Libia: el CICR ayuda a la población a reanudar una vida normal

24-07-2013 Resumen de actividades N° 02/13

Pese a la inestabilidad imperante, la población libia hace denodados esfuerzos por reanudar su vida normal. El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y la Media Luna Roja Libia mantienen la prestación de ayuda urgente, en la medida necesaria, a fin de promover el bienestar de las personas detenidas y de mejorar la gestión del agua.

"Se han registrado estallidos de enfrentamientos en regiones del país donde la situación es tensa y, en algunas ocasiones, esto ha provocado el desplazamiento de miles de personas hacia regiones vecinas, en busca de seguridad", explicó la jefa de la delegación del CICR en Libia, señora Katharina Ritz. Siempre que se da este tipo de casos, el CICR y la Media Luna Roja Libia prestan socorros urgentes.

El pasado mes de mayo, los enfrentamientos en Tiyi y Al Hawamid, en el oeste del país, dieron lugar al desplazamiento de por lo menos 1.800 personas. El CICR y la Media Luna Roja Libia suministraron artículos de aseo, colchones, pañales, utensilios de cocina, baldes y mantas para 900 personas alojadas en familias de acogida. Junto con la organización humanitaria nacional LibAid, también proporcionaron alimentos para personas desplazadas, en ambas localidades.

En abril de 2013, hubo miles de personas desplazadas, a raíz de los enfrentamientos esporádicos que estallaron en la zona montañosa de Nafusa, en la parte occidental del país. En Mizda, situada a 160 kilómetros al sur de Trípoli, varios miles de personas huyeron hacia localidades cercanas. En coordinación con la Media Luna Roja Libia, el CICR facilitó alimentos y artículos de primera necesidad para 9.000 personas, en Shuqayqah, Nismah y Qaryat, ciudades donde la población se había refugiado.

Visitas a más de 10.000 personas detenidas

"Estamos preparados para trabajar junto con las nuevas autoridades, a fin de mejorar el bienestar de las personas detenidas, la gestión del agua y la formación del personal del ejército y de la policía", declaró la señora Ritz.

En los últimos seis meses, delegados del CICR visitaron a más de 10.000 personas en 33 lugares de detención. "El propósito es velar por que los detenidos –independientemente del motivo de su privación de libertad– reciban un trato digno y con humanidad, conforme a las normas internacionales", explicó una delegada del CICR que trabaja en Libia, la señora Maria Elena Ciccolini. "Se entregó ropa y artículos de aseo a algunos detenidos y se rehabilitó el sistema de saneamiento en una de las cárceles".

En el centro de retención para migrantes de Al Mahdiyyah, ubicado en el sur del país, el CICR y la Media Luna Roja Libia han desplegado actividades conjuntas para mejorar las condiciones de higiene en una temporada del año en que el calor puede entrañar riesgos para la salud pública. Entre el 16 y el 18 de mayo de 2013, se realizaron distribuciones de  agua embotellada, artículos de aseo, colchones, lonas alquitranadas y esteras para dormir a unas 850 personas en el centro. Se llevaron a cabo visitas similares en otros ocho centros que albergan aproximadamente a 3.000 migrantes.

Ayuda en beneficio de los familiares de personas detenidas en Guantánamo

Desde abril de 2013, la Institución ha facilitado, en cuatro ocasiones, llamadas por videoconferencia a tres personas, originarias de Trípoli, Bengasi y Misrata, detenidas en la bahía de Guantánamo, en Cuba. Los miembros de las familias pudieron verse y conversar. "Mi hija de 17 años de edad nunca había visto a su tío", precisó Abd al Salam, quien se había desplazado por carretera, junto con su familia, desde la localidad de Al Bayda, ubicada a unos 200 kilómetros al este de Bengasi, para hablar con su hermano detenido. "La niña nació después de que su tío se fue de Al Bayda. Esta es la primera vez que ha podido hablar con él".

