Ecuador: CICR y MIDENA realizan primer curso nacional de manejo de pacientes heridos por armas

01 junio 2018
Ecuador: CICR y MIDENA realizan primer curso nacional de manejo de pacientes heridos por armas
Medicos de las FFAA y la Policia de varias regiones del país asistiendo en Quito a la capacitación del CICR a cargo del cirujano Manuel Sáenz - CC BY-NC-ND / CICR / M.Vasco

El CICR organizó con el Ministerio de Defensa Nacional del Ecuador (MIDENA) el curso Manejo de Pacientes Heridos por Armas de Fuego y Explosiones, el primero de este tipo que se imparte en el país, que se llevó a cabo en Quito entre el 30 de mayo y el 1 de junio.

La idea de la capacitación fue dar a conocer los conceptos más importantes para que el personal médico trate ese tipo de incidencias y así responder a las necesidades de formación del sistema de sanidad militar del Ecuador.

El curso contó con la participación de cincuenta especialistas de salud de las Fuerzas Armadas y de la Policía provenientes de diversas regiones del país, convocados por la Dirección de Gobernanza de Salud y Sanidad Militar del MIDENA. Entre los asistentes, se contaron cirujanos, anestesiólogos, ortopedistas, urgenciólogos y médicos clínicos, así como personal de enfermería que participa específicamente en la atención directa de pacientes heridos en actos de violencia.

Las clases estuvieron a cargo del doctor Manuel Sáenz, cirujano regional para las Américas del CICR, quien presentó más de veinte módulos sobre temas como balística médica y balística explosiva, lesiones por armas y por explosión, quemaduras en pacientes con trauma por armas, anestesia en entornos de escasos recursos, atención a embarazadas heridas por armas y cesárea post mortem, entre otros.

"Para atender a heridos por armas, el personal de salud debe estar preparado y capacitado. Muchas veces debe responder rápidamente y no siempre con los insumos y recursos necesarios, por lo que debe ser ingenioso y estar organizado. De esto trató el curso, que fue muy bien recibido por los participantes", acotó el doctor Sáenz.