Colombia: desplazamiento

12 marzo 2015

El sufrimiento de los desplazados individuales fue un motivo de preocupación en 2014. Aunque no aparecieran en las noticias, miles de personas huyeron solas de la violencia, a menudo hacia municipios sin capacidad de apoyarlos. A veces, pasaron hasta tres meses sin recibir ayuda.

Otra de las preocupaciones del CICR respecto del desplazamiento fue la persistencia de casos masivos, es decir, de más de 50 personas. La organización humanitaria atendió veinte de estas emergencias, dos más que en 2013.

Una comunidad indígena desplazada recibe alimentos y productos de aseo en una zona rural de Buenaventura. ©CICR/Ismael Sánchez

Respuesta del CICR

  • 13.000 personas desplazadas mejoraron su situación al recibir alimentos, enseres para el hogar, productos de aseo o dinero para cubrir necesidades básicas.
  • Cinco comunidades –cerca de 3.000 personas– que retornaron a sus tierras tras desplazarse se beneficiaron de intervenciones productivas.
  • 4.300 desplazados contaron con albergues con acceso a agua, saneamiento básico e higiene.
  • A través de un programa de empleo para víctimas de la violencia, 500 personas –en su mayoría desplazadas– obtuvieron contratos de trabajo que les permitió sustentar a sus familias (casi 1.900 personas. Además, 350 personas recibieron formación para mejorar sus competencias laborales.

 Descargar el Informe
 Colombia 2014