR, recibe un cuadro que le entregan los acompañantes y miembros de un grupo de apoyo, durante la ceremoniade inauguración de un Chautari (lugar de descanso) que los familiares de personas desaparecidas erigieron en memoria de sus seres queridos.
© CICR / N. Shrestha

Rajhena, distrito de Banke, Nepal. Los acompañantes y miembros de un grupo de apoyo y los colaboradores del CICR posan para una fotografía durante la ceremoniade inauguración de un Chautari (lugar de descanso) que los familiares de personas desaparecidas erigieron en memoria de sus seres queridos. 

Rajhena, distrito de Banke, Nepal. Los acompañantes y miembros de un grupo de apoyo y los colaboradores del CICR posan para una fotografía durante la ceremoniade inauguración de un Chautari (lugar de descanso) que los familiares de personas desaparecidas erigieron en memoria de sus seres queridos.
© CICR / N. Shrestha

Rajhena, distrito de Banke, Nepal. Sylvie Thoral, jefa de la delegación del CICR, y Bijula Adhikari, vicepresidenta de Mahila Upakar Munch, durante la ceremoniade inauguración de un Chautari (lugar de descanso) que los familiares de personas desaparecidas erigieron en memoria de sus seres queridos. 

Rajhena, distrito de Banke, Nepal. Sylvie Thoral, jefa de la delegación del CICR, y Bijula Adhikari, vicepresidenta de Mahila Upakar Munch, durante la ceremoniade inauguración de un Chautari (lugar de descanso) que los familiares de personas desaparecidas erigieron en memoria de sus seres queridos.
© CICR

Gulariya, distrito de Bardia, Nepal. Sylvie Thoral, jefa de la delegación del CICR, entrega un certificado de reconocimiento a Lilawati Tharu, presidenta de Tharu Women Upliftment Center (Centro Tharu de Apoyo a la Mujer), durante la transferencia de un programa de apoyo psicosocial del CICR a un grupo de autoayuda. 

Gulariya, distrito de Bardia, Nepal. Sylvie Thoral, jefa de la delegación del CICR, entrega un certificado de reconocimiento a Lilawati Tharu, presidenta de Tharu Women Upliftment Center (Centro Tharu de Apoyo a la Mujer), durante la transferencia de un programa de apoyo psicosocial del CICR a un grupo de autoayuda.
© CICR / N. Shrestha

Gulariya, distrito de Bardia, Nepal. Los miembros de un grupo de apoyo cantan durante una reunión en la que se realizó la transferencia de un programa de apoyo psicosocial. Las canciones relatan los sufrimientos de los familiares de personas desaparecidas. 

Gulariya, distrito de Bardia, Nepal. Los miembros de un grupo de apoyo cantan durante una reunión en la que se realizó la transferencia de un programa de apoyo psicosocial. Las canciones relatan los sufrimientos de los familiares de personas desaparecidas.
© CICR / N. Shrestha

Gulariya, distrito de Bardia,Nepal. La madre de una persona desaparecida se emociona mientras conversa con Sylvie Thoral, jefa de la delegación del CICR, durante la ceremonia de transferencia de un programa. 

Gulariya, distrito de Bardia,Nepal. La madre de una persona desaparecida se emociona mientras conversa con Sylvie Thoral, jefa de la delegación del CICR, durante la ceremonia de transferencia de un programa.
© CICR / N. Shrestha

Samsergunj, distrito de Banke, Nepal. Yubaraj Adhikari, responsable del programa del CICR, y Valery Mbaoh Nana, delegada de comunicación, visitan a la esposa de un desaparecido, quien recientemente recibióuna cabra, en el marco de uno de los programas del proyecto Hateymalo. Cuando la cabra para sus primeros cabritos, dará una de las hembras a otra familia vulnerable de la misma comunidad, como parte del programa  

Samsergunj, distrito de Banke, Nepal. Yubaraj Adhikari, responsable del programa del CICR, y Valery Mbaoh Nana, delegada de comunicación, visitan a la esposa de un desaparecido, quien recientemente recibióuna cabra, en el marco de uno de los programas del proyecto Hateymalo. Cuando la cabra para sus primeros cabritos, dará una de las hembras a otra familia vulnerable de la misma comunidad, como parte del programa "pasar el regalo".
© CICR / N. Shrestha / v-p-np-e-00244

Samsergunj, distrito de Banke, Nepal. Una beneficiaria del programa Hateymalo posa con la cabra que recibió hace poco tiempo.Cuando la cabra para sus primeros cabritos, dará una de las hembras a otra familia vulnerable de la misma comunidad, como parte del programa  

Samsergunj, distrito de Banke, Nepal. Una beneficiaria del programa Hateymalo posa con la cabra que recibió hace poco tiempo.Cuando la cabra para sus primeros cabritos, dará una de las hembras a otra familia vulnerable de la misma comunidad, como parte del programa "pasar el regalo".
© CICR / N. Shrestha

Bhandara, distrito de Chitwan, Nepal. Un padre señala el nombre de su hijo, en un monumento erigido por los familiares en memoria de sus seres queridos desaparecidos.  

Bhandara, distrito de Chitwan, Nepal. Un padre señala el nombre de su hijo, en un monumento erigido por los familiares en memoria de sus seres queridos desaparecidos.
© CICR / v-p-np-e-00243