Serbia y Montenegro: actividades del CICR en un contexto de transición

31-03-2005

Años después de los conflictos en el sudeste de Europa,miles de personas todavía siguen dadas por desaparecidas, y sus familiares esperan angustiados tener noticias de su paradero. El CICR continúa ayudando a los familiares de los desaparecidos y a otras personas que siguen afectadas por las consecuencias de la violencia.

 


©ICRC
 


Proyectos comunitarios en favor de la comunidad roma, en Kraljevo
 


 

En Serbia y Montenegro, cientos de miles de pe rsonas que debieron huir de sus hogares debido a conflictos armados están intentando encontrar su lugar en una sociedad profundamente afectada por la guerra.

En Kosovo, las relaciones entre las diferentes comunidades siguen tensas. La cuestión del estatuto definitivo de la provincia todavía no se ha resuelto, por lo que la economía y las condiciones de seguridad se están deteriorando.

  Ayuda para los familiares de las personas desaparecidas  

     

Tras un año de estancamiento por lo que respecta a la cuestión de las personas desaparecidas, se celebró la segunda reunión del Grupo de Trabajo sobre las personas desaparecidas, entre las autoridades de Kosovo y de Serbia en marzo de 2005, reunión que el CICR presidió en carácter de intermediario neutral. Unas 3.000 personas siguen dadas por desaparecidas a raíz del conflicto que tuvo lugar en Kosovo entre enero de 1998 y diciembre de 2000.

El CICR también ha publicado sucesivas ediciones actualizadas del Libro de los Desaparecidos, que utilizan las organizaciones y las autoridades abocadas a esa cuestión.

Para sensibilizar sobre los problemas que atraviesan los familiares de los desaparecidos, la delegación del CICR en Belgrado publicó un análisis jurídico en el que propone realizar algunos cambios en la legislación nacional y en la práctica jurídica. También aconseja a las autoridades sobre la mejor manera de informar a los familiares los derechos que tienen en virtud de los ordenamientos jurídicos pertinentes.

 

©ICRC/CS-E-00003
 

    Colaboradores del CICR y de la Sociedad Nacional ayudan a los deudos en un sepelio masivo      


 

A fines de 2004, el CICR organizó talleres en Serbia y Montenegro para ayudar a unas 250 familias que tienen algún pariente desaparecido a raíz de los conflictos en la región. Además de recibir apoyo moral y psicológico, las familias aprendieron cómo abordar los problemas sociales, administrativos y jurídicos que enfrentan. La organización y conducción de estos talleres fue trans ferida recientemente a asociaciones que agrupan a esas familias.

En Kosovo, el CICR financia el trabajo de los grupos de apoyo psicosocial que ayudan a las familias con parientes desaparecidos. En 2004, el CICR patrocinó 10 proyectos de grupos de apoyo en pequeña escala, destinados a unas 150 familias. Además, el CICR y la Sociedad Nacional ofrecen agua y servicios de primeros auxilios en las ceremonias masivas donde se realiza el entierro de personas previamente dadas por desaparecidas (véase la fotografía).

A fines de diciembre de 2004, el CICR también proporcionó hornillos y leña a unas 100 familias necesitadas que tienen algún pariente desaparecido.

  Ayuda para las comunidades desplazadas y minoritarias de Kosovo  

     

A fines de 2004, cinco años después del conflicto en Kosovo, el CICR paulatinamente dejó de conducir programas de ayuda directa para los desplazados internos en Serbia y Montenegro. No obstante, continúa sensibilizando a las autoridades y a los donantes sobre los problemas que enfrentan los desplazados. Actualmente, el CICR evalúa las repercusiones de estos programas.

 

    ©ICRC/CS-E-00002
 

    Proyecto comunitario para mujeres desplazadas, en Kraljevo 


 

Al principio, el CICR prestó asistencia masiva a los desplazados internos que debieron huir de Kosovo. En 1999, se distribuyeron unas 16.500 toneladas de alimentos entre casi 200.000 personas. Más tarde, el CICR orientó su actividad a la ejecución de proyectos que permiten a los desplazados generar ingresos. Unos 8.700 hogares de desplazados internos recibieron microcréditos, además de capacitación personal para los jóvenes y donaciones para la compra de herramientas, ganado y viveros.

En cooperación con el Gobierno, el CICR también ayudó, con dinero en efectivo, a más de 7.200 hogares de los desplazados internos más vulnerables.

A lo largo de 2004, el CICR, en reiteradas ocasiones, señaló a las autoridades locales e internacionales pertinentes los problemas que enfrentan las minorías desplazadas en lo que respecta a la seguridad, el acceso a servicios de salud y las condiciones de vida. Unas 2.500 personas desplazadas, que abandonaron sus hogares a raíz de los disturbios que se desencadenaron en marzo de 2004, recibieron alimentos y/o artículos domésticos básicos durante el año.

A fines de 2004, el CICR también ayudó a unas 100 familias desplazadas vulnerables de comunidades minoritarias mediante la entrega de hornillos y leña.

