Aunar esfuerzos: la difícil situación de los desaparecidos

30 agosto 2016

El 30 de agosto se conmemora el Día Internacional de los Desaparecidos, pero ¿por qué no se toman más medidas para determinar qué ha sucedido con tantas personas desaparecidas?

Durante unas pocas horas, se difundirán noticias sobre los "desaparecidos": historias trágicas, testimonios provenientes de diferentes partes del mundo. Luego, los ánimos se aquietarán, las lágrimas secarán y la vida proseguirá. Así ocurre todos los años.

Sin embargo, para miles y miles de familias que perdieron un ser querido, las lágrimas no secan y la vida se detiene. Tratarán de seguir adelante, viviendo con la pena y la dolorosa incertidumbre de no saber qué ha sucedido con sus seres queridos.

La vicepresidenta del CICR, Christine Beerli, estuvo en Sudán del Sur a principios de año, donde se reunió con algunos familiares de personas desaparecidas:

"Fue desgarrador presenciar su sufrimiento. Podíamos ver el dolor en sus ojos. Simplemente no saber dónde estaban sus seres queridos. Por supuesto, el dolor se replica en tantas personas, en tantos lugares en todo el mundo."

"Tantas madres, padres e hijos que, noche y día, esperan volver a oír los pasos de su ser querido y verlos entrar nuevamente a su hogar", dijo la señora Beerli.

"Indiferencia perturbadora"

Actualmente, cientos de miles de personas están desaparecidas en todo el mundo a raíz de conflictos armados y otras situaciones de violencia, desastres naturales o migración.

Las actividades del CICR para ayudar son diversas: busca personas, identifica restos humanos, apoya a familiares, recuerda a los Estados sus obligaciones respecto del esclarecimiento de la suerte y el paradero de las personas desaparecidas.

Sin embargo, para Peter Maurer, presidente del CICR, persiste una "indiferencia perturbadora" sobre esta cuestión.

"La desaparición de personas suele ser una cuestión social y política sensible, pero ésa no es excusa para la inacción. Los Gobiernos deben generar la voluntad política necesaria para brindar respuestas."

"Deben tomarse medidas para prevenir las desapariciones y reunir toda la información disponible cuando las personas desaparecen porque, en un momento determinado, esta información podría contribuir a brindar respuestas a los familiares y otros seres queridos", prosiguió el señor Maurer.

Sensibilizar por nuevos medios

Este año, el CICR, conmemora el Día Internacional de los Desaparecidos con una serie de películas e informes de distintos lugares del mundo. Asimismo, encargó a la compañía "PositiveNegatives" la producción de una novela gráfica que narra la historia verdadera de una familia de Colombia.

Su director, Benjamin Dix, explica que la ventaja de una narración visual reside en que apela a públicos de diferentes edades, contextos y niveles de alfabetización. En el mundo digital en que vivimos, las historietas también son muy aptas para compartir a través de los medios sociales, que combinan medios narrativos y visuales. La narrativa se adapta directamente a partir de entrevistas de primera mano. 

"En este caso, trabajamos estrechamente con la delegación del CICR en Colombia, que identificó a tres familias para entrevistar en el país y nos envió una síntesis de sus historias. Luego elegimos una de ellas, la que nos pareció la historia más convincente para los objetivos específicos de este proyecto", dijo el señor Dix.

La historia se centra en la desaparición del hermano de quien narra su testimonio y se realizó con la cooperación y el consentimiento de la familia.

Se trata de una manera creativa de sensibilizar sobre el tema de los "desaparecidos", pero narrado a través de un solo ejemplo. El estilo de historieta ofrece una serie de ventajas, además de permitir el anonimato en un tema que puede ser muy sensible. El método de historieta tiene otras ventajas.

"En fotografías y películas podemos sentir compasión y empatía sobre el tema, pero los protagonistas podrían no verse u oírse como nosotros. En una historieta, vemos una ilustración, y la oímos con nuestra propia voz. Muchos estudios muestran que, por lo tanto, disminuimos la imagen del "otro" en un personaje testimonial de una historieta y generamos empatía de que podría tratarse de un ser querido", dijo el señor Dix.

Lea nuestra historieta en colaboración con PositiveNegatives, "La sombra de Enrique"

La sombra de Enrique

Suscríbase a nuestro boletín