Preguntas frecuentes sobre la labor del CICR en Israel y los territorios ocupados

Preguntas frecuentes sobre la labor del CICR en Israel y los territorios ocupados

Las hostilidades recientes en Israel y Gaza han tenido gravísimas consecuencias para la población civil: muertos, heridos y rehenes, y muchas familias que han perdido su hogar y a sus seres queridos. Sin que se vislumbre un final, el nivel de dolor y sufrimiento que se vive en ambas partes del conflicto es inimaginable.
Artículo 20 diciembre 2023 Israel y los territorios ocupados

Actualizado al 20/12/2023
El CICR presta asistencia a las personas afectadas por el conflicto y la violencia en Israel y los territorios ocupados desde 1967. La finalidad de esta página es ofrecer información fácilmente accesible a todos los que consideren que el CICR pueda serles de ayuda de alguna manera. Además, esta página aborda preguntas frecuentes sobre nuestra labor y el derecho internacional humanitario (DIH) tras la intensificación de la violencia armada que se desató en Israel y el territorio palestino ocupado el 7 de octubre de 2023.

Cómo trabajamos

¿Qué actividades realiza el CICR en Israel y los territorios ocupados?

En Israel y los territorios ocupados (es decir, el territorio palestino ocupado de Gaza y Cisjordania, y el Golán), el CICR procura mejorar las condiciones de vida de la población a través de sus actividades y programas. Visitamos a personas detenidas, reunimos a familiares separados, implementamos programas de apoyo a los medios de vida y ayudamos a mejorar el acceso a los servicios básicos, como los de agua y electricidad. Por sobre todas las cosas, defendemos a las personas y promovemos sus derechos y su dignidad.

Hemos estado presentes en Israel y los territorios ocupados desde 1967 y trabajamos con la Sociedad de la Media Luna Roja Palestina y el Magen David Adom en Israel. El CICR tiene oficinas en Tel Aviv, Cisjordania y Gaza.

Aquí se puede consultar un resumen de las actividades que realizamos en el primer semestre de 2023.

¿Cuál ha sido la respuesta de emergencia del CICR desde el 7 de octubre?

Gracias a décadas de presencia en Gaza, nuestros equipos están preparados para apoyar la infraestructura esencial que presta servicios de salud y abastece de agua y electricidad.

En Gaza, el CICR tiene más de 100 empleados, que han estado trabajando sin descanso desde la escalada del conflicto armado para prestar la ayuda que tanto se necesita. Además, otros especialistas en medicina, cirugía y contaminación por armas, se han desplegado rotativamente en Gaza. Este equipo presta apoyo a hospitales y practica cirugías vitales en casos traumáticos. También ha distribuido artículos domésticos de primera necesidad a miles de personas desplazadas internamente.

En Israel, nuestros equipos han entregado material forense y prestado asistencia en salud mental. Hemos ofrecido todo el apoyo y los conocimientos que podrían ayudar a las autoridades, dentro del cometido del CICR.

Seguimos pidiendo la inmediata liberación de los rehenes. Gracias a nuestro papel de intermediario neutral, hemos facilitado la liberación de 109 rehenes. Pero, en relación con los que siguen en cautiverio, nuestro pedido es muy claro: necesitamos acceso a ellos, evaluar sus necesidades y restablecer el contacto con sus familiares. Las personas que están retenidas como rehenes deben ser liberadas. Las personas detenidas deben ser tratadas con humanidad.

¿El CICR está más activo en los territorios ocupados que en Israel?

Nuestros equipos en el terreno evalúan continuamente las consecuencias del conflicto en el plano humanitario y hacen todo lo posible por prestar ayuda en función de las necesidades identificadas. En el territorio palestino ocupado, las necesidades de ayuda humanitaria son mucho más acuciantes que en Israel: los datos sobre desempleo y dependencia de la asistencia humanitaria son claros indicadores de esta realidad. Por otro lado, la capacidad técnica y financiera de Israel para responder a las necesidades de la población israelí supera por lejos la de las autoridades palestinas y de Hamás.

