Entrevista a Emmanuelle Birraux, coordinadora de protección de la delegación del CICR en Ucrania, sobre las visitas a detenidos

27 enero 2015

¿Qué hace el CICR a favor de las personas detenidas con relación al conflicto?

El CICR visita a las personas detenidas pertenecientes a ambos bandos del  conflicto en Ucrania a fin de comprobar el trato que se les dispensa y sus condiciones de detención.  Las visitas a los lugares de detención hacen posible que los delegados del CICR registren los datos de los detenidos y les ayuden a restablecer y mantener el contacto con sus familiares.  En todo conflicto, los detenidos están amparados por el derecho internacional humanitario, lo que significa que deben ser tratados humanamente y con respeto por su dignidad en todas las instancias de su detención.  El CICR se esfuerza por apoyar a las autoridades de detención en este sentido.

¿Pudo visitar a los detenidos de ambos bandos del conflicto?

El lunes 26 de enero por la mañana, el CICR pudo visitar en el Hospital Traumatológico  de Donetsk a cuatro ucranianos detenidos en relación con el conflicto.  En el transcurso de la visita, el CICR pudo reunirse con los detenidos en privado y conversar con ellos  sobre las condiciones de su detención. En las zonas bajo control de las autoridades ucranianas, el CICR visitó hasta el presente a los detenidos de los centros de Zaporiyia, Odesa, Poltava, Járkov, Mariupol y Kiev.

¿Qué nos puede decir sobre las condiciones en que se mantiene a los detenidos?

El CICR comparte el resultado de sus visitas en forma directa y confidencial con las autoridades detenedoras pertinentes. No formula comentarios públicos sobre las observaciones registradas durante las visitas a los detenidos, ni divulga las identidades o el estado de salud de las personas visitadas. Cuando procede, el CICR recuerda a las autoridades de detención que el trato de los prisioneros, así como las condiciones de  detención, deben ajustarse a las normas establecidas por el derecho internacional humanitario, a fin de asegurar el respeto de la vida y la dignidad de los detenidos.