Página archivada:puede contener información desactualizada

Angola: ¿Autosuficiencia al cabo de un año?

28-11-2002 Comunicado de prensa 02/48

Durante muchos años, mientras el conflicto hacía estragos en Angola, el CICR se ocupó de la subsistencia de 10.000 familias (unas 40.000 personas) en tres campamentos de desplazados internos situados cerca de Huambo, en el Planalto central, zona seriamente asolada por los combates, la enfermedad y la pobreza. Rápidamente tras la firma del acuerdo de alto el fuego entre las partes beligerantes el 4 de abril de este año, estas personas comenzaron a pensar en el regreso a su lugar de origen. En agosto, el hecho se concretó y muchas de ellas empezaron a ir y venir entre los campamentos y su antiguo lugar de residencia -algunas caminaban hasta 60 kilómetros- para preparar su retorno definitivo.

Al principio, sólo unos pocos hombres salían, por varios días, a explorar, pero pronto los viajes se hicieron más largos y más frecuentes, y eran muchos miles los desplazados que viajaban. En septiembre, el campamento de Cruzeiro se había vaciado completamente. Sus residentes se dirigieron a Sambo y Samboto, sur de Huambo, impulsados por la apremiante necesidad de prepararse para la nueva siembra en su lugar de origen. En una semana, no quedaban señales de que el campamento hubiera existido. Los desplazados se habían llevado todo el material útil y los residentes habituales habían recuperado los artículos restantes para su propio uso.

Con objeto de ayudar a las personas que regresan a recobrar la autosuficiencia antes de abril del próximo año, el CICR distribuyó paquetes con ayuda a las 10.000 familias originales y a 7.500 más, incluidas las personas muy vulnerables residentes en Kululo, en el extremo norte de la provincia de Huambo, que no habían recibido asistencia de ninguna otra organización humanitaria. El programa de socorro se emprendió en septiembre y siguió durante todo el mes de octubre con distribuciones de raciones alimentarias, semillas y aperos. Para asegurar que los beneficiarios no se coman las semillas, se seguirán suministrando raciones alimentarias hasta abril de 2003, época en que se debería iniciar la cosecha. En mayo, se realizará una evaluación para determinar si será necesario prestar asistencia en la próxima época de siembra o si los beneficiarios habrán logrado la autosuficiencia al cabo de un solo año.

  Para más información: Caspar Landolt, CICR, Luanda, tel. ++0024 42 264 454