Cuando la lluvia se convierte en polvo

22 octubre 2020
Referencia4487
IdiomaInglés
Francés
Español

Los países en los que se libran conflictos armados son desproporcionadamente vulnerables a la variabilidad y el cambio climáticos, dado que la capacidad de adaptación de las personas, los sistemas, y las instituciones que ya afrontan las consecuencias de los conflictos es limitada. Este informe se basa en una investigación realizada en el sur de Irak, el norte de Malí y el interior de República Centroafricana. Toma en cuenta la experiencia del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y bibliografía científica sobre el tema, para explorar la respuesta de las personas a la combinación de los riesgos relativos al clima y los conflictos, y su adaptación a ellos. Plantea cómo el CICR y el sector humanitario en general deberán adaptarse para abordar estos riesgos, y hace un llamado urgente a reforzar la acción y la financiación climáticas en los países afectados por conflictos.