Eritrea / Etiopía: madre e hija se reencuentran tras 18 años de separación

23 marzo 2016
Eritrea / Etiopía: madre e hija se reencuentran tras 18 años de separación
En Etiopía, Lemlem (centro) con su hijo menor y su hija, a quien no había visto hacía 18 años. CC BY-NC-ND / CICR

Al retornar a Etiopía desde Eritrea, Lemlem no podía dejar de llorar de emoción. Es que tras una separación de 18 años, su regreso le permitió reencontrarse con su hija Merhawit y conocer a su hermano y a su hermana.

Lemlem no había vuelto a ver a Merhawit desde que la niña tenía dos años.

"Cuando vi a mi hija y a mi hermana quedé tan conmovida que me pasé el día llorando. Todavía no puedo creer que estemos juntas. Mientras vivía en Eritrea, pensaba en mi familia todo el tiempo. Nunca imaginé que volveríamos a estar todos juntos después de tanto tiempo," dijo Lemlem.

"No hay nada más emocionante que volver a encontrar a la familia".

Tras recibir ayuda del CICR. Lemlem, de 40 años, regresó a Etiopía a fines del año pasado, junto con sus dos hijos nacidos en Eritrea.

Lemlem junto a su hermana, su hijo menor y otros familiares, en Humera, Etiopía. CC BY-NC-ND / CICR

Lemlem nació en la región de Tigray, en Etiopía. Se crió en una pequeña aldea cerca de la frontera con Eritrea. Su esposo abandonó a la familia tras el nacimiento de Merhawit. Así fue que Lemlem se resolvió a cruzar a Eritrea, con la esperanza de encontrar empleo y una vida mejor.

En ese momento tomó la difícil decisión de dejar a su pequeña al cuidado de la abuela.

En Eritrea, Lemlem tuvo dos hijos varones, a quienes crió sola. Trabajó como cocinera- preparando enjera, la especialidad regional- y como peluquera. Pero la paga era escasa.

"La vida era muy difícil, sobre todo sin el apoyo de la familia", relata Lemlem al recordar su estadía en Eritrea.

El año pasado, tras 18 años en Eritrea, Lemlem decidió que debía regresar a Etiopía, aunque le habían dicho que el trayecto era peligroso.

"Además, no sabía cómo obtener la documentación para que mis hijos pudieran viajar conmigo. Gracias al apoyo del CICR en Asmara, me animé por fin a iniciar el trámite administrativo", dijo.

El primer contacto de Lemlem con el CICR en Asmara se produjo tras recibir noticias de su familia a través de un mensaje de Cruz Roja. "No había tenido oportunidad de ver a mi hija desde que la dejé en Etiopía cuando ella era muy pequeña. La vi por primera vez por fotografías que ella envió junto al mensaje de Cruz Roja hace dos años. Cuando las recibí, sentí como que tenía a mi hija a mi lado", agregó Lemlem.

"El CICR en Asmara me ayudó a costear los gastos del viaje y me prestó apoyo para tramitar la documentación".

En la frontera con Sudán, autobuses contratados por el CICR y la Cruz Roja Etíope facilitan el transporte de las personas que regresan a Etiopía para reencontrarse con sus familiares. CC BY-NC-ND /CICR

Lemlem y las demás personas que regresaban a Etiopía emprendieron dos días de viaje en medio del calor y el polvo y padeciendo las irregularidades del camino, hasta llegar primero a Tessenei, en la frontera con Sudán, desde donde cruzaron a Etiopía. El trayecto en Etiopía se completó con el cruce de un río en botes desvencijados.

Unas 220 personas, entre ellas hombres, mujeres, ancianos, enfermos y niños muy pequeños, realizaron el cruce junto con Lemlem, para empezar una nueva vida en Etiopía. El CICR y la Cruz Roja Etíope les suministraron agua y alimentos durante los cuatro días siguientes en que las autoridades de inmigración registraron su ingreso.

Los voluntarios y colaboradores de la Cruz Roja Etíope y del CICR reciben a las personas repatriadas que habían estado viviendo en Eritrea y que decidieron voluntariamente regresar a Etiopía. CC BY-NC-ND / CICR

Tras un viaje difícil, Lemlem llega finalmente a Humera, Etiopía, donde viven su hija y sus hermanos. Lemlem y sus hijos, de 15 y 8 años de edad, viven ahora junto a la familia. Lemlem está hoy a cargo de un pequeño servicio de cafetería que logró abrir con el subsidio por repatriación aportado por el gobierno de Etiopía y su sueño es abrir una peluquería para ayudar así al resto de su familia.

Lemlem en su nueva cafetería. CC BY-NC-ND / CICR

Desde 2009, el CICR facilitó la repatriación voluntaria de más de 4.600 etíopes desde Eritrea a Etiopía, con el apoyo de la Cruz Roja Etíope y la estrecha cooperación de las autoridades a ambos lados de la frontera.

Tras el arribo de los repatriados a Etiopía, el CICR y la Cruz Roja Etíope les facilitan el transporte y les proveen apoyo mediante el suministro de agua, alimentos y artículos domésticos esenciales.

Más información sobre nuestras actividades de reunificación familiar en Côte d'Ivoire y Liberia: