“Es urgente intensificar masivamente la respuesta humanitaria para afrontar la crisis alimentaria”, afirma el director de Actividades Operacionales del CICR

22 marzo 2017
“Es urgente intensificar masivamente la respuesta humanitaria para afrontar la crisis alimentaria”, afirma el director de Actividades Operacionales del CICR
CC BY-NC-ND / ICRC / A. Synenko

El Comité Internacional de la Cruz Roja hace un llamamiento por 400 millones de dólares estadounidenses para asistir a quienes están padeciendo las crisis humanitarias en Somalia, Yemen, Sudán del Sur y el noreste de Nigeria. Los fondos permitirán llevar ayuda esencial a cinco millones de personas vulnerables.

Durante una conferencia de prensa celebrada hoy en Ginebra, Dominik Stillhart, director de Actividades Operacionales del CICR, advirtió sobre la necesidad de intensificar masivamente la asistencia para evitar que se precipite de manera drástica la situación en estos países.

A principios de este mes, la ONU anunció que más de 20 millones de personas enfrentan riesgo de hambruna en estos cuatro países. El señor Stillhart declaró que todavía se está a tiempo de evitar una hambruna en Somalia y Yemen.

"Alimentos, agua, refugio y asistencia de salud: son necesidades que requieren una respuesta de inmediato. Junto con nuestros socios del Movimiento de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, estamos intensificando nuestra operaciones. Estamos presentes en el lugar, brindando asistencia en estos cuatro países. Presenciamos el sufrimiento masivo. A millones de personas se les niega lo más elemental para la supervivencia."

El director de Actividades Operacionales subrayó también la necesidad de abordar directamente las causas profundas de la crisis.

"Ninguna ayuda financiera permitirá neutralizar el obstruccionismo político y el incumplimiento de las normas de la guerra. En última instancia, en estos países la hambruna es una consecuencia. La causa profunda es la presencia de conflictos prolongados e inextricables. El conflicto es la causa que inutiliza las tierras agrícolas, obliga a las personas a huir de sus hogares y destruye hospitales y otros servicios vitales", declaró.

El señor Stillhart instó a las partes beligerantes a disponer todas las medidas necesarias para respetar las normas de la guerra, y señaló que los Estados debían hacer un mejor uso de su influencia para lograrlo. "Las violaciones de las leyes de la guerra son la causa directa del sufrimiento masivo; debemos abordar el modo en que se conducen las hostilidades."

Además del llamamiento del CICR, los asociados del Movimiento de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja en estos cuatro países precisarán al menos 100 millones de dólares estadounidenses adicionales para financiar sus operaciones en respuesta a las crisis.

Robert Mardini, director regional del CICR para Oriente Medio, declaró que no hay tiempo que perder en Yemen porque las reservas de bienes e insumos esenciales se están agotando: "Hacemos todo cuanto está a nuestro alcance, pero las necesidades son enormes. La resiliencia de la población yemenita está llegando a un punto crítico. Las partes en conflicto en Yemen deben actuar de manera responsable. Deben permitir que más bienes ingresen y se distribuyan en todo el país. La población civil y la infraestructura civil no deben ser atacados. El acceso humanitario no puede ser pieza de negociación. Para evitar la hambruna, se requiere una acción inmediata."

Patricia Danzi, directora regional del CICR para África, declaró respecto de Somalia: "A raíz de décadas de conflicto y de incumplimiento de las reglas de la guerra, muchos somalíes, forzados a huir de sus hogares una y otra vez, quedaron en una situación de vulnerabilidad extrema. La grave sequía y el acceso limitado a los servicios esenciales no hacen más que aumentar el sufrimiento. Debemos actuar ya para evitar una nueva tragedia."

Para más información:
Ewan Watson, CICR, Ginebra, tel.: +41 79 244 64 70

 

Suscríbase a nuestro boletín