Página archivada:puede contener información desactualizada

República del Congo: Un equipo del CICR visita la región de Pool

23-12-1999 Comunicado de prensa 99/51

El 9 y el 10 de diciembre, un equipo del CICR visitó las zonas afectadas por el conflicto en la parte meridional de la región de Pool, a 70 kilómetros al suroeste de Brazzaville. Es la primera vez que el CICR ha podido desplazarse a estas zonas desde que se reanudaron los combates en el país el mes de diciembre de 1998. La finalidad primordial de esta visita era evaluar la situación de seguridad general en los distritos de Kinkala y Boko y las necesidades de la población civil afectada.

Mientras que la situación de seguridad ha mejorado en algunas partes de Pool meridional en los últimos meses, en otras los civiles siguen atrapados en el conflicto; lo que causa gran preocupación al CICR.

Las necesidades más urgentes de la población son prueba del colapso total de los servicios administrativos y sanitarios en la zona. Dadas la inseguridad, la escasez de víveres, la falta de medicamentos y la ausencia de atención médica adecuada, desde el mes de julio más de 10.000 personas abandonan cada semana la región de Pool para marcharse a Brazzaville. Cada semana, asimismo, cientos de personas más afluyen a las principales ciudades de la región, Kinkala y Boko, en busca de asistencia. Algunas llegan de los bosques, a donde habían huido antes, y otras de los poblados vecinos. Las más de ellas, tanto niños como adultos, están malnutridas y necesitan urgentemente recibir asistencia médica. Varias personas dijeron al equipo del CICR que si muchas habían permanecido en su lugar de origen era porque no tenían fuerzas para caminar.

La destrucción de la instalación de tratamiento de agua en Kinkala ha dado lugar a una situación especialmente crítica: el 80% de las necesidades de ag ua se cubre con las aguas pluviales y la estación de lluvias terminará a comienzos de enero.

Los programas recientemente emprendidos en Boko y Kinkala por los organismos humanitarios no bastan para cubrir las necesidades de la población afectada. Si no se proporciona una mayor asistencia, continuará el desplazamiento de civiles malnutridos y enfermos.