Resiliencia: la capacidad que tienen las mujeres fuertes

09 marzo 2019
Resiliencia: la capacidad que tienen las mujeres fuertes

A lo largo décadas, las mujeres han demostrado su capacidad para implementar cambios concretos y positivos dentro de la sociedad. Su destacable e incansable fuerza por salir adelante no tiene límites, más cuando se trata de proteger y sacar adelante a sus familias y a ellas mismas.

Sonia, una salvadoreña de 48 años que debió dejar su casa tras ser amenazada por violencia, es un ejemplo de resiliencia. Buscó asesoría en diversas instituciones para encontrar un lugar seguro para ella y sus hijos de 25 años, 20 años y el más pequeño de 10 años.

Sonia tocó la puerta del CICR en búsqueda de una solución para el problema que la aquejaba. Su valentía le permitió salir en busca de apoyo a pesar de encontrarse en lo que ella llama "un callejón sin salida", al tener que tomar una decisión en menos de 24 horas que afectaría su vida y la de los suyos.

Ella relata que la mujer tiene una fuerza extra que le permite reinventarse según el contexto o situación particular que le toque vivir.

En el Día Internacional de la Mujer, Sonia recuerda la primera vez que recibió el apoyo del CICR. "Me sentí escuchada, comprendida...protegida", enfatizó. Ella tuvo una cita en la oficina ubicada en el centro de gobierno, la cual recibe personas que enfrentan casos como los de Sonia, así como a personas retornadas que, por alguna circunstancia, estén amenazadas o corran peligro.

"Cuando atendí a Sonia, vi en ella la valentía de muchas mujeres, madres de familia, que buscan una nueva oportunidad, que les permita superar la situación que están viviendo. Durante un año he seguido el caso de Sonia y he aprendido de su fuerza, su esperanza y el amor incondicional que ella brinda a su familia. Sonia, es la representación de la esperanza, el valor, el amor y la determinación que las mujeres aportan a la sociedad y a la familia", expresó Martha López, quien forma parte del equipo que atiende este tipos de casos en el CICR.

La instalación del CICR está ubicada frente a Cruz Roja Salvadoreña en el centro de gobierno, una zona de fácil acceso y muy conocida en la capital salvadoreña. "Acudo a las citas al menos dos veces al mes y siempre me reciben con una sonrisa. Es muy agradable sentirse como en familia aún sin conocerse", relató.

Sonia ha cambiado su mirada, el apoyo recibido para seguimiento del caso a través de una institución privada y de asistencia humanitaria, lo que le ha permitido encontrar esperanza en el futuro. Ella ha demostrado que tener una capacidad de adaptarse, recuperarse y salir fortalecido ante la adversidad que enfrenta, "La mujer es fuerte, nos viene de adentro, nos impulsa a avanzar", Sonia recuerda que en El Salvador existe la necesidad de que la mujer viva en iguales condiciones dentro de la sociedad y que se deben crear espacios para que logren empoderarse, "Somos un motor casi imparable", finalizó.

Las instalaciones del CICR en el centro de gobierno iniciaron operaciones en 2017 e internamente han sido nombradas bajo el nombre de Margarita Cramer, quien fue la primera mujer delegada del CICR. Durante la Primera Guerra Mundial, ella participó en la creación de la Agencia Internacional de Prisioneros de Guerra en Ginebra y co-dirige el Servicio de Prisioneros de Guerra de la Entente. En 1918, fue elegida miembro del CICR. Durante la Segunda Guerra Mundial, Marguerite Cramer trabaja para la Agencia Central de Prisiones e insiste en que el CICR interviene enérgicamente para las víctimas civiles.

En la actualidad la misión de El Salvador tiene un staff conformado por al menos 60% de mujeres.