Página archivada:puede contener información desactualizada

Uganda: actividades del CICR entre enero y marzo de 2008

08-05-2008 Resumen de actividades

El CICR realiza actividades en varias regiones de Uganda, en colaboración con autoridades nacionales, regionales y locales y con la Cruz Roja de Uganda. Presta asistencia a las personas desplazadas, facilita el restablecimiento del contacto entre familiares, mejora las condiciones de vida y promueve el derecho internacional humanitario.

  Reseña  

     

En el norte de Uganda, el CICR ayudó a unas 500.000 personas desplazadas a regresar a sus lugares de origen. En particular, procuró reforzar la seguridad económica de las personas más vulnerables y apoyó los esfuerzos de las autoridades sanitarias y de abastecimiento de agua a mejorar los servicios que prestan. En todo el país, incluso en Karamoja, el CICR mantuvo diálogos con las autoridades pertinentes sobre el respeto debido a la población civil y a las personas privadas de libertad. El CICR también promovió la enseñanza del derecho internacional humanitario (DIH) a las fuerzas armadas y policiales, así como a los estudiantes universitarios.

 
Norte de Uganda 
 

     

  Mejorar las condiciones de vida  

     

Tras la firma del Acuerdo de Cese de Hostilidades en agosto de 2006, cada vez más personas retornan o emprenden el retorno a sus aldeas de origen. Miles de personas desplazadas siguen viviendo en campamentos para desplazados internos, pero se benefician del mayor acceso a las tierras cultivables.

Mediante diversos programas de abastecimiento de agua, saneamiento, salud y otros tipos de ayuda, el CICR ha mejorado las condiciones de vida en los cuatro di stritos de Acholi (Gulu, Kitgum, Pader y Amuru), coordinando sus actividades con otras organizaciones humanitarias a fin de evitar la duplicación de servicios.

  Actividades de protección  

     

El CICR siguió manteniendo diálogos confidenciales con los portadores de armas y las autoridades pertinentes, a fin de fortalecer el respeto de la población civil.

  Seguridad económica  

     

El CICR:

  • Proporcionó a más de 70.000 hogares (unas 400.000 personas) que residen en 111 sitios (campamentos permanentes, hogares de tránsito y aldeas de origen) en la región de Acholi, herramientas de labranza y artículos de primera necesidad. Los beneficiarios, que representan alrededor del 40% de las personas desplazadas que residen en los cuatro distritos de Acholi, también recibieron 17 kg de semillas de cacahuate y un surtido de 12,5 kg de frijoles, 10 kg de arroz y 4 kg de semillas de sésamo. Entre otros socorros, los beneficiarios recibieron artículos de higiene personal (jabón, toallas sanitarias y ropa interior para mujeres) y surtidos de artículos escolares. 

  • Proporcionó ayuda de emergencia a más de 850 hogares (unas 4.700 personas) en 64 lugares, que perdieron sus bienes a causa de incendios.

  • Prestó apoyo a nuevas iniciativas microeconómicas y a proyectos " dinero por trabajo " que permitieron a personas desplazadas vulnerables y a familiares de personas que regresaron a sus lugares de origen adquirir equipos agrícolas y materiales de construcción, como bombas a pedal para el riego, prensas d e aceite y prensas para fabricar ladrillos.

  Salud  

     

Los programas de salud del CICR permitieron el acceso a la atención sanitaria básica, preventiva y curativa de unas 120.000 personas desplazadas, personas que regresaron a sus lugares de origen y residentes que viven en las zonas comprendidas en el radio de acción de 14 centros de salud que cuentan con el apoyo del CICR. La ayuda prestada por el CICR a las autoridades de salud pública consistió en la formación de personal, la provisión de suministros médicos (medicamentos, material quirúrgico) y ayuda en la rehabilitación de edificios utilizados como centros de salud.

El CICR:

  • Donó medicamentos y suministros médicos surtidos a 14 centros de salud.

  • Impartió formación a 212 parteras tradicionales sobre los cuidados prenatales y la forma de mejorar las condiciones sanitarias de los partos.

  • Llevó a cabo 61 evacuaciones de pacientes, derivados de campamentos a hospitales y centros de salud.

  • Colaboró a fin de que 145 personas pudieran participar en sesiones de formación destinadas a equipos de salud en las aldeas.

  Agua y saneamiento  

     

Por medio de sus programas de agua, saneamiento, higiene y hábitat, el CICR mejoró el acceso al agua potable (para beber y para otros usos domésticos) y siguió mejorando las condiciones de higiene en los campamentos para personas desplazadas.

El CICR:

  • Perforó tres pozos nuevos y los equipó con bombas manuales, y rehabilitó otros 17 puntos de abastecimi ento de agua.

  • Prestó apoyo para la construcción de 58 letrinas.

  • En colaboración con la Cruz Roja de Uganda, llevó a cabo sesiones semanales de promoción de hábitos higiénicos destinadas a voluntarios, en 15 campamentos de personas desplazadas.

 
Karamoja 
 

     

  Mejorar las condiciones de vida  

     

El CICR realizó gestiones ante las autoridades competentes en relación con la protección de las víctimas de la violencia armada.