El CICR nunca reemplaza o duplica los servicios existentes; responde a las necesidades que las autoridades competentes no pueden atender. En el sur de Israel, por ejemplo, nuestros equipos visitan con regularidad a las comunidades afectadas por la violencia. Los mecanismos de respuesta de emergencia de esas comunidades son muy fuertes. Sin embargo, seguimos de cerca la situación y estamos preparados para prestar apoyo si detectamos que hay necesidades insatisfechas.

¿Qué sucedería si el CICR tomara partido y comprometiera sus principios de neutralidad e imparcialidad?

Si el CICR tomara partido, perdería la confianza de las partes. Sin esa confianza, no podríamos seguir realizando nuestras actividades para salvar vidas y responder a las necesidades de las comunidades afectadas, las personas detenidas, las personas enfermas o los familiares de personas desaparecidas. Nuestra neutralidad y nuestros principios no siempre son bien comprendidos, sobre todo en situaciones donde se juegan emociones fuertes. Sin embargo, nuestra neutralidad e imparcialidad son críticas para nuestra capacidad de operar en cualquier contexto.

¿El CICR toma en cuenta la religión cuando decide dónde prestará ayuda humanitaria?

No, no lo hace. El CICR no es una organización religiosa y solo presta ayuda en función de las necesidades humanitarias.

Como parte del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, nuestra labor humanitaria se guía por los Principios Fundamentales, que enfatizan la neutralidad, la imparcialidad y la independencia. No nos involucramos en cuestiones religiosas o políticas ni participamos en controversias.

Nuestra misión se centra solamente en aliviar el sufrimiento humano, prestar ayuda a quienes la necesiten y mantener los principios de neutralidad, imparcialidad e independencia en nuestras actividades humanitarias. Si bien algunos símbolos asociados con el Movimiento, como los de la cruz roja y la media luna roja, pueden tener nexos históricos con orígenes religiosos, el Movimiento en sí se define como una entidad no religiosa dedicada a la acción humanitaria y a la protección de la vida y la dignidad humanas.

Piense antes de compartir.

Si encuentra contenido en línea que le parece falso o engañoso, puede denunciarlo directamente a la red social correspondiente.

También puede ayudar a contener la propagación de información engañosa verificando su veracidad antes de compartir.

Lea más: Derribar narrativas perjudiciales para la labor del CICR en Israel y el territorio palestino ocupado

Qué dispone el derecho

¿Por qué el CICR considera que el territorio palestino está ocupado, si Palestina nunca fue un Estado?

La ocupación es una cuestión de hecho: se considera que un territorio está ocupado cuando se halla bajo la autoridad de un ejército enemigo. El hecho de que el territorio esté bajo el control de un soberano apenas comienza una ocupación es irrelevante, y la controversia respecto de la condición de Estado de Palestina no tiene incidencia en esta determinación jurídica.

Desde el conflicto armado internacional de 1967 entre Israel y los Estados vecinos que dio lugar a la aplicación de los cuatro Convenios de Ginebra de 1949, el territorio palestino ha estado bajo la autoridad del ejército israelí. Por lo tanto, el CICR considera que los territorios controlados por Israel están bajo la ocupación beligerante israelí, lo que afirma la aplicabilidad de iure del derecho de la ocupación (Reglamento de La Haya de 1907 y cuatro Convenios de Ginebra de 1949). La aplicación del derecho de la ocupación no incide en ninguna disputa relativa a la soberanía del territorio.

¿Qué condición tiene la Franja de Gaza para el derecho internacional humanitario?

El CICR considera la Franja de Gaza como parte del territorio palestino Ocupado porque Israel ejerce elementos importantes de autoridad sobre la franja, incluidas sus fronteras (espacio aéreo, tierra y mar, salvo la frontera con Egipto). Si bien Israel ya no mantiene una presencia permanente dentro de la Franja de Gaza, sigue teniendo algunas obligaciones establecidas por el derecho de la ocupación que se corresponden con el grado de control que ejerce sobre ella.

