Página archivada:puede contener información desactualizada

República Democrática del Congo/Burundi: Reunión de familiares que habían estado separados cuatro años

02-05-2002 Comunicado de prensa 02/18

El 29 de abril, el CICR reunió a una familia burundesa que había estado separada más de cuatro años. Jean, dos de sus hijos y su cuñado llegaron a bordo de un avión del CICR, procedente de Kinshasa (República Democrática del Congo), que aterrizó en el aeropuerto internacional de Bujumbura (Burundi) a primeras horas de la tarde de ese día.

Los esperaban con impaciencia Solange, esposa de Juan, y los tres otros hijos de la pareja. «¡Es el día más feliz de mi vida. Todavía no puedo creerlo!», exclamó Solange con lágrimas en los ojos, quien, por fin, estaba rodeada de toda su familia, en el aeropuerto de Bujumbura.

Separados por el conflicto que estalló, en 1998, en la República Democrática del Congo, los miembros de la familia habían perdido el contacto, hasta que, a comienzos de 2002, pudieron restablecerlo, gracias a un mensaje de Cruz Roja. Poco tiempo después, se pudo efectuar una reunión de familiares, en concertación con las autoridades burundesas y congoleñas.

Preservar la unidad familiar es un principio universal que se garantiza en el derecho internacional humanitario. Mediante su agencia especializada en la búsqueda de personas y la reunión de familiares, el CICR hace todo lo posible para reunir a las familias separadas a causa de un conflicto. Cada año, el CICR transmite millones de mensajes de Cruz Roja y reúne a miles de familiares.

En la región de los Grandes Lagos, las actividades del CICR en este ámbito incluyen, entre otras, el intercambio de mensajes de Cruz Roja entre las personas desplazadas o los refugiados y sus familiares, así como entre detenidos y sus familiares en el extranjero. La Institución sigue de cerca también los c asos de niños no acompañados en República Democrática del Congo, en Ruanda y en Burundi, a fin de reunirlos con sus familiares. En Tanzania, se ocupa de estos casos para que puedan restablecer el contacto con la respectiva familia.