  Salud  

 

©ICRC
     

    Puesto sanitario para APS de Zeneva, en Kraljevo
 


  En diciembre de 2004, el CICR finalizó su participación en un proyecto piloto de tres años que llevó adelante con el Ministerio de Salud para satisfacer las necesidades de atención primaria de la salud (APS) de la municipalidad de Kraljevo, que tiene la mayor concentración de desplazados internos, refugiados y casos de penuria social del país. El proyecto tenía por objeto desarrollar un sistema de atención primaria de la salud sostenible, dando prioridad a las necesidades de los desplazados internos y de los grupos vulnerables. Ahora, el modelo aplicado en Kraljevo se utiliza en Belgrado, en el marco de la reforma del sistema de atención primaria de la salud realizada en Serbia. Más información en www.phckraljevo.org   (en inglés o serbio).  

     

  Cooperación con la Sociedad Nacional  

     

En Serbia y Montenegro, la finalidad principal de los proyectos comunitarios iniciados por el CICR en 2001 era mejorar, en las comunidades locales, las relaciones entre la población residente y las personas desplazadas de Kosovo. Con la ayuda financiera del CICR, las filiales de la Cruz Roja de Serbia y Montenegro han llevado adelante más de cien proyectos en beneficio de unos 10.000 desplazado s internos particularmente vulnerables, como las personas con familiares desaparecidos, las que viven aisladas en centros colectivos y la comunidad roma.

Además, el CICR apoya las iniciativas de fortalecimiento de las capacidades de la Sociedad Nacional para que pueda actuar en caso de conflicto.

En Kosovo, el CICR coopera con las dos estructuras operacionales de la Cruz Roja y les presta apoyo para que fortalezcan sus capacidades en los ámbitos de búsqueda de personas, ayuda a los miembros más vulnerables de la sociedad y sensibilización acerca de la labor del Movimiento de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. En 2004, los representantes de ambas estructuras de la Cruz roja se reunieron varias veces para analizar las actividades, pero hasta ahora no han realizado proyectos conjuntos.

  Promoción del derecho internacional humanitario (DIH)  

En octubre de 2004, con el patrocinio del CICR, la Facultad de Ciencias Políticas de Belgrado y la Sociedad Nacional de la Cruz Roja organizaron el primer curso regional sobre DIH. Profesores de derecho de la región y expertos internacionales examinaron las normas y los principios del DIH, la jurisprudencia y estudios de casos relativos a esta rama del derecho, junto con cuarenta estudiantes y profesores adjuntos de toda la región. El CICR también proporcionó libros para un centro de investigación y estudios establecido por la facultad.

En septiembre de 2004, el Consejo de Ministros del Estado de Serbia y Montenegro decidió instituir una Comisión federal de derecho internacional humanitario para promover el fortalecimiento y la aplicación de las normas del DIH.

Para dar a conocer el DIH a los jóvenes, el CICR imparte un programa especial, " Exploremos el derecho humanitario " (EDH). Como prueba piloto, el programa se dictó primero en 16 escuelas de Belgrado y en la Escuela Secundaria Nacional de Policía; se incorporará también en las escuelas secundarias de la zona sur de Serbia, región donde conviven varias etnias. Según una evaluación de las repercusiones del programa, la responsabilidad social de los jóvenes que participaron en la encuesta se ha fortalecido.

Junto con la Sociedad Nacional, el CICR ha organizado diferentes actividades relativas al DIH y al derecho de los derechos humanos con las fuerzas armadas y de seguridad de Serbia y Montenegro y con el Centro Nacional de Misiones de Paz. En marzo de 2005, se reunió un panel de expertos en DIH para examinar la formación y la educación en DIH impartida por las Fuerzas Armadas.

Para promover el derecho internacional humanitario entre los portadores de armas en Kosovo, el CICR organizó diferentes presentaciones para la Fuerza internacional de paz para Kosovo (KFOR) y para unidades de los servicios policiales de Kosovo. En febrero de 2005, el CICR también se reunió con 25 miembros del personal militar de Estados Unidos asignados al centro de detención Bondsteel de la KFOR de Estados Unidos, en Ferizaj/Urosevac, para examinar la relación de la Institución con los militares, así como las visitas que realiza a los detenidos.

El CICR mantiene contactos periódicos con el Ministerio de Educación para analizar un Memorando de Entendimiento sobre la introducción del programa " Exploremos el Derecho Humanitario " (EDH) en los programas de estudio de las escuelas secundarias en Kosovo.

En la actualidad, la plantilla de la delegación del CICR en Belgrado está formada por 10 expatriados y 136 colaboradores locales. La oficina principal se encuentra en la capital; hay una subdelegación en Podgorica, Montenegro, y oficinas en Kraljevo, Nis y Bujanovac, así como dos filiales en Novi Sad y Kragujevac.

Actualmente, el CICR cuenta con siete exp atriados y 48 colaboradores locales en Kosovo. La oficina principal se encuentra en Pristina, y hay oficinas en las zonas norte y sur de Mitrovica, en Gracanica, Peja/Pec, Gjakova/Djakovica, Prizren, y Gjilan/Gnjilane.