Distribución de asistencia para familias desplazadas en zonas aisladas de las afueras de Marawi

  • Ditsaan-Ramain, Lanao del Sur
    Ditsaan-Ramain, Lanao del Sur
    Un niño observa la distribución de socorros llevada a cabo por el CICR y la Cruz Roja de Filipinas en Ditsaan-Ramain, al este de Marawi, donde hace más de un mes comenzaron los enfrentamientos.
    CICR/A. Marohom
  • Ditsaan-Ramain, Lanao del Sur
    Ditsaan-Ramain, Lanao del Sur
    Desde el inicio de las hostilidades, el CICR y la Cruz Roja de Filipinas (CRF) vienen trabajando conjuntamente para ayudar a las personas afectadas. Los voluntarios de la CRF están debidamente capacitados y son una pieza fundamental en la prestación oportuna y eficiente de apoyo a los habitantes de Marawi que han sido desplazados de su hogar.
    CICR/A. Marohom
  • Ditsaan-Ramain, Lanao del Sur
    Ditsaan-Ramain, Lanao del Sur
    Un funcionario del CICR explica la distribución de socorros a las familias desplazadas para que el proceso se desarrolle de la mejor manera posible.
    CICR/A. Marohom
  • Ditsaan-Ramain, Lanao del Sur
    Ditsaan-Ramain, Lanao del Sur
    Un empleado del CICR ayuda a una señora mayor a cargar sus artículos de socorro. Es la primera vez que las familias desplazadas de esta zona reciben semejante cantidad de provisiones.
    CICR/A. Marohom
  • Ditsaan-Ramain, Lanao del Sur
    Ditsaan-Ramain, Lanao del Sur
    Cada familia recibió artículos domésticos, como colchonetas, bidones, mosquiteros, mantas y utensilios de cocina.
    CICR/A. Marohom
  • Ditsaan-Ramain, Lanao del Sur
    Ditsaan-Ramain, Lanao del Sur
    También se entregaron artículos de aseo personal a familias alojadas en centros de evacuados. La asistencia se distribuyó justo antes del fin del sagrado mes del Ramadán.
    CICR/A. Marohom
27 junio 2017

Miles de personas que no consiguieron escapar de los enfrentamientos en la ciudad de Marawi para desplazarse hacia el norte hasta Iligan se trasladaron a los municipios ubicados al este del lago Lanao. En Ditsaan-Ramain, uno de esos municipios remotos, la distribución de socorros es escasa debido a los problemas que presenta la zona en materia de seguridad y acceso, lo que obliga a las familias desplazadas a pagar precios más elevados para adquirir alimentos y otros artículos de primera necesidad.

A fin de brindarles apoyo, los días 23 y 24 de junio distribuimos provisiones a unas 13.000 personas desplazadas alojadas en centros de evacuados y en casas de familiares en Ditsaan-Ramain, en colaboración con voluntarios de la Cruz Roja de Filipinas. Unos 650 evacuados también recibieron artículos de aseo personal como parte de los socorros.

Suscríbase a nuestro boletín