Burkina Faso: por el aumento de la violencia, medio millón de personas sin acceso a la asistencia de salud

09 septiembre 2019
Burkina Faso: por el aumento de la violencia, medio millón de personas sin acceso a la asistencia de salud
Photo: Birom Seck, CICR

Uagadugú (CICR) – Debido a la espiral de violencia que se produjo este año en Burkina Faso, más de medio millón de personas se vieron completamente privadas de acceso a la asistencia de salud o bien lo tuvieron en forma muy reducida en los últimos seis meses.

Al mes de agosto, unos 125 centros de salud habían cerrado (60) o trabajaban en forma parcial (65). En enero, solo diez centros de salud estaban afectados por la situación, lo que significa que, en ocho meses, los establecimientos afectados se han multiplicado por más de doce.

Debido al aumento de los incidentes de seguridad, el personal de salud suele huir de las zonas rurales afectadas por la violencia armada. Las regiones del Sahel y del centro y norte de Burkina Faso son las más damnificadas. Entre mayo de 2018 y julio de 2019, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) registró 26 incidentes violentos que afectaron directamente a personal de salud, sus pertenencias o sus vehículos.

"El acceso a la asistencia de salud se ha vuelto extremadamente difícil en algunas partes de Burkina Faso; esta consecuencia indirecta de la violencia es muy preocupante para las familias, sobre todo para las que tienen niños heridos o enfermos", dijo el presidente del CICR, Peter Maurer, luego de mantener una reunión de alto nivel con el presidente Kaboré en Uagadugú el viernes pasado. Durante su visita a Burkina Faso, de dos días de duración, Maurer visitó una cárcel y se reunió con comunidades afectadas por la violencia armada, que está forzando a los pobladores a huir.

El número de personas desplazadas en el interior del país se ha multiplicado por cinco en menos de un año: pasó de 50.000 en diciembre de 2018 a más de 270.000 en agosto de 2019. Esto significa que miles de familias de pastores y agricultores no pueden abastecerse. El hambre y la desnutrición son motivos de preocupación, en un contexto donde se considera que 1.200.000 se encuentran en situación de inseguridad alimentaria.

"Burkina Faso afronta diversas dificultades, como crisis climáticas, lo que exacerba las consecuencias del conflicto armado. El agua escasea, y las tensiones por los recursos naturales aumentan. Sin dudas, el cambio climático no se resolverá pronto. Tenemos que trabajar juntos para ayudar a aliviar lo peor de los cambios que se avecinan", dijo Maurer.

Qué ayuda presta el CICR, junto con la Cruz Roja de Burkina Faso

  • Salud: el CICR ha entregado insumos médicos a instalaciones de salud en las regiones del Sahel y del este y norte, en favor de más de 21.000 personas afectadas por la violencia (enero-junio de 2019). También ha prestado apoyo a la campaña de vacunación infantil (sarampión, meningitis) y a varios centros de salud (especialmente en Djibo, en la región del Sahel).
  • Alimentos: de enero a junio de 2019, el CICR ha prestado asistencia alimentaria a 22.000 personas desplazadas en el interior del país, en las regiones afectadas por la violencia.
  • Agua: el CICR ha rehabilitado fuentes de agua y excavado pozos para mejorar el acceso de la población al agua. Se han beneficiado más de 7.800 personas, tanto de las comunidades desplazadas como de las comunidades anfitrionas.
  • Medios de sustento: se organizó, a comienzos de este año, una campaña de vacunación de 68.000 cabezas de ganado para apoyar el principal medio de sustento de muchas personas afectadas por la violencia.

 

Para más información

P. Eméline Yaméogo Oboulbiga, encargada de Comunicación, CICR, Uagadugú, tel.: +226 70 75 64 94, poboulbigaepouseyame@icrc.org (solo francés)
Steven Anderson, coordinador de Comunicación, CICR, Abiyán, tel.: +225 09 39 94 04, sanderson@icrc.org
Aurélie Lachant, encargada de Relaciones Públicas, CICR, Ginebra, +41 (0)79 244 64 05, alachant@icrc.org