Centro penitenciario de Olenivka: los prisioneros de guerra y el papel del CICR

Centro penitenciario de Olenivka: los prisioneros de guerra y el papel del CICR

La información que llega desde Olenivka es devastadora. Queremos expresar nuestra solidaridad a las familias que hoy sufren ante la posibilidad de que algún ser querido haya perdido la vida en este ataque horrendo e inaceptable. El CICR condena enfáticamente este y todos los ataques contra prisioneros de guerra y otras personas protegidas.
Artículo 03 agosto 2022 Ucrania Federación de Rusia

Hemos recibido muchas preguntas acerca del papel del CICR en el conflicto armado internacional en Ucrania, nuestra labor de asistencia a los prisioneros de guerra y las disposiciones de los Convenios de Ginebra acerca de sus derechos. A continuación, ofrecemos algunas respuestas.

¿Qué ha hecho el CICR desde el ataque en Olenivka? ¿Han ido al lugar del hecho? ¿Han visitado a prisioneros heridos o fallecidos?

Supimos del supuesto ataque el viernes 29 de julio, momento en el cual solicitamos acceso de inmediato al centro penitenciario de Olenivka y a todos los lugares en los que reciban tratamiento o donde puedan haber sido trasladados los cuerpos, así como a las instalaciones donde puedan haber llevado a otros prisioneros de guerra. También ofrecimos ayuda para la evacuación de las personas heridas y donamos insumos médicos, equipos de protección y material forense.

Hasta el momento, no nos han concedido acceso a los prisioneros de guerra afectados por el ataque ni contamos con las garantías de seguridad para efectuar esta visita. Nuestro ofrecimiento de donar insumos aún no ha recibido respuesta.

Seguiremos solicitando acceso a los prisioneros de guerra que estuvieron o están detenidos en Olenivka y a cualquier otro lugar donde haya prisioneros de guerra. Nos guiamos por nuestro compromiso humanitario y el cometido que nos confieren los Convenios de Ginebra.

Si se les permitiera visitar el lugar, ¿el CICR está preparado y dispuesto para hacerlo? ¿Qué harían allí?

Estamos listos para actuar en Olenivka. Ya tenemos equipos con conocimientos médicos y forenses trabajando cerca, desde que estamos presentes en Donetsk, es decir, desde 2014. Necesitamos acceso inmediato a los prisioneros de guerra que están o estuvieron detenidos en el centro de Olenivka, donde sea que se encuentren, y las garantías de seguridad necesarias de las partes en conflicto para que nuestros equipos accedan al lugar.

Además de ayudar con los heridos y los fallecidos, el CICR también se reuniría con los prisioneros de guerra a fin de registrar sus datos y dialogar en privado sobre sus condiciones de detención y el trato que reciben. Los Estados tienen la obligación, en virtud del derecho internacional humanitario y del Tercer Convenio de Ginebra, de permitirnos mantener esas entrevistas con los prisioneros de guerra.

También intentaríamos lograr que se nos permita volver a visitar a estos prisioneros de guerra con la frecuencia necesaria, a fin de determinar si reciben un trato acorde a las normas que establece el DIH. Por medio de estas visitas, también adoptaríamos medidas para facilitar el contacto entre los prisioneros de guerra y sus familiares.

¿El CICR ya había tenido acceso a prisioneros de guerra ucranianos en Olenivka? En caso afirmativo, ¿cuándo y qué pudieron hacer ahí?

El CICR estuvo en el lugar dos veces, en mayo. La primera vez ingresó en las instalaciones para evaluar las necesidades de los prisioneros de guerra. La segunda vez dejó tanques de agua sin ingresar en el centro. El CICR no tuvo acceso a los prisioneros de guerra detenidos allí individualmente, que es lo que indica la modalidad de trabajo del CICR en centros de detención, y eso es lo que continúa sucediendo. En virtud del Tercer Convenio de Ginebra, durante conflictos armados internacionales, se debe otorgar acceso al CICR a todos los prisioneros de guerra, donde sea que estén retenidos. También tenemos libertad total para elegir los lugares que deseemos visitar. Desde febrero de 2022, nuestros equipos han podido acceder a algunos prisioneros de guerra, pero no a todos.

¿El CICR realiza investigaciones públicas sobre violaciones del DIH o crímenes de guerra?

Las investigaciones públicas pueden ayudar a determinar los hechos vinculados a un ataque y aclarar lo sucedido. Sin embargo, el CICR no realiza investigaciones sobre presuntas violaciones del DIH con fines de responsabilizar públicamente a sus autores, ya que ese no es nuestro papel ni nuestro cometido. Además, el CICR no participa en procesos judiciales. Esto significa que el CICR no prestará testimonio, ni ofrecerá información para procesos judiciales en ningún mecanismo judicial o de investigación. Este es un derecho que ha sido reafirmado y protegido por el derecho internacional.

Trabajamos con denuedo para promover el respeto del derecho internacional humanitario (DIH) por las partes en el conflicto, particularmente mediante el diálogo bilateral y confidencial con ellas. En relación con ese diálogo, podemos documentar las presuntas violaciones del DIH, de tal modo de poder abordar cualquier preocupación relativa al respeto de las obligaciones del DIH en forma directa y privada con las partes en el conflicto. De esta forma, intentamos influir en el comportamiento de las partes durante un conflicto armado, con el objetivo primordial de evitar el sufrimiento y la pérdida de vidas. Sin embargo, en última instancia, corresponde a las partes en el conflicto armado la obligación de salvaguardar la vida, la dignidad y la integridad de las personas bajo su poder que están protegidas por el DIH, incluidos los prisioneros de guerra.