Además, el CICR: 

  • Trajo un cirujano que realizó 55 operaciones en el hospital de Matany, en Moroto;

  • Dictó una conferencia sobre derecho internacional humanitario para 28 oficiales del ejército ugandés.

  • Solventó la construcción de la nueva oficina de la Cruz Roja de Uganda en el distrito de Moroto.

 
Uganda occidental 
 

  Mejorar las condiciones de vida  

     

En colaboración con la Cruz Roja de Uganda, el CICR evaluó y respondió a las necesidades de refugiados congoleños recientemente llegados al campamento de Nakivale, procurando, en primer lugar, restablecer los contactos entre familiares y registrar los datos de menores no acompañados.

 
En todo el país 
 

     

  Mejorar las condiciones de vida de las personas privadas de libertad  

     

En cumplimiento del mandato conferido por la comunidad internacional y de conformidad con el acuerdo celebrado con las autoridades de Uganda, el CICR siguió visitando lugares de detención a fin de seguir de cerca el trato, el cumplimiento de las garantías procesales y las condiciones materiales de las personas detenidas a raíz de conflictos o disturbios internos o en relación con la seguridad nacional. El CICR presentó a las autoridades sus observaciones y recomendaciones a través del diálogo confidencial.

El CICR:

  • Realizó 30 visitas a 29 lugares de detención, con inclusión de barracas militares, comisarías y cárceles.

  • Proporcionó socorros materiales (mantas, esteras, juegos y material recreativo, semillas, tazas, sobres y sellos) a los detenidos en cuatro prisiones y tres barracas militares.

  • Con el apoyo del Servicio Penitenciario de Uganda, mejoró el acceso al agua potable en beneficio de los detenidos en una prisión.

  Restablecimiento del contacto entre familiares para los refugiados  

     

Por otra parte, el CICR siguió fortaleciendo la capacidad de la Cruz Roja de Uganda de responder a necesidades relacionadas con el restablecimiento del contacto entre familiares en toda Uganda y en países vecinos, en favor de las familias separadas por los conflictos armadas. En particul ar,

  • Se recogieron y distribuyeron 435 mensajes de Cruz Roja.

  • Se ayudó a tres menores congoleños no acompañados a reunirse con sus familiares en la República Democrática del Congo.

  • Se registraron los datos de 29 menores no acompañados.

  Fortalecimiento de las medidas preventivas  

     

Conforme al acuerdo celebrado en 2005 con las Fuerzas de Defensa Popular de Uganda ( Uganda People’s Defence Forces – UPDF), el CICR promovió la integración de las normas del derecho humanitario internacional (DIH) en la doctrina militar. Algunas de las actividades realizadas fueron las siguientes:

  • 89 miembros del personal médico de las UPDF participaron en sesiones sobre el cometido y las actividades del CICR y los principios del DIH, celebradas en la Escuela de Instrucción Militar de Singo.

  • 28 oficiales de las UPDF participaron en un curso básico sobre el DIH, de tres días de duración, realizado en el distrito de Moroto (región de Karamoja).

  • o230 soldados de las UPDF y guardias de las Unidades de Defensa Local en Uganda del norte participaron en numerosas sesiones sobre el DIH y sobre el CICR, su cometido y sus actividades.

  • Dos oficiales de las UPDF participaron en un curso sobre Derecho de los Conflictos Armados celebrado en San Remo, Italia.

En el marco del acuerdo celebrado en 2005 con la Fuerza Policial de Uganda ( Uganda Police Force – UPF), el CICR organizó un taller para instructores de la UPF (previamente capacitados por el CICR) sobre la incorporación del derecho internacional de los derechos humanos y de los principios humanitarios en la formación básica común de los reclutas. Además, el CICR prestó apoyo a la participación de 365 miembros del Cuerpo Especial de la Policía y personal de la Unidad de Lucha contra el Robo en sesiones sobre el derecho internacional de los derechos humanos y los principios humanitarios, y sobre el cometido y las actividades del CICR.

Los comités parlamentarios de defensa y asuntos internos incorporaron las observaciones del CICR encaminadas a fortalecer la protección en el proyecto de ley sobre la Prohibición de Armas Químicas.

El CICR entabló contacto con la Universidad Islámica de Uganda a fin de que incorpore el derecho internacional humanitario en el programa de estudios. De este modo, se convertiría en la cuarta universidad que enseña el DIH, junto con la Universidad de Makerere, la Universidad Internacional de Kampala y la Universidad Cristiana de Uganda (Mukono).

Cuarenta y un periodistas participaron en un taller sobre el DIH, realizado en Kampala con el apoyo del CICR; por otra parte, se invitó al CICR a realizar una presentación sobre el DIH a otro grupo de periodistas en un seminario organizado por la BBC. 

  Fortalecer las capacidades de la Cruz Roja de Uganda  

El CICR siguió proporcionado apoyo económico y técnico a la Cruz Roja de Uganda, permitiendo a la Sociedad Nacional:

  • Proporcionar voluntarios que participaran en las operaciones de ayuda y en las sesiones de promoción de los hábitos de higiene del CICR.

  • Prestar apoyo a los refugiados de Kenia en el Centro de Tránsito de Mulanda (donde la Cruz Roja Británica, a través del CICR, proporcionó 1.000 paquetes de ayuda no alimentaria).



Secciones relacionadas