Optimización del uso de datos sobre ataques contra la asistencia de salud

30 mayo 2017
Optimización del uso de datos sobre ataques contra la asistencia de salud
Libia. Las ruinas de un automóvil vistas desde una ambulancia. CC BY-NC-ND / CICR

¿Qué sabemos en verdad sobre la violencia contra la asistencia de salud en conflictos armados? No lo suficiente, de acuerdo con un informe publicado recientemente por un equipo de investigación de la London School of Economics and Political Science. Si supiéramos más, estaríamos en mejores condiciones de diseñar políticas y respuestas operacionales ante un problema que ha sido foco de creciente atención en los últimos años. El objetivo del proyecto de investigación consistió en analizar fortalezas, debilidades y posibles consecuencias imprevistas del conjunto de pruebas con el propósito de formular recomendaciones prácticas para políticas, investigaciones y acciones futuras relativas a los ataques contra la asistencia de salud en conflictos armados. El informe presenta una evaluación sistemática de la calidad del conjunto de pruebas actual sobre los ataques contra la asistencia de salud en conflictos armados y la efectividad con que se utiliza.

El informe señala que, durante los últimos cinco años, se realizaron una serie de esfuerzos concertados mediante los cuales se logró crear conciencia sobre los ataques contra la asistencia de salud en conflictos armados y se movilizó a actores del espectro político en la comunidad internacional para que abordaran el tema. Algunos de esos esfuerzos son el proyecto "Asistencia de salud en peligro" y las iniciativas lanzadas por Médicos Sin Fronteras y la organización Safeguarding Health in Conflict Coalition. Los resultados se evidencian, por ejemplo, en la aprobación por unanimidad de la Resolución 2286 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que condena enérgicamente los ataques perpetrados contra establecimientos de salud y personal sanitario en situaciones de conflicto.

Durante los últimos cinco años, se realizaron una serie de esfuerzos concertados mediante los cuales se logró crear conciencia sobre los ataques contra la asistencia de salud en conflictos armados.

Al margen del éxito de esas iniciativas de promoción, el informe sostiene que el conjunto de pruebas aún sigue sin utilizarse de manera efectiva para demostrar la creciente prevalencia de ataques contra la asistencia de salud en conflictos armados. Es posible que las afirmaciones según las cuales los ataques se están recrudeciendo no cuenten con el respaldo de pruebas contundentes, metodologías claras y datos exhaustivos, lo que puede generar que exista una desconexión entre la opinión general y la realidad en el terreno. Además, la falta de acuerdo sobre un conjunto de definiciones, indicadores y estándares comunes hace que resulte imposible incluir, en las estadísticas, varias formas de ataques contra la asistencia de salud en conflictos armados. Otro problema es que el conjunto de pruebas contiene datos de una cantidad limitada de organizaciones internacionales.

Según el informe, esto puede generar consecuencias imprevistas. El conjunto de pruebas podría, por ejemplo, sufrir manipulaciones de personas que utilicen los datos fuera de su contexto original y con fines distintos de su propósito inicial. Colectivamente, estos problemas dan como resultado una comprensión reduccionista de los ataques contra la asistencia de salud en conflictos armados que soslaya la naturaleza específica del contexto en que se producen dichos ataques y que se centra en el determinadas clases y ubicaciones de ataques de este tipo. Este fenómeno —de acuerdo con el informe— puede generar una sensación de excepcionalidad que invalida otros contextos o formas de violencia contra la asistencia de salud. Finalmente, el énfasis en dar visibilidad a los ataques contra la asistencia de salud en conflictos armados recurre a la economía de la atención mediante un discurso que se refuerza a sí mismo y que no se traduce en una mejor comprensión del problema.

El informe concluye que (...) es necesario mejorar la recopilación de datos y contar con un enfoque multidisciplinario y contextualizado a fin de analizar la cuestión y teorizarla.

El informe concluye que, para mejorar nuestra comprensión de los ataques contra la asistencia de salud en conflictos armados y responder con mayor efectividad frente a ellos, es necesario mejorar la recopilación de datos y contar con un enfoque multidisciplinario y contextualizado a fin de analizar la cuestión y teorizarla. El informe brinda una serie de recomendaciones y alienta a las partes interesadas a trabajar en conjunto en pos de lograr que estos ataques sean notificados y documentados de manera más sistemática y exhaustiva. En la actualidad, la Organización Mundial de la Salud ofrece dirección en el diseño de métodos normalizados destinados a la recopilación y el intercambio de datos sobre ataques contra la asistencia de salud en conflictos armados, en virtud de lo establecido en la Resolución de 2012 de la Asamblea Mundial de la Salud (WHA 65.20). Asimismo, se insta a las partes interesadas a facilitar un enfoque regional y multidisciplinario para investigar y analizar los ataques contra la asistencia de salud en conflictos armados, a promover la inclusión de este tipo de ataques en la esfera de la salud y la seguridad mundial, y a propugnar resoluciones aplicables destinadas tanto a prevenir los ataques contra la asistencia de salud en conflictos armados como a actuar frente a ellos.

Este informe se realizó en colaboración con Chatham House —grupo de expertos en asuntos internacionales— y en asociación con el Comité Internacional de la Cruz Roja y con Médicos Sin Fronteras.

El proyecto Asistencia de salud en peligro es una iniciativa del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja cuya finalidad es encarar el problema de la violencia contra los pacientes, los trabajadores y las instalaciones de salud y los vehículos sanitarios, y fortalecer la seguridad del acceso a la asistencia de salud y de la prestación de atención médica en conflictos armados u otras situaciones de emergencia. Estga iniciativa es apoyada por un número de socios, individuos y organizaciones, miembros de la Comunidad de interés de Asistencia de salud en peligro.

Más información:

Asistencia de salud en peligro. ¿Nos hemos acostumbrado? (en inglés)

Suscríbase a nuestro boletín