¿El CICR garantiza la seguridad de los prisioneros de guerra que dejaron la planta de Azovstal? ¿El CICR puede garantizar que las partes en el conflicto respeten los Convenios de Ginebra?

Como intermediario neutral, el CICR facilitó el paso seguro de los combatientes que salieron de la planta de Azovstal, en coordinación con las partes en el conflicto. Dado que eran prisioneros de guerra, registramos sus datos. Lo hicimos suponiendo que el CICR luego sería autorizado a visitar a esos prisioneros de guerra, de conformidad con las normas pertinentes del DIH, a fin de verificar sus condiciones y de ayudarles a mantenerse en contacto con sus familiares.

No garantizamos la seguridad de los prisioneros de guerra una vez que están en manos del enemigo, porque no está entre nuestras facultades hacerlo. Dejamos esto en claro a las partes desde un primer momento. Es obligación de las partes en el conflicto garantizar que los prisioneros de guerra sean protegidos contra actos de violencia e intimidación y resguardados de la curiosidad pública, así como de los efectos de las hostilidades. Solo las partes en el conflicto pueden garantizar definitivamente la protección y la seguridad de los prisioneros de guerra. Los interesados pueden encontrar más información sobre los derechos de los prisioneros de guerra conforme al Tercer Convenio de Ginebra aquí.

Si bien hemos podido visitar a algunos prisioneros de guerra en poder de las partes, hemos afirmado en reiteradas ocasiones que aún no tenemos acceso a todos los prisioneros de guerra, incluidos los alojados en el centro de Olenivka. Debe permitirse que el CICR visite a los prisioneros de guerra con la frecuencia que estime necesaria, especialmente a aquellos para los cuales aún no se le ha dado acceso, y que realice su misión humanitaria. En última instancia, la capacidad del CICR de cumplir su misión depende de la voluntad de las partes de respetar las obligaciones que les impone el DIH.

¿Cuál es el papel del CICR, según los Convenios de Ginebra, para prestar protección y asistencia a los prisioneros de guerra?

El Tercer Convenio de Ginebra confiere al CICR el derecho a visitar cualquier lugar donde las partes hayan retenido a prisioneros de guerra. El CICR también tiene plena libertad para elegir los lugares que desea visitar. Esto significa, específicamente, que tenemos el derecho jurídico a entrevistarnos con los prisioneros de guerra en repetidas ocasiones y en privado para entender cómo se los trata, así como a visitar todos los lugares de internamiento, a fin de determinar si reúnen los requisitos establecidos por el DIH. El objetivo de esas entrevistas y visitas es verificar que se respeten la dignidad y la integridad de los prisioneros de guerra, y que sus condiciones de internamiento sean acordes a la legislación y a los principios reconocidos internacionalmente.

Por otro lado, el Tercer Convenio de Ginebra confiere a la Agencia Central de Búsquedas del CICR un papel específico: recoger y centralizar toda la información que pueda obtener sobre los prisioneros de guerra, por canales oficiales o privados, para transmitirla a las partes en el conflicto y a los familiares de los prisioneros. Este sistema ayuda a evitar que los prisioneros de guerra desaparezcan, ya que se tiene un registro de quienes están en poder del enemigo y se puede dar información a sus familiares.

Los familiares de los prisioneros de guerra nos dicen que están tratando de comunicarse con el CICR, pero que no lo logran. ¿Qué pueden decirnos al respecto?

Estamos recibiendo muchas llamadas y mensajes de correo electrónico de familiares; estamos haciendo todo lo que está a nuestro alcance para responder a la brevedad posible. Sabemos que las familias tienen mucho temor por la seguridad de sus seres queridos que pueden haber sido alcanzados por el ataque contra Olenivka y que la espera de noticias puede parecer interminable. Las familias pueden comunicarse con nosotros por diversos canales. Les responderemos apenas tengamos información sobre sus seres queridos. Muchas familias aún necesitan respuestas.

Conforme a los Convenios de Ginebra, las partes deben informar a la Agencia Central de Búsquedas del CICR, a la brevedad posible, el paradero de todos los prisioneros de guerra, sobrevivientes, heridos y muertos, a fin de poder dar respuestas a las familias. Los interesados pueden ponerse en contacto con la Agencia Central de Búsquedas del CICR aquí o por correo electrónico. También pueden comunicarse por teléfono, al número +41 22 730 3600.

Una versión anterior de estas Preguntas y respuestas informaba que el CICR había estado en el centro penitenciario de Olevnika una vez en mayo. Corregimos este documento para informar que el CICR estuvo allí dos veces en mayo: una vez, para evaluar las necesidades de los prisioneros de guerra; otra vez, para entregar tanques de agua.

Video (en inglés): Prisioneros de Guerra | Las leyes de la guerra

Más información sobre nuestra labor: Ucrania
Enlaces a otros recursos (en inglés): 
Shielding prisoners of war from public curiosity