• Durante la Segunda Guerra Mundial, un piloto británico que ha naufragado pide ayuda. El II Convenio de Ginebra amplía la protección a los heridos y los enfermos de la guerra marítima, así como a los náufragos. Los cuatro Convenios de Ginebra de 1949, firmados hoy por todos los Estados del mundo, y sus Protocolos adicionales son el eje central del derecho internacional humanitario.
    • 1949 – Protección de los náufragos

      Durante la Segunda Guerra Mundial, un piloto británico que ha naufragado pide ayuda. El II Convenio de Ginebra amplía la protección a los heridos y los enfermos de la guerra marítima, así como a los náufragos. Los cuatro Convenios de Ginebra de 1949, firmados hoy por todos los Estados del mundo, y sus Protocolos adicionales son el eje central del derecho internacional humanitario.
      © Fototeca del CICR / hist-00553-19
  • Refugiados de Kozara, Yugoslavia (Bosnia-Herzegovina), Segunda Guerra Mundial. Los tratados adoptados antes de 1949 solo se referían a la protección de los combatientes fuera de combate. El IV Convenio de Ginebra de 1949 toma en cuenta los terribles padecimientos de los civiles durante la Segunda Guerra Mundial y confiere protección a la población civil, particularmente en terrirorios ocupados.
    • 1949 – Protección de los civiles

      Refugiados de Kozara, Yugoslavia (Bosnia-Herzegovina), Segunda Guerra Mundial. Los tratados adoptados antes de 1949 solo se referían a la protección de los combatientes fuera de combate. El IV Convenio de Ginebra de 1949 toma en cuenta los terribles padecimientos de los civiles durante la Segunda Guerra Mundial y confiere protección a la población civil, particularmente en terrirorios ocupados.
      © Fototeca del CICR / hist-01330-47
  • Dresde, Alemania, después de los bombardeos de febrero de 1945. Tras los bombardeos aéreos generalizados que tuvieron lugar en la Segunda Guerra Mundial, se planteó la cuestión de la protección de las obras de arte y el patrimonio cultural de los pueblos en tiempo de guerra. La Convención de La Haya de 1954 y su Protocolo prohíben dirigir ataques contra los bienes culturales y obligan a los combatientes a evitar causarles daños.
  • La mayoría de las normas del derecho internacional humanitario protegían a las víctimas de conflictos armados entre Estados. Los dos Protocolos adicionales a los Convenios de Ginebra, de 1977, amplían esa protección a las víctimas de conflictos internos o de guerras de descolonización.
  • Entre Kampala y Luwero, Uganda, 1986. Un niño de 12 años, miembro del Ejército de Resistencia Nacional. La Convención sobre los derechos del niño, aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1989, garantiza los derechos fundamentales de los niños. En el artículo 38, se dispone su protección en caso de conflicto armado y se prohíbe, entre otras cosas, el reclutamiento de menores de 15 años de edad.
  • Battambang, Camboya, Khan Keo, de 10 años de edad, pisó una mina antipersonal cuando atravesaba un arrozal con sus vacas, y a Thon Thau, de 14 años de edad, le sucedió lo mismo cuando recogía leña. Las minas antipersonal no distinguen entre civiles y combatientes, y continúan causando muertes y amputaciones muchos después de finalizadas las hostilidades. La Convención de 1997 sobre la prohibición de las minas antipersonal prohíbe su empleo, almacenamiento, fabricación y comercio.
  • Potocari, Bosnia-Herzegovina, 2001. Conmemoración del sexto aniversario de la caída de Srebrenica, que fue seguida de la masacre de miles de musulmanes bosnios. El Estatuto de la Corte Penal Internacional, aprobado en 1998, permite enjuiciar a los autores presuntos de crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad o actos de genocidio, cuando su Estado no tiene la capacidad o la voluntad de llevarlos ante la justicia.
  • Campamento para refugiados palestinos de Rashidie cerca de Tiro, sur de Líbano, 2007. Joven víctima de municiones en racimo. La Convención de 2007 prohíbe la producción y el empleo de esas armas, que son particularmente peligrosas para los civiles: dispersan numerosas submuniciones explosivas, que no estallan inmediatamente, en grandes extensiones de tierra.
  • Muzbat, Sudán, 2006. Combatientes del Ejército de Liberación de Sudán. El comercio no regulado de armas y su empleo abusivo tienen consecuencias humanitarias dramáticas. El Tratado sobre el Comercio de Armas, de 2013, tiene por objetivo proteger a los civiles, mediante la regulación de la transferencia de armas convencionales.

  • Secciones relacionadas