Identificación de personas fallecidas

En mayo de 2013, varias familias de Beni Walid y el Ministerio libio de Justicia solicitaron al CICR que participara, en calidad de observador, en el nuevo examen de los restos mortales de 22 personas aún sin identificar que se creía procedían de esa localidad. El papel del CICR consistió en comprobar la observancia de las normas nacionales e internacionales en la realización de las autopsias, practicadas por un comité integrado por cinco miembros y nombrado por el Ministerio libio de Justicia. El CICR entregó un informe a las autoridades y mantuvo informadas a las familias sobre los procedimientos y los resultados.

Distribución de alimentos durante el ramadán

La Institución coopera con la Media Luna Roja Libia y el Ministerio libio de Asuntos Religiosos para atender las necesidades alimentarias básicas de al menos 36.000 personas, en cuatro grandes ciudades, durante el mes de ayuno del ramadán. Desde el pasado 13 de julio, se han distribuido alimentos en las localidades de Sabha y Misrata; desde el 14 de julio, en Trípoli y, desde el 18 de julio, en Bengasi.

"El propósito es que las personas pobres puedan comer algún alimento tras las 16 horas de ayuno que observan a diario", explicó la delegada del CICR encargada de la distribución de alimentos, señora Asma Khaliq Awan. "Este año, durante el ramadán, nos proponemos distribuir alimentos a un mayor número de personas fortaleciendo la cooperación entre la Media Luna Roja Libia y el CICR".

Reanudación del abastecimiento de agua potable en Tamina

El CICR ha mejorado el acceso al agua potable para más de 21.000 personas, mediante el apoyo a los organismos locales que gestionan el abastecimiento de agua, en el oeste, el este y el sur del país. En la localidad de Tamina, cercana a Misrata, ha rehabilitado el sistema de abastecimiento de agua. "Es importante que la población pueda acceder a servicios esenciales como el agua potable", afirmó el jefe de la subdelegación del CICR en Misrata, señor Yannis Khemiri. El sistema de abastecimiento de agua de Tamina fue destruido, durante el conflicto, en 2011". Además de suministrar agua a las localidades de Al Kufra, Al Hamiyah, Al Abyar y Bengasi, el CICR ha tratado aguas residuales en una planta en Al Suwaydiyah, mediante la cual se presta servicio para 3.000 personas.

Para más información:
Saleh Dabbakeh, CICR, Trípoli, tel.: +21 89 19 30 77 06
Jean-Yves Clémenzo, CICR, Ginebra, tel.: +41 22 730 22 71 ó +41 79 217 32 17

Fotos

Voluntarios de la Media Luna Roja Libia distribuyendo alimentos durante el ramadán. Entre los beneficiarios, hay refugiados sirios. 

Qasr Ba ghashir, Libia.
Voluntarios de la Media Luna Roja Libia distribuyendo alimentos durante el ramadán. Entre los beneficiarios, hay refugiados sirios.
© CICR / A. Maghribi / v-p-ly-e-00347

Desde 2011, por las tuberías de la localidad de Tamina no fluía más que un hilo de agua. Actualmente, el CICR coopera con la entidad para el abastecimiento de agua y con el consejo local para restablecer un suministro adecuado mediante la extensión de una canalización de 4,3 kilómetros de longitud. 

Tamina, Libia.
Desde 2011, por las tuberías de la localidad de Tamina no fluía más que un hilo de agua. Actualmente, el CICR coopera con la entidad para el abastecimiento de agua y con el consejo local para restablecer un suministro adecuado mediante la extensión de una canalización de 4,3 kilómetros de longitud.
© CICR / S. Nihoum / v-p-ly-e-00348

Personas aguardan para recibir alimentos. El CICR coopera con la Media Luna Roja Libia a fin de distribuir víveres a miles de familias necesitadas en Libia durante el mes de ayuno del ramadán. 

Trípoli, Libia.
Personas aguardan para recibir alimentos. El CICR coopera con la Media Luna Roja Libia a fin de distribuir víveres a miles de familias necesitadas en Libia durante el mes de ayuno del ramadán.
© CICR / A. Maghribi / v-p-ly-e-00349