Siria: millones de personas enfrentan otro crudo invierno en el país

07 enero 2016

Millones de ciudadanos desplazados pasarán el quinto crudo invierno de la interminable crisis siria. Todos narran tristes historias de desplazamiento de sus hogares, temor frente al crudo invierno y a la falta de agua, alimentos y electricidad. Sus opciones son crueles: o comprar alimentos para sus hijos o defenderlos del frío. La mayoría no tiene cómo costear ninguna de estas alternativas.

Um y Abu Mohamed

El matrimonio está alojado en una escuela de Kessweh, Damasco rural, que se ha convertido en centro para personas desplazadas

 

"Nuestro amor y nuestras penas aumentaron en los últimos cuatro años."


Um Abdul Rahman

Mujer desplazada en el distritito de Tariq al-Bab, Alepo oriental.

 

"Si este invierno se repiten nuestra condiciones del invierno pasado, diría que para mis hijos y para mí es mejor morir."


Om Arabi

Anciana desplazada de Daraya en 2012, vive ahora en un centro de refugiados en Kessweh, Damasco rural.

"Cada invierno siento el frío en los huesos y me duele, pero en mi corazón siempre hay calidez."


Qasem

Niño desplazado en un refugio colectivo en Kessweh, Damasco rural.

Qasem acaba de recibir ropa de invierno como parte del programa conjunto de asistencia humanitaria de la Media Luna Roja Árabe Siria y el CICR. Ahora luce abrigado y contento.


Nadia y su nieto Yazan

Viven en un edificio sin terminar en Kessweh, Damasco rural.

Nadia está muy orgullosa y contenta de que, a pesar de todo, puede trabajar y costear los remedios para su querido Yazan.

> Más sobre la crisis en Siria