Tailandia: la ayuda financiera restablece las fuentes de ingresos de familias afectadas por los enfrentamientos

07 julio 2015
Tailandia: la ayuda financiera restablece las fuentes de ingresos de familias afectadas por los enfrentamientos
Nopharat, que fue gravemente herida por un disparo, recibió del CICR una máquina de coser que le permite trabajar desde su casa. CC BY-NC-ND/CICR/Abdul Mano

Los enfrentamientos en el sur de Tailandia afectan todavía a numerosas familias. La vida de muchas personas se ha visto gravemente afectada por la pérdida o la detención de un miembro de sus familias (a menudo su sostén económico) o por el hecho de que sus seres queridos necesiten cuidados por lesiones que son consecuencia de los enfrentamientos.

Nopharat Sani y Wanphen Inthongkaew viven en Tambon Thung Phala, en el distrito de Kok-pho, desde hace más de 40 años. Las dos hermanas solían ir juntas en sus motocicletas hasta el mercado cercano.

Tienen un vivo recuerdo del día que cambió sus vidas.

En abril de 2013, Nopharat y Wanphen estaban en camino para hacer sus compras cuando les dispararon. Ambas mujeres cayeron de sus motos al instante. Nopharat sufrió heridas de bala en la cadera derecha, y Wanphen en la pierna derecha. Fueron rápidamente trasladadas al hospital provincial de Pattani, para recibir tratamiento de emergencia.

Las hermanas tuvieron su primer contacto con el CICR en esa situación desafortunada.

Prestar asistencia financiera

"No sabía cómo se había enterado el CICR de que estaba herida. Pero luego me explicaron que hacen un seguimiento de todos los incidentes en las provincias de la frontera sur. Habían tenido noticias de mi ataque y vinieron a visitarme", recordó Wanphen.

Al principio, no podía trabajar. Durante los seis primeros meses, me quedé en casa. Mi situación financiera se volvió muy difícil. Desde que empecé a recibir ayuda financiera del CICR, ha mejorado mucho.

"Antes no podía hacer postres en mi puesto de comida porque no tenía el material necesario. Cuando el CICR me compró un triturador de hielo, me ayudó a nivel financiero. Antes recaudaba 100 bahts. Ahora son 200. No es suficiente para poder ahorrar. Mis hijos todavía van a la escuela. Pero es suficiente para cubrir mis gastos."

Wanphen, con su pequeño puesto de comida en el distrito de Kok-pho, en Tailandia, recibió apoyo financiero del CICR después de resultar gravemente herida por un disparo. CC BY-NC-ND/CICR/Kanya Chimroylarp

Restablecer las fuentes de ingresos locales

Las lesiones de Nopharat eran mucho más graves. Después del ataque, estuvo casi ocho meses sin poder andar, y actualmente padece todavía sus lesiones a largo plazo.

"Cuando estaba en el hospital, el CICR vino a visitarme, pero yo no era realmente consciente de quién me visitaba en ese momento. No solo volvieron a visitarme en el hospital, sino que también hicieron un seguimiento después de que me dieran el alta y volviera a casa", recordó Nopharat.

"Vinieron a ver en qué trabajaba, para saber si era sostenible, y luego hicieron posible que pudiera ganarme la vida."

Nopharat recibió del CICR una máquina de coser y ahora trabaja como costurera desde su casa. Ha vuelto a su vida normal en la medida de lo posible, pese a los desafíos que persisten.

En 2011, el CICR inició un programa de iniciativas microeconómicas para restablecer las fuentes de ingresos de personas directamente afectadas por los enfrentamientos en Tailandia. El programa da a sus beneficiarios asistencia financiera para poner en marcha pequeños emprendimientos, de manera que puedan generar ingresos para ellos mismos y sus familias.