La Cruz Roja y la Media Luna Roja denuncian la continua violencia contra los voluntarios que se esfuerzan por detener la propagación del ébola

11 febrero 2015
La Cruz Roja y la Media Luna Roja denuncian la continua violencia contra  los voluntarios que se esfuerzan por detener la propagación del ébola
Voluntarios de la Cruz Roja de Guinea entierran una víctima de ébola. En promedio, han enterrado dos cadáveres por día durante el brote de esa enfermedad. Federación Internacional/ Moustapha Diallo

El Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja está profundamente preocupado por la continua violencia ejercida contra sus voluntarios en Guinea. Debido al miedo y la desconfianza en torno a la enfermedad causada por el virus del Ébola, el personal y los voluntarios de la Cruz Roja han sido atacados en recurrentes ocasiones por las atemorizadas comunidades.

El incidente más reciente tuvo lugar el domingo 8 de febrero en la localidad de Forécariah, Guinea Occidental. Dos voluntarios de la Cruz Roja fueron golpeados cuando intentaban ofrecer un entierro digno y seguro en la comunidad. Se ha cometido un promedio de diez ataques por mes contra voluntarios de la Cruz Roja en Guinea desde julio de 2014. Los ataques incluyeron agresiones tanto verbales como físicas.

"Los voluntarios de la Cruz Roja trabajan noche y día para mantener seguras a las comunidades", dijo Youssouf Traoré, presidente de la Sociedad de la Cruz Roja de Guinea. "Los actos de violencia contra los voluntarios son absolutamente inaceptables."

Toda acción que obstaculice la labor de quienes están respondiendo a la epidemia de ébola impide que comunidades enteras reciban la ayuda que necesitan. Los entierros en condiciones seguras son un aspecto vital de la acción destinada a reducir el número de casos. Cuando los equipos de la Cruz Roja no pueden acceder a las comunidades y asegurarse de que los entierros se realicen en condiciones seguras, comunidades enteras quedan en situación de riesgo.

"Si los pobladores siguen teniendo ideas equivocadas sobre cómo se propaga el virus y continúan impidiendo que los voluntarios cumplan su labor, no lograremos detener la enfermedad", dijo Traoré. "Podremos contar con todo el material médico necesario para atender a los afectados, pero hasta que no cambiemos la percepción que se tiene de la enfermedad, no lograremos superarla."

Desde el brote que se produjo en marzo de 2014, la Sociedad de la Cruz Roja de Guinea se ha ocupado activamente de disipar los rumores y los mitos que rodean la enfermedad. A través de diversos canales de comunicación, se ha llegado a más de un millón de personas.

En consulta con las comunidades, líderes religiosos, familias y pobladores, la Cruz Roja ha ayudado a encontrar formas alternativas y dignas para que familiares, amigos y comunidades rindan honores a los fallecidos, reduciendo al mismo tiempo el riesgo de infección. A través del trabajo con los voluntarios y de la radio y la televisión, la Cruz Roja ha difundido información a fin de mitigar tanto el temor como el estigma.

"La participación de la comunidad es crítica para reducir los casos a cero", dijo Traoré. "Las comunidades deben comprender los riesgos que conlleva la enfermedad y la contribución positiva que los voluntarios de la Cruz Roja pueden hacer para su seguridad."

La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR), la Sociedad de la Cruz Roja de Guinea y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) instan a los asociados humanitarios, los Gobiernos y los medios de comunicación a continuar difundiendo mensajes sobre la enfermedad y sobre cómo mantenerse a resguardo.

"No es el momento ahora de descuidar lo que hemos logrado, tampoco es momento de retirarnos. Ahora es el momento de seguir adelante, lograr reducir los casos a cero y mantenernos ahí", dijo Traoré.

Esta es una declaración conjunta, publicada por el CICR, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, y la Cruz Roja de Guinea


Para más información, comunicarse con:

En Conakry

  • Youssouf Traoré, presidente, Cruz Roja de Guinea. Tel. móvil: +224 622 302 322
  • Moustapha Diallo, delegado de Comunicación, FICR. Tel. móvil: +224 622 121 493, moustapha.diallo@ifrc.org

  • Barry Alpha Oumar, CICR, Tel. móvil: +224 628 408 837, albarry@icrc.org

En Addis Abeba/Nairobi

En Ginebra

  • Nicole Robicheau, coordinadora general de Comunicación sobre el ébola, FICR, Tel. móvil: +41 79 124 41 26, nicole.robicheau@ifrc.org
  • Jean-Yves Clémenzo, CICR, Ginebra, Tel. móvil: +41 79 217 32 17, jclemenzo@icrc.org