Página archivada:puede contener información desactualizada

Sierra Leona. El CICR presta asistencia a los desplazados y se preocupa por la suerte que corren los niños soldados desmovilizados

25-05-2000 Comunicado de prensa 00/19

Esta semana, el CICR distribuyó, con la colaboración de la Cruz Roja de Sierra Leona, ayuda no alimentaria (mantas, esteras, jabón, lonas y baldes) a 11.640 desplazados (o sea, 1.354 familias, integradas en su mayoría por mujeres y niños). Estos desplazados, recien llegados a Lungi, en el norte de la península de Freetown (donde se encuentra el aeropuerto internacional), proceden principalmente de Port Loko, Masiaka y Makeni, y han huido de los combates librados en el país estas últimas semanas.

Al igual que los desplazados de muchos otros campamentos situados en el oeste de Sierrra Leona, pueden recurrir a la red de restablecimiento de contacto entre familiares para reanudarlo con sus parientes, gracias a los mensajes de Cruz Roja (distribuidos por los voluntarios de la Sociedad Nacional), o para buscar a miembros de la familia de los que carecen de noticias.

Así pues, dos niños de diez y tres años, John y Mariatu, pudieron reunirse con sus padres de los que se habían visto separados al huir de los combates en Waterloo. El CICR, que los había confiado a una institución para niños, los reunió con sus familiares el 15 de mayo: feliz desenlace que puso punto final a la angustia.

Otros niños preocupan igualmente al CICR: los niños soldados desmovilizados y los niños que corren peligro de ser reclutados. A fin de garantizar la protección de esos menores, el jefe de la delegación del CICR se entrevistó, estos últimos días, con varios interlocutores que representan a las distintas partes en cuestión, para llamar su atención sobre esa cuestión que sigue siendo de actualidad en Sierra Leona.