El Movimiento de la Cruz Roja en Venezuela, trabajo neutral e imparcial

En el país, el CICR, la Cruz Roja Venezolana y la Federación realizan sus tareas en conjunto para fortalecer la respuesta humanitaria

14 septiembre 2017
El Movimiento de la Cruz Roja en Venezuela, trabajo neutral e imparcial
Cruz Roja Venezolana y CICR trabajan con comunidades en el estado fronterizo de Apure en Promoción de la Salud, lo que incluye actividades de agua y saneamiento. CC BY-NC-ND / CICR / A. Tombet

Una idea nacida en Suiza hace más de 150 años engloba en la actualidad a más de 17 millones de personas en todo el mundo por una misma y poderosa causa: ayudar a personas afectadas por desastres, epidemias, conflictos armados y violencia. En un inicio, nuestro fundador, Henry Dunant, creó al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en 1863, para ayudar, proteger y asistir -de manera neutral e independiente- a las víctimas de la guerra. Más adelante, se ampliaría la acción del CICR también a situaciones de violencia distintas a conflictos armados.

Luego de la fundación del CICR, cada país fue adoptando paulatinamente su Cruz Roja o la Media Luna Roja (para evitar confusiones de tipo religioso, como en países musulmanes), conocidas también como Sociedades Nacionales de Cruz Roja o de la Media Luna Roja, para preparar grupos de socorro que pudieran brindar ayuda en cualquier otra situación de emergencia. Ya en la Primera Guerra Mundial (1914-1918) existían 42 sociedades nacionales. Hoy son 190. En 1919, las sociedades nacionales establecen una Federación que les ayuda a coordinar sus esfuerzos en favor de las personas más vulnerables.

Se terminaba de conformar el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, que hoy en día es la red humanitaria más grande del mundo, y está compuesto por:

  • el Comité Internacional de la Cruz Roja,
  • la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, y
  • las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.

En 1949, son aprobados los cuatro Convenios de Ginebra- como se conocen en la actualidad-, que son la base del derecho internacional humanitario (DIH) o "Derecho de la Guerra", el cual trata de limitar los efectos de los conflictos armados, además de proteger a las personas que no participan o que dejaron de participar en los combates y restringir los medios y métodos de hacer la guerra.

Posteriormente, fueron aprobados tres protocolos adicionales a los Convenios, que amplían las reglas relativas a la protección de los civiles y las aplicables en conflictos armados no internacionales. Asimismo, se aprueba el uso de un tercer emblema: el Cristal Rojo.

Además de los Convenios de Ginebra, el Movimiento adoptó siete principios fundamentales que son la base de su funcionamiento:

  • Neutralidad – no tomar partido en controversias ideológicas, políticas o religiosas
  • Humanidad – proteger la vida y la dignidad de las personas
  • Independencia – trabajar con independencia de gobiernos y otras organizaciones
  • Imparcialidad – no discriminar por raza, religión, nacionalidad, condición social, etc.
  • Unidad – solo puede haber una Sociedad Nacional por país
  • Universalidad – presente en todo el mundo
  • Voluntariado – carácter desinteresado de todos los miembros del Movimiento

En Venezuela, los tres componentes del Movimiento interactúan y llevan adelante sus labores específicas. Como miembros de una misma familia, en ocasiones se apoyan para fortalecerse o para mejorar su respuesta humanitaria.

Cruz Roja Venezolana y CICR trabajan con comunidades en el estado fronterizo de Apure en Promoción de la Salud, lo que incluye actividades de agua y saneamiento. ©Cruz Roja Venezolana

CICR: Desde la década del 70 en Venezuela

La sede principal del CICR se encuentra en Ginebra, Suiza. Cuenta con más de 80 oficinas y 14.500 empleados en el mundo. En Caracas, funciona la Delegación Regional del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para Venezuela y los Estados de la CARICOM, que realiza sus actividades desde los años 70 pero con sede permanente desde el 2000, cuando el CICR formalizó ante el Gobierno venezolano su presencia y actividades en el país.

El CICR en Venezuela apoya y trabaja con la Cruz Roja Venezolana para incrementar su capacidad de respuesta ante emergencias, como por ejemplo, sus actividades de primeros auxilios. Asimismo, colabora con las brigadas de salud de la Sociedad Nacional en la frontera con Colombia.

Por otro lado, el CICR proporciona y apoya formación para personal de salud en cirugía para manejo de lesionados por armas de fuego. Se han realizado talleres en distintos puntos del país con personal civil y militar. También promueve que se respeten los servicios de salud y que se proteja al personal de Cruz Roja así como su emblema.

Igualmente, el CICR promueve con la Fuerza Armada y las fuerzas de Seguridad el derecho internacional humanitario, los estándares universales del uso de la fuerza y los principios humanitarios universales.

Adicionalmente, el CICR trabaja con comunidades especialmente afectadas por situaciones de violencia para disminuir su vulnerabilidad a través de talleres de primeros auxilios y talleres de comportamientos seguros, es decir, acciones para resguardarse frente a eventos armados y otros riesgos.

Cruz Roja Venezolana: más de 120 años de fundada

La Cruz Roja Venezolana fue fundada en Caracas el 30 de enero de 1895. Actualmente tiene presencia en gran parte del país y cuenta con ocho hospitales y 23 ambulatorios.

Está integrada por voluntarios y personal que prestan una amplia gama de servicios que van del socorro en casos de desastres naturales, la formación en primeros auxilios a las comunidades, el restablecimiento de contactos familiares, jornadas educativas sobre temas de salud, apoyo psicosocial, entre otros.

Igualmente, la Cruz Roja Venezolana tienen un rol de auxiliar de los poderes públicos en las tareas humanitarias, de acuerdo a su misión y según sus capacidades. Trabaja con total independencia, debido al amplio conocimiento y presencia en las distintas zonas del país, la experiencia y el acceso que tiene a las comunidades para prestar una ayuda apropiada allí donde hace falta.

Federación: hombro a hombro con las Sociedades Nacionales

La Federación Internacional de Sociedades de Cruz Roja y Media Luna Roja colabora con las Sociedades Nacionales para brindar su ayuda en caso de desastres naturales en cualquier parte del mundo. Sus operaciones de socorro se combinan con programas de preparación para desastres, actividades de salud y asistencia, así como la promoción de valores humanitarios.

La Federación Internacional además apoya programas de reducción del riesgo y lucha contra la propagación de enfermedades como el VIH/SIDA, tuberculosis, zika, gripe aviar y malaria, entre otras epidemias a nivel mundial.

Dentro del Movimiento, la Federación tiene una responsabilidad de promover el desarrollo de las Sociedades Nacionales locales. Es por ello que en Venezuela trabajan en conjunto con la Cruz Roja Venezolana, a fin de mejorar su respuesta humanitaria, a través del fortalecimiento de su estructura y la formación de los voluntarios y personal.