• Enviar
  • Imprimir

En recuerdo de Hiroshima: el desarme nuclear es un imperativo humanitario

06-08-2014 Declaración

La participación del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja en el debate nuclear se remonta al momento en que se lanzó la primera bomba atómica sobre Hiroshima. El 6 de agosto de 1945, a las 8.15, hubo un intenso destello de luz en la ciudad y en un instante murieron decenas de miles de personas, hospitales y centros de salud fueron calcinados e Hiroshima quedó en ruinas.

Ginebra (FICR/CICR) – Pero en medio de esa terrible devastación, un hospital se salvó. A pesar de estar cerca del epicentro de la explosión, el Hospital de la Cruz Roja Japonesa escapó milagrosamente a la destrucción total y se llenó de víctimas. Ahora bien, casi todos los equipos y suministros médicos estaban destruidos o habían quedado inutilizables y muchos médicos y enfermeras habían muerto o resultado heridos. Pero había dedicación y ayuda por llegar. El Dr. Marcel Junod del Comité Internacional de la Cruz Roja se enteró de la devastación y fue el primer médico extranjero que evaluó lo acontecido. Sus informes son escalofriantes relatos de lo que ocurre después de una detonación nuclear.

La cuestión de las armas nucleares preocupa seriamente al Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja desde hace 69 años.

La cuestión de las armas nucleares preocupa seriamente al Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja desde hace 69 años y tras su uso en Hiroshima y Nagasaki hicimos oír nuestra preocupación por el impacto humanitario de las armas nucleares. De ahí que en la XVII Conferencia Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja de 1948, el Movimiento adoptara una resolución en la que reclamaba la prohibición de las armas nucleares a la que siguió otra de la XVIII Conferencia Internacional de 1952. En resoluciones posteriores, también se instaba a prohibir todas las armas de destrucción masiva.

Más recientemente, en 2011, el Consejo de Delegados del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja expresó una vez más esa preocupación al adoptar una resolución en la que se dice “profundamente preocupado por la capacidad destructiva de las armas nucleares, el indescriptible sufrimiento que causan al ser humano, la dificultad de controlar sus efectos en el espacio y en el tiempo, la amenaza que entrañan para el medio ambiente y las generaciones futuras y el riesgo de escalada que conllevan.” También llama a los Estados a asegurar que nunca más se volvieran a emplear y a proseguir las negociaciones sobre la prohibición del uso y la eliminación total de las armas nucleares, basándose en los compromisos y las obligaciones internacionales existentes. La determinación del Movimiento de trabajar en la consecución de dichos objetivos se describe en el plan de acción cuatrienal, adoptado en 2013.

Valoramos el hecho de que los Estados hayan empezado a prestar mayor atención a las consecuencias humanitarias de las armas nucleares. Las conferencias internacionales que tuvieron lugar en Oslo, Noruega, en 2013 y Nayarit, México, en 2014 fueron eventos importantes que contribuyeron a sacar a luz los horrendos efectos de una detonación nuclear. En esas reuniones se nos confirmó que el uso de cualquier arma nuclear sería catastrófico y plantearía serias preocupaciones bajo el derecho internacional humanitario. De hecho, hoy más que nunca, nos resulta difícil ver de qué manera, cualquiera de esos usos pueda estar en conformidad con dicho cuerpo jurídico.

Siendo la red humanitaria más grande del mundo, una de nuestras tareas importantes consiste en asegurar que nuestro llamado se escuche en el mundo entero y el año próximo ofrece varias oportunidades de hacerlo.

En 2015 se cumplen 70 años de los bombardeos atómicos sobre Hiroshima y Nagasaki. Será un momento importante para que el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, y de hecho el mundo entero, reflexione sobre los peligros de esas armas y nos recuerde la necesidad de prohibirlas y eliminarlas de una vez y para siempre.

Instamos a las organizaciones internacionales y no gubernamentales, así como a los componentes del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja a redoblar esfuerzos para concientizar sobre las consecuencias humanitarias de las armas nucleares.

Además, los Estados seguirán considerando las consecuencias de las armas nucleares en la Tercera Conferencia Internacional sobre el Impacto Humanitario de las Armas Nucleares que acogerá el Gobierno de Austria en diciembre. La Conferencia de Examen del Tratado sobre la No-Proliferación de Armas Nucleares de 2015 también será un momento importante para que los Estados consideren las discusiones de las reuniones de Oslo, Nayarit y Viena, y reflexionen sobre la mejor manera de avanzar en el desarme nuclear. Esperamos que en esos foros, los Estados tengan en cuenta las opiniones del Movimiento sobre las armas nucleares y nuestros llamados a aumentar la acción en la materia. A su vez, el Consejo de Delegados y la Conferencia Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja de 2015 serán una oportunidad de evaluar las actividades del Movimiento relativas a este tema.

Por último, consideramos que el año próximo será un momento crucial en las discusiones sobre las armas nucleares. Instamos a las organizaciones internacionales y no gubernamentales, así como a los componentes del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja a redoblar esfuerzos para concientizar sobre las consecuencias humanitarias de las armas nucleares. También exhortamos a los Estados a reconocer que el desarme nuclear es un imperativo humanitario y a reflexionar sobre la forma de avanzar significativamente hacia un mundo sin armas nucleares.

La humanidad ha tenido suerte que las armas nucleares no se hayan vuelto a usar desde aquellos trágicos días de Agosto de 1945 y debemos hacer todo lo que podamos para asegurar que ejemplos como los de Hiroshima y Nagasaki jamás vuelvan a ocurrir.

Tadateru Konoe,
Presidente, Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja

Peter Maurer,
Presidente, Comité Internacional de la Cruz Roja


Para más información diríjase a:

Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR)

Alexis Heeb, Unidad de Relaciones Públicas, CICR Ginebra
Móvil: +41 -(0)79-2187610 – Oficina +41 -(0)22- 7303772 –
Correo-e: aheeb@icrc.org – Twitter: @AHeebICRC

Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR)

Benoit Matsha-Carpentier, jefe de equipo, comunicaciones públicas, FICR Ginebra
Móvil: +41 79 213 24 13 – Oficina +41 (0)22 730 46 96  
Correo-e: benoit.carpentier@ifrc.org – Twitter: @BenoistC