Página archivada:puede contener información desactualizada

Se agravan las dificultades en varios hospitales del norte de Sri Lanka

17-04-2008 Resumen de actividades

Último informe acerca de las actividades del CICR sobre el terreno

El número limitado de personal para atender los casos de rutina junto con las víctimas de la guerra se ha vuelto un problema crítico para varios hospitales del norte de Sri Lanka. Además, el Ministerio de Salud del país no ha suministrado material con regularidad a los dispensarios y hospitales de la región de Vanni (los cuatro distritos septentrionales de Sri Lanka), en los que escasean medicamentos básicos como paracetamol, antibióticos y vacunas.

Con el acuerdo del Ministerio de Salud de Sri Lanka, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) provee de equipo y suministros médicos para el tratamiento de enfermos y heridos de guerra a los hospitales de los distritos de Anuradhapura, Batticaloa, Jaffna, Kilinochchi, Mannar, Mullaitivu y Vavuniya. Asimismo, ha suministrado al hospital de Murankuran dispositivos para estabilizar piernas y brazos fracturados.

El CICR también sigue prestando apoyo a los programas de inmunización de niños del Ministerio de Salud y a la atención obstétrica que se brinda a las mujeres embarazadas en el norte de Vavuniya, donde casi 50 niños fueron vacunados y cerca de 20 mujeres recibieron atención obstétrica durante el mes de marzo

" Acompañamos al personal del Ministerio de Salud (un médico y dos parteras) a Nedunkerni y Kanakarayankulam, donde se ocupan de los dispensarios para mujeres embarazadas y se aseguran de que los niños sigan el programa de inmunización prescrito " , señala Yvonne Ginifer, delegada de salud del CICR residente en Vavuniya.

De conformidad con el derecho internacional humanitario aplicable en situaciones de conflicto armado, las personas que no participen en los comba tes, incluidos los heridos y enfermos, sean civiles o combatientes, deben recibir la atención médica necesaria tan pronto como sea posible.

Los residentes de Jaffna no pueden obtener ciertos servicios de salud en la península. Para garantizar que se les preste alguna forma de atención de salud apropiada, el CICR se ocupa de trasladar en avión a los pacientes entre Jaffna y Colombo dos veces por semana. Sólo en marzo, 54 pacientes que necesitaban cirugía especializada, pruebas médicas o tratamiento, acompañados por 35 asistentes y 10 miembros del personal médico del Hospital Universitario de Jaffna, fueron trasladados a Colombo en vuelos fletados por el CICR. Además, se transportaron periódicamente en vuelos con destino a Jaffna equipo médico, vacunas prescritas para niños en el marco del programa nacional de inmunización, así como medicamentos para las mujeres embarazadas.

" Los vuelos del CICR son de gran ayuda para los pacientes, especialmente para aquellos que padecen de enfermedades complicadas. Para ellos el acceso a una atención adecuada es una cuestión de vida o muerte " , asegura un médico del Hospital Universitario de Jaffna que acompaña a los pacientes en los vuelos. El personal del servicio sanitario de Jaffna también aprovecha los vuelos fletados por el CICR para viajar a otras partes del país y seguir su formación médica.

" Las vacunas deben almacenarse y transportarse a cierta temperatura. La única forma de llevarlas a Jaffna cumpliendo esta condición es por vía aérea. Transportarlas por barco no es una opción por la falta de instalaciones de refrigeración y el tiempo que ello lleva " , señala Toon Vandenhove, jefe de la delegación del CICR en Colombo.

  Actuar como intermediario neutral en el cruce de Omanthai  

     

Los colaboradores del CICR están manos a la obra seis días por semana en el punto de cruce de Omanthai a fin de facilitar el paso de vehículos y civiles entre las zonas controladas por el Gobierno de Sri Lanka y las que están en poder de los Tigres de Liberación del Eelam Tamil (LTTE). En marzo, el CICR aseguró el paso por el cruce de más de 3.000 vehículos y 33.000 civiles, incluyendo más de 170 ambulancias y casi 900 pacientes que atravesaron en ambas direcciones.

Mediante el traslado a través de la línea del frente de los restos mortales de los combatientes caídos, el CICR ha contribuido a elucidar lo que ha ocurrido a muchas personas que, de otro modo, habrían sido dadas por desaparecidas. Los restos mortales son trasladados sólo con el asenso de ambas partes. En marzo, el CICR trasladó, por el cruce de Omanthai, los restos mortales de unos 50 combatientes de Kilinochchi, Mannar, Vavuniya y Welioya. Para ayudar a conservar los cadáveres, el CICR modernizó las instalaciones de almacenamiento en frío de la morgue del hospital de Anuradhapura y emprendió los mismos trabajos en el hospital de Padaviya.

  Protección de personas civiles y de detenidos en relación con el conflicto  

El CICR ha continuado siguiendo de cerca las violaciones del derecho internacional humanitario que afectan a los civiles en todo el país y ha conversado al respecto con las partes en el conflicto. Se han señalado con regularidad casos de parientes desaparecidos o detenidos, de ejecuciones extrajudiciales y de malos tratos.

Con la cooperación tanto de funcionarios gubernamentales como de miembros del LTTE, el CICR ha efectuado visitas a un creciente número de personas detenidas por razones de seguridad, con objeto de supervisar el trato que se les di spensa y las condiciones de detención. En cerca de 60 visitas a 40 lugares de detención, los delegados del CICR se entrevistaron con unos 730 detenidos y les suministraron material recreativo, ropa y artículos de aseo.

Los familiares de más de 400 detenidos recibieron recientemente ayuda económica para visitar a sus seres queridos en diversos lugares de detención. Más de 30 detenidos liberados recibieron fondos para regresar a su hogar en transporte público.

  Restablecimiento del contacto entre familiares  

En cooperación con la Cruz Roja de Sri Lanka, el CICR ha adoptado medidas para garantizar que los familiares separados a causa del conflicto puedan mantener el contacto entre ellos. En marzo, recogió más de 400 mensajes familiares y distribuyó 230.

  Para más información:  

  Carla Haddad, Ginebra, CICR, tel.: +41 22 730 24 05 ó +41 79 217 32 26  

  Aleksandra Matijevic, Colombo, CICR, tel.: +94 11 250 33 46 ó +94 777 28 96 82  

  Sarasi Wijeratne, Colombo, CICR, tel.: +94 11 250 33 46 ó +94 773 158 44