¿Qué dispone el DIH sobre la protección de los hospitales?

Las leyes de la guerra prohíben los ataques directos contra loa hospitales y el personal médico, que gozan de protección especial en virtud del DIH.

Ahora bien, un hospital puede volverse un objetivo militar legítimo si contribuye a operaciones militares específicas del enemigo y si su destrucción ofrece una clara ventaja militar para el atacante.

Ante la duda, no pueden ser atacados. Los hospitales pierden su protección únicamente en determinadas circunstancias, por ejemplo, si se los utiliza como base para lanzar un ataque, como depósito de armas o para ocultar a soldados/combatientes sanos. Y en esos casos también rigen algunas condiciones. Antes de responder a esos actos con un ataque, una parte en conflicto debe emitir una alerta, con un plazo determinado, y la otra parte debe haberla ignorado.

¿Qué estatuto tienen los rehenes en el derecho internacional humanitario (DIH)?

Son rehenes las personas que, independientemente de su estatuto, hayan sido capturadas por una persona o una organización y que pueden ser heridas o muertas si no hacen lo que esta persona u organización les exigen. El DIH prohíbe tomar rehenes o amenazar con hacerlo durante los conflictos armados.xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Qué normas regulan la transferencia de armas a una parte en un conflicto armado?

Con miras a reducir el sufrimiento humano, el Tratado sobre el Comercio de Armas prohíbe a los Estados Partes autorizar la exportación, el tránsito o cualquier otro tipo de transferencia de armas convencionales, municiones y partes y componentes relacionados contemplados por el TCA si se tiene conocimiento de que se utilizarán para cometer crímenes de guerra u otros crímenes internacionales (Art 6). También les prohíbe exportar armas en caso de que exista un riesgo preponderante de que las armas suministradas se utilicen para cometer o facilitar una violación grave del DIH (Art 7). Existen instrumentos regionales que imponen restricciones similares.

Todos los Estados, aunque no sean Partes en el TCA, tienen la obligación de abstenerse de transferir armas a una parte en un conflicto armado en caso de riesgo sustancial o evidente de incentivo, complicidad o ayuda en la comisión de violaciones del DIH. Por otra parte, los Estados que transfieren armas deben hacer todo lo que esté a su alcance, dentro de lo razonable, para prevenir y poner fin a violaciones del DIH cometidas por sus socios en el comercio de armas (art. 1 común a los Convenios de Ginebra de 1949). Los Estados que suministren armas a una parte en un conflicto armado en curso pueden ser considerados particularmente influyentes para hacer cumplir el DIH, dada su capacidad de facilitar o retener los medios por los cuales pueden cometerse violaciones del DIH. Negarse a transferir armas, limitar o condicionar las transferencias son medios a los que pueden recurrir los Estados que transfieren armas para prevenir violaciones del DIH..

Más información sobre el Tratado sobre el Comercio de Armas desde una perspectiva humanitaria..

¿Cuáles son las normas que rigen los sitios?

Los sitios suelen tener consecuencias graves para grandes números de civiles. Existen importantes normas del DIH que protegen a los civiles. Por ejemplo, una norma crucial establece que se debe permitir que los civiles sean evacuados de una zona sitiada. Ni la fuerza que impone el sitio ni la fuerza de la zona sitiada pueden obligarlos a quedarse en el lugar contra su voluntad.

Los sitios solo pueden dirigirse exclusivamente contra las fuerzas armadas enemigas, y está absolutamente prohibido disparar contra los civiles que huyen de una zona sitiada o atacarlos de alguna otra manera. Además, las partes deben cumplir con todas las normas que rigen la conducción de las hostilidades. Se debe prestar atención particular a preservar a los civiles cuando se sitia una ciudad y se ataca a objetivos militares en la zona sitiada. Se deben tomar todas las medidas de precaución factibles para evitar o reducir al mínimo la pérdida incidental de vidas civiles, las heridas a los civiles y los daños a los bienes de carácter civil.

