La protección de los periodistas y la línea directa del CICR - Preguntas frecuentes

01 noviembre 2017
La protección de los periodistas y la línea directa del CICR - Preguntas frecuentes
La Montañita, Caquetá, Colombia, 2012. Las FARC-EP liberan a un periodista francés y lo entregan al CICR y la organización Colombianas y Colombianos por la Paz. CC BY-NC-ND / CICR / Carlos Villalon

Los profesionales de los medios de comunicación que informan sobre situaciones de conflicto armado u otras situaciones de violencia continúan pagando un alto precio por los riesgos asociados con su trabajo. ¿Cómo están protegidos por el derecho internacional humanitario (DIH)? ¿Cuándo puede ayudar la línea directa del CICR?

¿Cuáles son los peligros que enfrentan los profesionales de los medios de comunicación que trabajan en zonas afectadas por conflictos armados?

Pese a todas las medidas de seguridad y las precauciones que suelen tomarse, los profesionales de los medios de comunicación en misiones peligrosas parecen correr cada vez más riesgos. Aunque los periodistas que informan desde zonas de guerra están inevitablemente expuestos a los peligros inherentes a las operaciones militares, la mayor amenaza que enfrentan es la de actos deliberados de violencia contra ellos. De hecho, para gran preocupación del CICR, los periodistas y los miembros de su equipo siguen siendo objeto de ataques directos en muchos lugares del mundo, en violación del derecho internacional humanitario. Su labor también puede verse obstruida por la censura, las amenazas y el acoso, etc.

¿De qué tipo de protección gozan los periodistas en virtud del DIH?

En virtud del DIH, los profesionales de los medios de comunicación que trabajan en conflictos armados gozan de los mismos derechos y protecciones que cualquier otro civil, siempre y cuando no participen en las hostilidades. Aunque el DIH sólo hace dos referencias explícitas al personal de los medios de comunicación (el artículo 4 A (4) del Convenio de Ginebra III y el artículo 79 del Protocolo adicional I), su protección en virtud de la legislación vigente es bastante exhaustiva, cuando estas disposiciones se leen en conjunto con otras normas humanitarias.

¿Cuál es la posición del CICR sobre la protección de los periodistas?

El CICR opina que las leyes existentes confieren a los periodistas protección suficiente. El desafío es garantizar una mejor implementación de estas normas. Cualquier violación debe ser investigada a fondo, y los responsables deben ser procesados y castigados. Las personas pueden y deben ser procesadas por cualquier crimen de guerra que cometan, y cada parte en un conflicto armado debe cumplir el derecho internacional humanitario y hacerlo respetar por las demás partes.

¿Qué puede hacer el CICR para ayudar a los profesionales de los medios de comunicación que trabajan en situaciones de conflicto armado?

El CICR ayuda a los profesionales de los medios de comunicación que trabajan en situaciones de conflicto armado de tres maneras:
- por lo general, promueve el derecho internacional humanitario, con el fin de prevenir las violaciones del derecho y mejorar la protección;
- puede capacitar a periodistas en primeros auxilios y en DIH, y proporcionarles antecedentes para sus informes e información sobre las formas en que el derecho los protege;
- ofrece un servicio de línea directa de emergencia para periodistas en misiones peligrosas, que necesitan asistencia humanitaria.

¿Cómo puede ayudar la línea directa del CICR?

La finalidad principal de la línea directa del CICR es actuar de forma rápida y efectiva cuando un periodista o algún otro profesional de los medios de comunicación es arrestado, capturado, detenido, dado por desaparecido, herido o asesinado en zonas donde el CICR esté realizando actividades humanitarias. Siempre que las circunstancias lo permitan, el CICR podrá:
- solicitar la confirmación de una captura o arresto y obtener acceso a las personas detenidas;
- proporcionar información sobre el paradero a familiares y empleadores o asociaciones profesionales;
- ayudar a los familiares a restablecer o mantener el contacto con una persona detenida;
- evacuar a los heridos;
- en el peor de los casos, el CICR también puede intentar recuperar o trasladar los restos mortales.

¿Qué puede hacer el CICR por los periodistas detenidos?

El CICR puede hacer por los periodistas detenidos lo que puede hacer por otros civiles en la misma situación. Por ejemplo, evaluar el trato y las condiciones durante la detención y pedir a las autoridades que los mejoren, cuando corresponda. En su diálogo con las autoridades, el CICR también puede abordar la cuestión del respeto de las garantías procesales y judiciales aplicables. En resumen, el CICR se centrará en lo que puede hacer para salvaguardar la seguridad física de los periodistas detenidos. Sin embargo, el CICR no hará campaña por la libertad de expresión o el derecho a la información, ya que esto excede su mandato. Todos los servicios del CICR son estrictamente humanitarios.

¿Quién puede informar un caso a la línea directa y cómo?

Los profesionales de los medios de comunicación, sus familiares o sus empleadores pueden notificar los casos directamente a la oficina del CICR más cercana; pueden llamar a la línea directa disponible las 24 horas, al número +41 79 217 32 85; o enviar un mensaje por correo electrónico a press@icrc.org. En esa comunicación, deberán brindar información básica como:
- el nombre de la persona buscada;
- la fecha de nacimiento y la nacionalidad;
- información sobre las circunstancias del incidente (si estuviera disponible);
- las razones por las cuales se solicita asistencia.
Esta información se transmitirá posteriormente al personal especializado del CICR. Encontrará más información sobre cómo funciona la línea directa en este folleto.

¿Cómo se atienden las solicitudes?

Al recibir una solicitud, el CICR informa inmediatamente al solicitante en qué medida puede darle seguimiento. Esto dependerá de la presencia de la organización en el terreno, de las actividades humanitarias y del entorno de seguridad. Por otro lado, la gestión de las solicitudes casi siempre requiere la cooperación de varios miembros del personal que realizan diferentes actividades, como las visitas a las personas detenidas, la búsqueda de personas dadas por desaparecidas o la prestación de asistencia médica. El proceso puede ser largo y difícil y, en general, no se le da publicidad alguna. Lamentablemente, nunca se puede garantizar que se llegará a resultados concretos. Sin embargo, todos los datos, incluso los que pueden parecer menores, son importantes. Por ejemplo, la confirmación de la detención de una persona o un signo de vida, puede llevar mucho alivio a sus familiares y empleadores preocupados. El CICR trata en forma confidencial los casos que recibe a través de la línea directa y, a cambio, espera que quienes solicitan su asistencia traten con la misma discreción la información que se les brinda.

¿Por qué el CICR no difunde más información sobre los casos que atiende a través de su línea directa?

Los casos que se atienden a través de la línea directa pueden ser muy delicados, incluso de vida o muerte. La confidencialidad ha demostrado su efectividad en repetidas ocasiones para ayudar al CICR a ganarse y mantener la confianza de todas las personas con las que trata. También permite que el CICR pueda obtener acceso a lugares a los que no puede acceder ninguna otra organización. Si bien algunas de las acciones emprendidas por el CICR han tenido amplia cobertura de los medios de comunicación (por ejemplo, la evacuación de periodistas del hotel Rixos en Trípoli, Libia, en agosto de 2011), la mayoría de los esfuerzos realizados no se difunden públicamente.

¿El CICR compila estadísticas sobre incidentes relacionados con profesionales de los medios de comunicación en misiones peligrosas?

El CICR no compila estadísticas sobre ataques contra profesionales de los medios de comunicación o muertes de esos profesionales. Sin embargo, sí lo hacen varias organizaciones encargadas de la seguridad de los medios de comunicación (por ejemplo, los informes del Comité para la Protección de los Periodistas).