Una adolescente siria da clases a niños refugiados en Líbano

05 marzo 2015

Nejmeh, de 14 años, vive con sus padres y hermanos en Ketermaya, Líbano, desde hace un año. Proveniente de Ghuta, en las afueras de Damasco, su familia huyó de esa ciudad hace dos años, cuando la crisis en Siria empeoró y permanecer allí se tornó demasiado peligroso. Primero se albergaron en una escuela, junto con otros refugiados sirios, y luego se mudaron al atestado refugio en el que viven hoy. "Enseño inglés, matemática y ciencia a los niños que viven aquí", relata la adolescente. "Espero que brindarles una educación los ayuda a olvidar sus problemas y la pérdida de seres queridos".