Armas explosivas en zonas pobladas: consecuencias para los civiles

15 junio 2015

Cada vez más, las armas diseñadas para la guerra en campos de batalla abiertos se utilizan en pueblos y ciudades. Sus consecuencias para las personas civiles suelen ser devastadoras, incluso cuando esas armas se usan para atacar objetivos militares legítimos.

Los efectos directos de las armas explosivas en las personas civiles que residen en zonas densamente pobladas son obvios: muerte, lesiones y daños. Los efectos indirectos son menos obvios. Los daños causados a los sistemas de de agua, de electricidad o de saneamiento afectan servicios tales como la prestación de asistencia médica y la distribución de agua, lo que causa la propagación de enfermedades y un mayor número de muertes. Frente a esta grave situación, a menudo los civiles no tienen otra opción que la de irse, y a veces su desplazamiento llega a ser muy prolongado.

En febrero de 2015, el CICR convocó una reunión de expertos sobre el tema del uso de armas explosivas en zonas pobladas. Vea aquí el informe del CICR sobre esa reunión:

Armas explosivas en zonas pobladas. Aspectos humanitarios, jurídicos, técnicos y militares

Suscríbase a nuestro boletín