Somalia: las conmociones climáticas alteran las costumbres pastoriles tradicionales

  • Mohamed Hassan Gure, de 40 años, ha sido pastor toda su vida. De lo que supo ser un rebaño de 250 cabras y camellos, solo le quedan 20 cabras. Durante años, el intento de mantener sus bienes ha sido una guerra de desgaste. Pero la naturaleza recurrente de los desastres climáticos ha sido un obstáculo para la recuperación. "Solo Dios sabe, pero nos preguntamos si nuestro modo de vida está en peligro. Si las sequías continúan y los animales escasean, este modo de vida está en verdadero peligro. Ese es nuestro miedo."
    CICR/Abdikarim Mohamed
  • Ahmed Mohamud viaja en grupo con otros pastores en busca de pasturas y agua para sus animales. El cambio en las tendencias meteorológicas y la consecuente incertidumbre ha vuelto precario el modo de vida tradicional. El año pasado perdió 50 cabezas de ganado. Los largos períodos de sequía pueden ser duros para el ganado también. "Cuando atravesamos la estación seca, hacemos un refuerzo. Les damos [a los camellos] comida cuando las cosas se complican. Ponemos la comida en el suelo para que ellos se alimenten."
    CICR/Abdikarim Mohamed
  • El ganado de Abdi Ali se diezmó, primero por la sequía, y luego las lluvias arrasaron con los animales debilitados. Su principal dificultad ahora es mantener a su familia. "Primero, la sequía destruyó una parte [del ganado]. Luego, la lluvia mató al ganado frágil."
    CICR/Abdikarim Mohamed
  • Abdi Jamaa, de 35 años, vive en la aldea Tulo Qorax, ubicada a115 km al oeste de Galkacyo, región de Mudug. Solo le quedaron 20 cabras luego de perderlas por causa de la sequía y de las lluvias. Le preocupa que su modo de vida y el de sus hijos se esté tornando insostenible debido a los desastres recurrentes. "Hay muchas personas que solían criar animales y vivir en la zona rural. Cuando perdieron sus animales, simplemente se fueron a la ciudad a vivir con sus familias. Se mudaron y se transformaron en desplazados."
    CICR/Abdikarim Mohamed
  • Nuro Osman es pastora en la aldea de Banderseed, ubicada 95 km al este de la ciudad de Galkacyo. En su hogar, vive con 11 niños: sobrinos, sobrinas y algunos nietos y nietas. Su vida se ha vuelto difícil luego de que la sequía matara a su único camello y a algunas de sus cabras. "Si no llueve, las personas, incluidos los niños, se enferman, y los animales mueren. Hay más enfermedades. Los niños se enferman de cólera. Tienen diarreas. Los niños y las personas sufren."
    CICR/Abdikarim Mohamed
  • Abshiro Hassan Farah está sentada afuera de su casa en Bandeerseed. La mayoría de las casas en esta aldea remota se parecen a la suya: viviendas abovedadas con parches de tela y lona y secciones de entretejido vegetal. El Comité Internacional de la Cruz Roja ha destinado dinero en efectivo para las familias de la aldea afectadas por la prolongada estación seca de este año.
    CICR/Abdikarim Mohamed
  • Los pastores dan de beber a sus camellos en un sitio de captación de agua en Mudug, Somalia. Los pastores y los animales se refrescan en estos reservorios de agua durante sus viajes.
    CICR/Abdikarim Mohamed
29 julio 2021

Hace tiempo que las señales son claras: cada vez son más los pastores somalíes que se ven obligados a abandonar su estilo de vida tradicional como consecuencia de las duras condiciones climáticas. Durante los últimos veinte años, las largas estaciones secas y las sequías e inundaciones recurrentes han sido un obstáculo para las viejas costumbres nómadas. Para empeorar la situación, la naturaleza sucesiva de estos episodios torna casi imposible la recuperación para los pastores. Además, las recientes oleadas de plagas de langostas y el contexto de conflicto constante hacen que la vida pastoril en Somalia se torne cada vez más inviable.

Si bien el cambio climático es un problema mundial, no afecta a todos por igual. Las comunidades más pobres y marginadas, incluidos los 2,9 millones de desplazados, corren grandes riesgos ya que su capacidad de adaptación está debilitada. Estas imágenes son los testimonios de los pastores de Somalia, que han visto menguar sus rebaños de camellos, vacas y cabras como resultado del cambio en las tendencias.

Descargar noticias audiovisuales e imágenes.