Página archivada:puede contener información desactualizada

Sudán/Chad: el CICR continúa las gestiones para lograr la liberación de sus colaboradores secuestrados Gauthier Lefèvre y Laurent Maurice

05-01-2010 Entrevista

La pesadilla del secuestro continúa para los colaboradores del CICR Gauthier Lefèvre, secuestrado en Darfur occidental, Sudán, el 22 de octubre, y Laurent Maurice, capturado en el este de Chad el 9 de noviembre, hace casi dos meses. Daniel Duvillard, jefe de las actividades del CICR en África oriental, explica la situación.

 

     
   
Daniel Duvillard, el jefe de Operaciones del CICR para África oriental      
     

  ¿El CICR ha recibido información reciente sobre la situación de Gauthier y Laurent?  

     

El CICR ha estado en contacto directo con ambos. Además, seguimos en contacto con los secuestradores y con las autoridades nacionales y locales. Hacemos un seguimiento permanente de los acontecimientos.

 

Continuamos haciendo todo lo posible para lograr la liberación rápida y segura de nuestros colegas. Sin embargo, no podemos dar más detalles sobre nuestras gestiones porque queremos evitar decir algo que pudiera atentar contra la seguridad de nuestros colegas o contra los esfuerzos para lograr su liberación.

 

  ¿Qué más puede hacer el CICR?  

     

Nuestra prioridad es lograr que Gauthier y Laurent estén a salvo y que sean liberados en forma inmediata e incondicional. No sería conveniente dar más detalles sobre nuestras gestiones.

 

La responsabilidad por el trato y el bienestar de nuestros colegas está en manos de los secuestradores. Estamos preocupados por la seguridad de nuestros colegas. Lo hemos estado desde el primer día de la captura. Su seguridad es lo que más nos importa. La única forma de terminar con esta pesadilla es su liberación inmediata e incondicional.

 

Sabemos muy bien del dolor y la angustia que sufren los familiares de Gauthier y de Laurent. Queremos que sepan que estamos haciendo todo lo posible para lograr su rápida liberación. Tratamos de consolarlos, pero sólo la liberación de sus seres queridos puede llevarles tranquilidad.

 

 

  ¿De qué manera repercuten los secuestros en sus actividades en Sudán y en Chad?  

 

Como la seguridad es nuestra principal preocupación, estamos constantemente evaluándola. Tomamos todas las precauciones posibles para que nuestro personal trabaje en forma segura. Si bien hemos tenido que suspender algunos movimientos y adaptar nuestra presencia en Chad oriental y Darfur occidental, nos esforzamos por mantener los servicios esenciales que ninguna otra organización puede prestar. En particular, realizamos tareas en el campamento para desplazados en Gereida, sur de Darfur, y prestamos servicios esenciales como el de cirugía de emergencia en el hospital de Abéché  en Chad oriental. Seguimos prestando apoyo a los centros de atención primaria de la salud y a otras entidades locales. Además apoyamos las actividades de la Media Luna Roja Sudanesa y la Cruz Roja de Chad.

 

En zonas alejadas de Darfur y el este de Chad adonde muy pocas organizaciones llegan, el CICR ha participado en diversas actividades, como potabilización del agua disponible y ayuda para que la población pueda autoabastecerse a través de actividades agrícolas y cría de animales. El hecho de que hayamos tenido que reducir nuestra presencia en el terreno significa que ahora prestamos menos servicios. Lamentamos profundamente esa situación. Nuestra prioridad es lograr la liberación de nuestros colaboradores lo más pronto posible para poder destinar todos nuestros recursos a la labor humanitaria que tanto se necesita.

 

Por último, deseamos subrayar que, si bien hemos reducido nuestras actividades en las zonas mencionadas, en las demás partes de Chad y Sudán continuamos trabajando como antes.