El DIH también prohíbe hacer padecer hambre a la población civil como método de guerra. A la vez, si bien puede ser necesario ordenar una evacuación temporaria (e incluso puede requerirlo el derecho), los sitios no deben utilizarse para obligar a los civiles a abandonar una zona de forma permanente.

¿De qué protección gozan los niños?

Además de la protección conferida a la población civil en virtud de las normas que rigen la conducción de las hostilidades, el DIH otorga un respeto y una protección especiales a los niños durante los conflictos armados. Esa protección abarca el acceso a alimentos, agua, asistencia de salud, educación, protección de la separación familiar y salvaguardas especiales durante evacuaciones.

Los niños se ven profundamente afectados cuando la guerra se libra en entornos urbanos. Sufren consecuencias que inciden en salud, desarrollo y bienestar. Por ejemplo, debido a las particularidades anatómicas y fisiológicas de la infancia, los explosivos diseñados para herir a un combatiente adulto pueden provocar lesiones muy graves y, a menudo, mortales a un niño. Los niños también corren riesgo de perder el contacto con sus familiares o quedar separados de ellos, por ejemplo, si son hospitalizados o durante una evacuación, un desplazamiento o cuando intentan ponerse a resguardo de un ataque.

Por último, la guerra urbana priva a los niños de educación o altera su normal desarrollo, sobre todo cuando se atacan escuelas o cuando estas se ven dañadas incidentalmente o son utilizadas con fines militares. Cuando se utilizan como refugios, también se ve afectado su normal funcionamiento para fines de educación. El DIH contiene disposiciones para que alumnos, docentes y establecimientos educativos reciban protección durante un conflicto armado de modo que no se interrumpa la educación.

¿Qué establece el DIH sobre la tortura?

La tortura y otras formas de malos tratos están absolutamente prohibidas en todas partes y en todo momento. El DIH y el derecho internacional de los derechos humanos se complementan mutuamente para crear un conjunto de normas integral para la prevención y la sanción de los actos de tortura y de otras formas de malos tratos.

Los Estados han acordado que no existen excusas para cometer tortura. El sufrimiento causado por esas prácticas puede tener efectos perturbadores en las víctimas, que a veces se prolongan por años. 

¿Qué establece el DIH respecto de la seguridad alimentaria?

Una preocupación recurrente en los conflictos es la inseguridad alimentaria extrema. El DIH contiene normas importantes que pueden evitar que una situación se convierta en una crisis alimentaria extrema. Por ejemplo, las partes en conflicto tienen la obligación de satisfacer las necesidades básicas de la población que se halle bajo su control.

Por otro lado, el DIH prohíbe específicamente hacer padecer hambre a la población civil como método de guerra; la violación de esa norma puede constituir un crimen de guerra. Además, los bienes indispensables para la supervivencia de la población civil, como los alimentos, las zonas agrícolas, las cosechas, el ganado, las instalaciones y los insumos que se utilizan para el suministro de agua potable, las obras de riego, gozan de protección específica. No pueden ser objeto de ataques, no se los puede destruir, eliminar o inutilizar de alguna otra manera.

Análogamente, el respeto de otras normas del DIH puede cumplir un papel importante en la prevención de la inseguridad alimentaria, como la protección del medio ambiente, las limitaciones de los sitios y el acceso a la ayuda humanitaria.

Más recursos del derecho internacional humanitario:

 Lea nuestro documento más reciente con hechos y cifras actualizado a diciembre de 2023

Para más información sobre las leyes de la guerra:

Aquí también encontrará:

-preguntas frecuentes sobre la labor del CICR y los rehenes cautivos en Gaza;

-preguntas frecuentes sobre las actividades del CICR en Israel y los territorios ocupados en árabe y en hebreo];

-preguntas frecuentes para personas que se encuentran en Israel en inglés y en hebreo;

-preguntas frecuentes para personas y los territorios ocupados en inglés y en árabe;

-nuestro documento de hechos y cifras actualizado al 15 de diciembre de 2023.